Por qué los productores siembran en verde sobre cultivos de servicios



La condición hídrica es importante para las siembras en verde

La siembra en verde de maíz y soja sobre Cultivos de Servicios (CS) reporta diversos beneficios en los planteos que apuntan a la sustentabilidad, según testimonios de productores que integran Aapresid.

Bernardo Romano, de Chivilcoy, siembra en verde maíz temprano y tardío, o soja, sobre CS generalmente vicia sola o consociada con centeno. “Esta técnica me permite maximizar la ventana de crecimiento del CS, ganar biomasa y aportar más N y C”, cuenta. Elige el momento óptimo de siembra en función del estado fenológico del CS, los pronósticos de lluvias y la humedad del suelo.

Para Ramón García de la Regional Aapresid Los Surgentes- Inriville es una opción para intensificar la rotación Maíz-Trigo/Soja de segunda, haciendo entrar un CS de vicia pura o consociada con centeno o trigo de buen volumen entre una soja de segunda y un maíz de septiembre u octubre.

Marcelo Arriola de la Regional Aapresid Pergamino-Colón también las elige para sembrar maíces sobre vicias entre agosto y hasta noviembre. “Las siembras en verde dan continuidad a la presencia de raíces vivas y, por tanto, a la vida en el suelo. En siembras tempranas de maíz nos aseguramos adelantar al máximo la siembra del CS para asegurar una buena acumulación de biomasa y N”, dice.

Además, las siembras en verde mejoran la operatividad de la sembradora: “el CS vivo está bien anclado al suelo y evita que la máquina arrastre material”, explica Romano. “El tren de siembra corta mejor el residuo, por lo que es posible arrancar a sembrar a la mañana temprano y hasta bien entrada la tarde sin esperar a que se oree, ganando horas de trabajo”, agrega García. A esto se suma el mejor control de malezas, evitando el uso de residuales y estirando la primera aplicación hacia V4.

Si bien uno de los objetivos de la siembra en verde es maximizar la acumulación de biomasa del CS, el volumen excesivo puede jugar una mala pasada. Por eso, una de las claves de una buena siembra en verde es la puesta a punto de la maquinaria. Según Romano, “la sembradora debe estar en óptimas condiciones, en especial los implementos cortantes y tapadores”.

Aun así, García no recomienda la técnica con CS por encima de las 9 t de MS/ha. “Complica la siembra y la emergencia del cultivo posterior”, dice. Los equipos con cadenas presentan los mayores problemas porque tienden a enredarse con la vicia, que además de voluminosa está ya lignificada.

Romano resuelve este problema adelantando la fecha de siembra del cultivo de grano o con un rolado previo. Sin embargo, Arriola advierte que en siembras tempranas hay que prestar atención al riesgo de rebrote del CS. “Una siembra en verde de maíz en septiembre puede coincidir con una vicia en estado vegetativo más difícil de matar, incluso con rolado. Esto puede obligar el uso de desecantes, práctica que conviene evitar”, advierte.

Temperatura del suelo

Otra cuestión es la temperatura del suelo, que asume un rol clave. “Elegimos cuchillas turbo agresivas – con menos cantidad de ondas – para hacer surco de siembra más ancho y subir la temperatura del suelo. También nos aseguramos de sembrar profundo, donde la temperatura es más homogénea, para asegurar una emergencia pareja”, agrega García.

El buen cierre del surco de siembra es un punto a considerar, que sobre CS vivo es más complicado. “Si el surco de siembra queda abierto las plántulas recién emergidas pueden quedar mal ancladas, expuestas a lluvias excesivas o al roce de sus tallos con el CS seco. Esto reduce el stand final”, precisa García. Para resolverlo, recomienda el uso de ruedas tapadoras agresivas. Además, destacan que conviene estar más atentos al control de cortadoras o chinches, que en esos lotes suelen estar en altas poblaciones.

Los productores coinciden en que lo más importante a la hora de decidirse por una siembra en verde es la disponibilidad hídrica: sin señales de lluvias inminentes o con suelos secos habrá que pensarlo dos veces. Es el caso de García, que este limita la técnica a lotes con napa.

Pero Romano se le anima aún en años como este: “Teniendo en cuenta las lluvias pronosticadas sigo eligiendo esta técnica por encima de la tradicional. De hecho encontramos mayor humedad en suelos debajo de la vicia que bajo rastrojos”. Y parece no ser el único. “El 90% de los productores Aapresid en las zonas de Alberti, Bragado y 25 de Mayo se animaron a sembrar en verde”, advierte.

Arriola agrega que en siembras de soja sobre centeno o centeno+vicia, la técnica necesita más ajustes: “hay que evaluar cuán arriesgado es dejar un centeno consumiendo agua hasta la siembra de soja a mediados de noviembre, o si en estos casos es mejor seguir rolando en septiembre”.

Informe: Aapresid

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *