Precios máximos: la industria alimenticia rechaza extenderlo y advierte sobre posibles desabastecimientos



En un comunicado, Copal advirtió sobre la “crítica situación” del sector e indicó que podría haber desabastecimiento de continuar con el congelamiento de precios; el programa está vigente desde marzo pasado Fuente: LA NACION

La industria de productos alimenticios rechazó la propuesta de la Secretaría de Comercio Interior de extender por tres meses más el programa Precios Máximos, que se encuentra vigente desde marzo pasado, aunque en este tiempo se autorizaron dos aumentos, en julio y en octubre.

En un comunicado, la Comisión Directiva de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) señaló que el “sostenimiento en el tiempo de la política de Precios Máximos pone en riesgo en lo inmediato el normal abastecimiento de los alimentos y bebidas en nuestro país, generando el cierre de empresas con la consecuente pérdida de fuentes de trabajo de la industria (actualmente más de 400.000 puestos de trabajo directos)”.

La entidad, que nuclea a 35 cámaras sectoriales y representa a más de 14.500 empresas, se expresó en “total desacuerdo y preocupación” frente a la decisión de extender el congelamiento, “luego que se expusiera la crítica situación que enfrenta la industria de alimentos y bebidas”.

“Los representantes coincidieron en que resulta insostenible la política de congelamiento de precios y que ello queda reflejado en los distintos aumentos de costos que el sector ha sufrido y que representan un incremento promedio del 26%. Si bien estas cifras son constatadas por las autoridades, no fueron consideradas para brindar los respectivos aumentos autorizados, que resultaron escasos y esporádicos y que distan sensiblemente en magnitud y temporalidad para cubrir los costos”, dice el comunicado difundido hoy.

Copal remarca que desde el comienzo de la pandemia, la industria de alimentos y bebidas fue declarada actividad esencial, y que eso ha demostrando “su espíritu de acompañar el proceso con todas las dificultades que eso implicaba, tanto para el abastecimiento como para satisfacer las necesidades de los consumidores. En este contexto, se requiere que se reconsidere la aplicación de una medida inmediata para revertir la situación y evitar el agravamiento de esta crisis sin precedentes”.

La Secretaría de Comercio Interior, que conduce Paula Español, había autorizado una actualización de precios de hasta 4,5% en julio y otra de entre 2 y 6%, el mes pasado, para adecuarse al alza de los costos.

Además, la industria rechazó los avances en el proyecto de alimentación saludable, el cual coincidieron en que “se trata de un proyecto que demoniza la actividad y los productos que la industria de alimentos y bebidas elabora, destacando que no se ha dado el debido debate intersectorial, y expresando la profunda preocupación, porque este no preserva las bases para la armonización normativa en el Mercosur, espacio que se encuentra dando tratamiento y sobre el cual la industria de alimentos y bebidas de la región se ha pronunciado en favor de una resolución en el tema”.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *