Precios máximos: la cámara de comercio de EE.UU. pide más aumentos y eliminar el programa



Según las empresas, el control de precios amenaza el abastecimiento Fuente: Archivo

La Cámara de Comercio de los Estados Unidos (AmCham) pidió al Gobierno que no vuelva a prorrogar el programa Precios Máximos al término de su próximo vencimiento, el 31 de enero, y que lo elimine, debido a que provoca “la pérdida relevante de sustentabilidad del negocio” a sus empresas afiliadas, en su mayoría, multinacionales con presencia en la Argentina.

Precios Máximos fue lanzado en marzo pasado, al inicio de la cuarentena impuesta por la pandemia de coronavirus. Al principio, los precios de unos 2300 productos (alimentos, bebidas, higiene y cuidado personal) fueron retrotraídos al nivel que tenían el 6 de marzo y se congelaron, aunque luego, en sucesivas prórrogas, se fueron permitiendo algunos ajustes.

Amcham viene solicitando aumentos de precios en el marco del programa desde hace varios meses a través de cartas y encuentros con distintos funcionarios como el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español. Ahora, a medida que se acerca el final previsto inicialmente para Precios Máximos, la cámara decidió resumir sus pedidos y propuestas al Gobierno en un documento interno.

“El transcurso del tiempo hace no sustentable esta resolución”, sentencia la cámara, y advierte que “resulta muy difícil para el sector privado mantener el normal abastecimiento de los productos alcanzados, pudiendo afectar la sustentabilidad económica de algunos de ellos, desincentivando la inversión y los modelos de negocios relacionados”. Al mismo tiempo, AmCham reclama que durante el periodo de vigencia actual de la norma sean autorizados dos o tres aumentos de precios “que permitan al menos no agravar la situación a hoy”.

“Transcurridos ya ocho (8) meses de una medida considerada y reconocida como coyuntural, pero en un entorno inflacionario de entre el 3-4% mensual y con el otorgamiento de aumentos que alcanzaron en ese periodo entre el 5 y 6.5%, la pregunta es cuán sostenible es”, se pregunta la entidad en el documento.

AmCham afirma que no pierde de vista “la situación de vulnerabilidad de vastos sectores de nuestra sociedad y la relevancia en la canasta familiar de algunos de los productos esenciales alcanzados por la normativa”, razón por la que propuso a las autoridades una salida “consensuada y equitativa” del programa que ya había cosechado críticas hace unos días de otras entidades como la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal). El plan de salida al Programa de Precios Máximos contempla no solo “las legítimas preocupaciones en torno al clima de negocios en el país, sino también los esfuerzos del sector privado por contribuir a mejorar el contexto socioeconómico”, señala la cámara de comercio norteamericana.

Por último, en el paper, AmCham Argentina “reafirma el valor de la libre empresa, del derecho a ejercer la industria lícita, de comerciar y de disponer de la propiedad privada, tal como establece el artículo 14 de nuestra Constitución Nacional”

Según se detalla en el documento, los principales puntos de la propuesta son:

. No prorrogar la resolución 100/2020 a su vencimiento (31/01/2021). Se fundamenta en la perdida relevante de sustentabilidad del negocio. A lo largo de este periodo se ha registrado un aumento en los costos operativos en el rango del 15-27%, basado en múltiples factores como, la devaluación de la moneda sobre los insumos importados (el 62% promedio de la estructura de costos son insumos importados o afectados por la evolución del dólar), incrementos adicionales en la mano de obra por la implementación de acuerdos salariales dentro y fuera de convenio y otros efectos en los insumos locales (mayormente provocados por la escasez de producción, ya sea por limitaciones en su transporte, restricciones a la importación o imposibilidad parcial o total para producirlos).

. Autorizar en el periodo de vigencia actual de la norma 2 o 3 aumentos de precios que permitan al menos no agravar la situación a hoy. Resulta muy difícil para el sector privado mantener el normal abastecimiento de los productos alcanzados, pudiendo afectar la sustentabilidad económica de algunos de ellos, desincentivando la inversión y los modelos de negocios relacionados.

. Ampliar significativamente la cantidad de productos alcanzados por el programa de Precios Cuidados: incluir productos variados, de calidad, mediante los cuales se garanticen la cobertura de la canasta básica. Sería aconsejable que a la fecha de renovación de Precios Cuidados -7 de enero próximo- se derogue la Resolución 100/2020 [Precios Máximos], liberando los productos alcanzados por esta norma de manera tal de avanzar hacia un único programa que resguarde, por un lado, los derechos de los consumidores más afectados por los efectos económicos de la pandemia y brinde, por otro lado, previsibilidad y sustentabilidad al entramado productivo afectado por esta disposición.

. No siendo prorrogada la norma, el sector empresario podrá asumir un proceso escalonado de recuperación de precios en los 6 meses posteriores a su cancelación o no renovación.

Consultado por LA NACION sobre las razones por las cuales Amcham elaboró este informe, su CEO, Alejandro Díaz, señaló que “el tiempo es el problema. En la primera reunión que tuvimos en marzo con Kulfas, él nos dijo esto era coyuntural, para un período de reacomodamiento de variables, y eso era razonable. Ahora seguimos conversando pero no se acuerda el proceso definitivo de salida del programa. Esto se dilata y de aquí hasta el 31 enero perdés 7 u 8 puntos más de rentabilidad”, explicó. El directivo afirma que no se trata de un reclamo porque siente que el Gobierno escucha y ya está en ese camino al excluir determinados productos de determinadas categorías, pero insiste en el que correr del tiempo empeora la situación de las empresas.

Entre los socios de AmCham hay compañías de consumo masivo como Coca-Cola, Kimberly-Clark, Johnson & Johnson, Quilmes, Pepsi, Walmart y Libertad, entre otros. Precisamente, en el sector empresario completan el diagnóstico de la cámara con otro análisis, aunque no quieren hacerlo on the record. “El gran problema es que [en el Gobierno] no saben cómo salir. Quieren un compromiso de que no haya fuertes aumentos cuando termine el acuerdo, que en febrero no haya aumentos de 25% de golpe. Pero no se dan cuenta de que eso nadie lo va a hacer. En este contexto recesivo hacer eso sería perder clientes”, razonó un ejecutivo.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *