Riesgo país. Se desplomó 7,5% y cayó debajo de los 2000 puntos por primera vez en dos meses



Fuertes alzas en los bonos por la voluntad de pago que mostró el Gobierno al lanzar un paquetazo impositivo Fuente: LA NACION – Crédito: Soledad Aznarez

La tasa de riesgo país se hundió ayer 7,5%, con lo que perforó la resistencia de los 2000 puntos y volvió a niveles que no mostraba desde mediados de octubre.

El marcado retroceso se produjo, según los analistas y operadores, por el fuerte paquete de ajuste fiscal que oficializó el Gobierno y la voluntad de pago que mostró.

Ocurre que, con la difusión del proyecto de ley, quedó claro que no trepidará en tomar nuevamente recursos del Banco Central (BCRA) o de aumentar la asistencia financiera que recibe del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses para honrar pagos, mientras buscará avanzar en la renegociación de la deuda.

Con este impulso, la tasa de riesgo cayó en la jornada de 2137 a 1977 puntos (170 puntos o 7,5%) por las mejoras de hasta 8,5% que registraron las cotizaciones de los bonos en dólares localmente (como en el caso del Bonar 2020) o las mejoras de hasta 6% que se anotaron otros títulos en el exterior.

“Las mayores alzas se dieron entre los títulos que pagan en el corto plazo, porque sus valores de mercado no tenían incorporado ese escenario de esfuerzos para cumplir con los pagos”, explicó Leonardo Chialva, de Delphos Investment.

“Se despejó una duda clave: se paga mientras se negocia y se paga con reservas de las cuales el Ejecutivo se hace con letras intransferibles”, señaló su colega Gabriel Caamaño, de Estudio Ledesma, al explicar la reacción del mercado.

Al respecto, vale recordar que el propio ministro de Economía, Martín Guzmán, había eludido responder en su primera conferencia si se mantendrían los pagos de la deuda por vencer mientras se encaraba la negociación para reestructurarla.

Ayer, los rebotes incluso alcanzaron y resultaron aun mayores entre los bonos en pesos, entre los que llegaron al 9%, al confirmar el mismo proyecto de ley que esos papeles ya no estarán alcanzados por el impuesto a la renta financiera. En este caso, se destacaron las mejoras de los Bocon PR15 (+13,5%) y PR13 (+13%) y del Boncer 21 (+9,9%), entre otros.

“Lo que se desprendió de la conferencia de Guzmán y del proyecto de ley es que el Gobierno quiere encarar una renegociación de la deuda sin incumplir sus compromisos. Es lo que valora el mercado”, explicó el economista y asesor de inversiones Nery Persichini, de GMA Capital.

“Esto es simple: si le subís impuestos al sector privado, baja la prima de riesgo del sector público. Para los acreedores, cuanto más impuestos nos pongan, mejor para ellos. Lo único que quieren es cobrar”, sentenció, para traducir la reacción del mercado, el economista Carlos Rodríguez.

“Los bonos tuvieron una muy buena jornada, mostrándose tomadores desde el inicio de la misma”, reseñó en su informe diario el Grupo SBS.

Ese comportamiento permitió además mantener acotadas en la fecha las cotizaciones libres del dólar que surgen de arbitraje de monedas con bonos, que cerraron sin cambios (como el dólar MEP, que se mantuvo a $73,12) o levemente a la baja (el CCL cayó a $75,12), pese a que se restringió más el acceso al mercado cambiario al oficializarse un recargo del 30% a la compra de dólares que ni siquiera será tomado como anticipo de impuestos.

Acciones, a contramano

La oficialización de un amplio paquete de medidas, por el contrario, provocó un ajuste del 2% en el principal índice de precios de la Bolsa local (S&P Merval), que venía de acumular una mejora del 8,5% promedio en las últimas cuatro ruedas.

El reacomodamiento a la baja fue precipitado por las caídas del 5% al 8% que mostraron las acciones de las empresas energéticas (Edenor, con una baja del 7,7% fue la más afectada), tras confirmarse que el proyecto de ley contempla prorrogar por otros seis meses el congelamiento de las tarifas mientras se encara una revisión integral de su esquema bajo otros parámetros.

Sin embargo, eso no ocultó una caída general de precios, que refleja la preocupación por una presión impositiva otra vez en alza.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1