Porcinos. Por qué es clave tener una estrategia integral de producción



Especialistas analizaron los desafíos del sector de productor porcino Fuente: LA NACION – Crédito: Diego Lima

En un panel de especialistas organizado por Provimi Cargill Nutrición Animal se debatió sobre los temas más importantes del negocio porcino.

Javier Sarradell, experto en sanidad; David Gavioli, especialista en nutrición, y Sergio Ferrero, experto en manejo, estuvieron acompañados de Guillermo Cáceres, gerente técnico comercial de la división cerdos de la compañía, en una conversación que apuntó a brindar un panorama a profesionales y productores del sector.

Gavioli se refirió a la importancia de la inversión en el engorde, a la estructura de costos de la etapa y a su importancia en el negocio porcino. “Para que los productores tengan un buen retorno, tenemos simplemente que hacer una estimación del mercado, que es muy variable. Lo que podemos controlar es la inversión que podemos hacer en cada una de las fases nutricionales. Por eso la importancia de las decisiones a tomar respecto a la alimentación y cómo vamos a trabajar sobre los requisitos de nutrición que necesita el cerdo en cada una de las fases”, afirmó.

Según sostuvo, el consumidor de carne está cambiando y cada día es más exigente; además, que el mercado es mucho más competitivo y profesionalizado, desafiante y cambiante en donde los productores porcinos son ahora empresarios de la producción cárnica. “Estamos haciendo una innovación de nuestros productos en cada una de nuestras líneas, los consumidores de carne son más exigentes. Necesitamos siempre estar al frente del mercado para buscar la máxima rentabilidad posible”, indicó.

El panel de especialistas que analizaron la situación del sector

Ferrero se refirió al control del ambiente de producción, el consumo de agua y alimento y el funcionamiento de los comederos y la sanidad. “Son los tópicos más importantes en esta etapa. Juega un papel muy importante el plan alimenticio porque nos determina el costo de producción. Si no damos buenas condiciones de ambiente, si no tenemos buenos controles de ventilación, si no adecuamos las temperaturas a las necesidades de los cerdos, probablemente sea mucho más difícil lograr resultados productivos”, aseguró.

Según dijo Cáceres, todo lo que se hace en la etapa de crecimiento y terminación es para darle bienestar al cerdo, para que tenga un buen consumo y pueda expresar todo su potencial de crecimiento.

Sarradell sostuvo que si hay una nutrición pobre en proteína se va a predisponer la aparición de trastornos digestivos y alteraciones en la microbiota. “Todo lo que podamos hacer para desarrollar una microbiota digestiva más balanceada nos va a ayudar en la reducción de antibióticos. Mantener nuestro status sanitario y evitar desequilibrios en la población por el ingreso de una nueva bacteria realmente nos va ayudar muchísimo a esa reducción del uso de antibióticos, porque si estamos expuestos al ingreso de agentes que producen brotes de enfermedad, eso genera un desequilibrio importante en los flujos de producción”, indicó.

Cáceres destacó que el manejo, la sanidad, las estrategias de nutrición y alimentación deben ser tratados como una solución integral en las granjas de producción porcina. “Necesitamos tener estrategias nutricionales integradas, bien definidas en función del objetivo productivo buscado por el productor y la más propicia de acuerdo al contexto del negocio y del mercado”, concluyó.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2