Qué es la ilusión monetaria y cómo impacta en tu economía personal



Un aumento integral de los precios reduce la capacidad de compra, mientras que queda inalterado el poder de compra del Banco Central, única entidad que puede imprimir dinero.

El término “ilusión monetaria” fue acuñado por el economista Irving Fisher, que en 1928 publicó el libro Money illusion, en el que lo define como “no percibir que el dólar, o cualquier otra unidad monetaria, aumenta o disminuye su valor”. Es una falla en la distinción entre magnitudes nominales de las reales. El primer ejemplo se da en Alemania al final de la Primera Guerra Mundial, en el contexto de hiperinflación, en el que un comerciante estaba conforme vendiendo remeras muy por encima de los costos a los que las había conseguido. Sin embargo, a medida que las vendía, perdía poder adquisitivo de otros bienes que subían su valor en magnitudes más elevadas. Fisher concluyó que las personas piensan en su riqueza en términos nominales y no reales, lo que da una falsa sensación de seguridad para la riqueza de un individuo.

Fisher destaca a la ilusión monetaria en las fluctuaciones del ciclo económico. El aumento de los precios durante el repunte estimularía la demanda de inversión e induciría a las empresas comerciales a aumentar su endeudamiento, lo que provocaría un aumento en la tasa de interés nominal. Los prestamistas los acomodarían aumentando sus ahorros en respuesta al incremento de la tasa nominal, sin tener en cuenta que, debido al avance de la inflación, la tasa de interés real no había crecido, sino disminuido. En los mercados financieros sucede algo similar, los inversores tienden a encontrar más atractivas las acciones que están a bajo precio por el simple hecho de estar más cerca de cero y más lejos del infinito, lo que tiene inherente un mayor potencial de aumento, aunque no correlacione con su valor futuro.

Para explicarlo basta un ejemplo. Supongamos que su sueldo a diciembre de 2020 es de $50.000 y su empleador sugiere dar un aumento del 50% para 2021. Teniendo en cuenta que la inflación será del 40% anual, esta cifra alcanzaría para más que compensarlo. Sin embargo, se decide pagar en enero los correspondientes $25.000 de aumento al sector “A” del personal, mientras al sector “B” se le otorgará el mismo monto en dos tramos en enero y junio por $12.500 cada uno, ¿en qué grupo preferiría estar? La matemática dice que es mejor la primera opción. El dinero posee valor en el tiempo y sobre todo en una economía inflacionaria. Sin embargo, la parte psicológica no queda tan clara: para junio, quien haya cobrado $25.000 a comienzos de año, sentirá que ya ha perdido gran parte de su poder adquisitivo y que debe esperar 6 meses más para poder volver a negociar. En tanto, quien reciba una nueva suma en junio sentirá un alivio y que solo restan 6 meses hasta volver a abrir paritarias.

Poco de lo anterior tendría sentido si no existiese la suba de precios generalizada. El impuesto inflacionario es el efecto que produce la emisión de moneda sobre su valor en relación con otros activos. Un aumento integral de los precios reduce la capacidad de compra, mientras que queda inalterado el poder de compra del Banco Central, única entidad que puede imprimir dinero. La inflación, entonces, beneficia a quien tiene billetes y monedas en su pasivo (el Estado), y reduce poder de compra a quienes tienen billetes y monedas en su activo: con el mismo monto ahora se puede adquirir una menor cantidad de bienes y servicios.

Lo importante es evaluar si el poder de compra se sostiene en el tiempo. Esto también sucede entre países, que, mediante la métrica del PPP (se evalúa crecimiento, productividad y tipos de cambio), permite comparar la capacidad de acceso a bienes y servicios con igual ingreso. Es decir, si un argentino gana $125.000 (US$1000), improbablemente pueda comprar la misma cantidad de bienes y servicios que quien cobre 778.000 pesos chilenos (US$1000) en aquel país, ni alguien que cobre US$1.000 en Estados Unidos.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2