Sin freno. El precio del asado se triplicó en un año


El asado del domingo corre peligro. El del sábado también. En momentos de caída de los ingresos y de baja récord del consumo de carne en la Argentina, el precio del asado se triplicó en un año. Y no sólo eso, algunos cortes vinculados a la milanesa –un clásico criollo– subieron más del 70% en doce meses pese a los esfuerzos oficiales por contener los aumentos.

La información se desprende de los precios promedio que difunde el Indec con el IPC. Según esos datos de marzo pasado, los valores del kilo de asado –un corte popular– que relevó el organismo sufrieron una variación de 193% en el Gran Buenos Aires en el último año. Otros cortes también tuvieron subas más elevadas que la inflación a doce meses. El kilo de paleta avanzó 80,8%, mientras que el kilo de la carne picada común tuvo alzas de 65,4%; y el de cuadril se disparó 73,7%.

La milanea, plato argentino de muchos mediodías y noches en familia, se hizo menos accesible por sus insumos cárnicos. La nalga subió 74,3%. El organismo no releva los precios para el peceto.

La milanesa, un clásico local, que sube sin parar de precio

Según FIEL, todo el rubro “carne vacuna” subió 21,4% el primer trimestre, un dato muy por encima de la inflación de enero, febrero y marzo, que marcó 13%, según el IPC. Las dos primeras semanas de abril, las subas aflojan poco: llevan un alza de 2,9% con relación al promedio de marzo contó la economista Nuria Susmel. Los precios mayoristas subieron 3,9% en marzo y suman más presión.

“Hay más exportación y se vio un cambio de composición de demanda”, afirmó el director de LCG, Guido Lorenzo. “Se exportó animales con buen peso y se quiere reponer y engordar rápido. Eso no es fácil, y los granos para el engorde, incluso por feedlot, están más caros”, acotó.

“Hay una demanda inelástica. La carne sube y la gente que puede sigue comprando. No se termina de deprimir el precio por falta de demanda”, cerró el economista.

“Hay una desaceleración [de los precios minoristas], pero el crecimiento en abril no es menor”, estimó el economista Marcos Buscaglia. Su equipo afirma que, en las primeras semanas de este mes, las alzas rondan el 5%.

El Gobierno mantiene hasta el 30 de abril un plan oficial con cortes de carne populares con precios 30% más bajos que en diciembre del año pasado. Los productores sospechan que las amenazas de la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, de subir las retenciones o los nuevos registros de información para trabar las exportaciones tienen como objetivo forzarlos a cerrar un nuevo acuerdo que dure todo el año o hasta despues de las elecciones legislativas de octubre. En el campo comenzaron a idearse medidas de fuerza.

Más allá de los cortes de carne tradicionales, otros derivados complican a las familias. Según LCG, el pollo subió 50,9%; las hamburguesas, 30,4% y las salchichas, 20,2% entre el primer trimestre de 2020 y el de ese año.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *