“Sin conducción”: fuerte crítica de once entidades del agro a Fernández


Once entidades rurales del centro norte de la provincia de Buenos Aires expresaron en un duro comunicado que el presidente Alberto Fernández dejó “al país virtualmente sin conducción”.

La crítica de las sociedades rurales y asociaciones de productores de San Pedro, Rojas, Salto, Pergamino, General Rodríguez, San Antonio de Areco, Capitán Sarmiento, Arrecifes, Baradero, Colón y Carmen de Areco, estuvieron enfocadas en las nuevas restricciones dispuestas por el jefe de Estado debido a la pandemia de coronavirus.

En una semana donde desde el mismo Gobierno se amenazó con más retenciones a la carne vacuna, y se anunció un registro para exportar, los productores pusieron en cambio su punto de atención en la pandemia.

“En una crisis sanitaria de orden mundial, nuestro gobierno ofende al sistema sanitario, aplica dolosamente la vacuna a militantes y privilegiados políticos. No siendo aun suficiente, condena a la ruina económica a vastos sectores de la sociedad”, dijeron las entidades. “Peor aún desalienta y obstaculiza la educación negando los méritos de esta en el mejoramiento social”.

Los productores expresaron su solidaridad “ante la ofensa recibida a los trabajadores de la salud y rechazamos las imposiciones que coartan la libertad de comercio y de trabajo”.

En este contexto, para las entidades del sector “el Presidente ha pulverizado en tan solo 18 meses su autoridad dejando al país virtualmente sin conducción”.

“Todo esto sin considerar el atropello so pretexto de la pandemia a las libertades individuales y el avasallamiento a la Justicia”, agregaron.

Por otra parte, ayer, en medio de la tensión por las medidas para la carne vacuna, la Mesa de Enlace solicitó una reunión urgente con los ministros Martín Guzmán (Economía), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) y Luis Basterra (Agricultura) para “tratar los anuncios referidos a restricciones, nuevos registros y permisos que serían impuestos” a este producto.

“Las estadísticas demuestran que entre 2006 y 2015, cuando estuvieron vigentes los llamados Registros de Operaciones de Exportación (ROE) -que fueron en rigor de verdad permisos, cuotas y no solo un mero registro- el objetivo buscado fue bajar los precios internos de la carne. Pero ello, no ocurrió: entre enero de 2006 y diciembre de 2011 el precio de la carne subió 300%, mientras que la inflación del país en el mismo periodo (según Indec e Inflación Verdadera), fue del 200%”, indicó la agrupación donde confluyen Federación Agraria, Coninagro, Sociedad Rural Argentina (SRA) y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

También sobre la carne vacuna se refirieron las asociaciones de criadores de las razas Angus, Braford, Brangus, Brahman, Hereford, Limangus, Shorthorn, Bonsmara, Sanga, Limousin, además de la Sociedad Rural Argenitna y la Sociedad Argentina de Tecnologias Embrionarias (SATE), fustigaron las medidas por la carne vacuna.

“El gobierno nacional anunció la reimplementación del Registro de Exportaciones con el claro objetivo de intervenir en el mercado de ganados y carnes, poniendo potencialmente en manos de los funcionarios del sector público quienes, cuánto y que podrán exportar”, indicaron.

“Considerar que esa medida es necesaria para asegurar el abastecimiento y los precios en el mercado es desconocer cuál es el consumo de nuestro país, qué proporción se exporta, cómo repercute en la oferta actual y cómo afectará en el futuro cercano”, añadieron.

Por último, remarcaron: “No debemos olvidar que intervenciones similares en el pasado reciente provocaron el desánimo y la liquidación del stock bovino, la desaparición de miles de productores y el cierre de plantas frigoríficas con pérdidas de decenas de miles de puestos de trabajo que hoy, recién después de casi una década, estamos intentando recuperar”.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *