Preocupación empresarial. Miguel Blanco: “No se sabe hacia dónde se va”



El director general de Swiss Medical y coordinador del Foro de Convergencia Empresarial, Miguel Blanco Fuente: Archivo

El director general de Swiss Medical y coordinador del Foro de Convergencia Empresarial, Miguel Blanco, dijo hoy que los empresarios viven con preocupación las medidas que está adoptando el gobierno de Alberto Fernández.

“Estamos convencidos que la recuperación de la Argentina esta de la mano del sector privado”, dijo Blanco en diálogo con LA NACION, e instó al Gobierno a que se sancionen medidas que “promuevan el crecimiento y la inversión en los distintos sectores de la economía”.

Según Blanco, actualmente se vive una situación de “incertidumbre”, pues “no se sabe hacia dónde se va”. “Se toman medidas y luego se dan vuelta”, dijo, en relación a la precipitada suspensión del aumento a las prepagas días atrás por el presidente Alberto Fernández, y a los rumores sobre el probable levantamiento de la medida que suspende las exportaciones de maíz.

Para Blanco, estas idas y venidas del Gobierno generan “un clima negativo para la inversión y sin incentivos para tomar gente”. Por ello, el coordinador del FCE sostiene que es necesario “alertar” sobre la situación que están atravesando los empresarios.

“No recibimos ninguna llamada del Gobierno, pero estamos abiertos al diálogo”, puntualizó Blanco, que asegura que en el sector están “preocupados como empresarios y como argentinos”.

Comunicado

Más temprano, el Foro de Convergencia Empresarial (FCE) cuestionó la “repetida intervención del Estado en las actividades del sector privado de la economía, a través de medidas similares a las tomadas en el pasado que tuvieron efectos adversos” que “afecta el crecimiento económico y el proceso de inversión privada, que ya está en mínimos históricos”.

En un comunicado que difundieron este mediodía, los empresarios mencionan entre las medidas, “la intervención del mercado de Servicios de Tecnología de la Información y las Comunicaciones a través del DNU 690/20, la prohibición de las exportaciones agropecuarias, el congelamiento de precios de alimentos y servicios y de las tarifas de electricidad y gas y la anulación del aumento otorgado a la medicina prepaga el mismo día en que el mismo había sido aprobado”.

“Los efectos adversos de estas medidas ya se experimentaron en el pasado: disminución del área sembrada de los cultivos cuya exportación está prohibida o limitada, pérdida de cabezas de ganado en los rodeos, pérdida de mercados de exportación que luego son muy difíciles de recuperar, disminución de la producción de gas y petróleo que trae como consecuencia la necesidad de importar combustibles como ya se está previendo para este invierno, desabastecimiento de productos y la consecuente pérdida de inversiones y empleo”, enumeraron.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *