¿Podrá el Gobierno reducir las brechas sin devaluar?



Buen logro del Gobierno haber bajado las brechas cambiarias de la zona del 130%-150% a la zona del 80%-100%. Pero si no lograra bajarlas hacia el 20%-30%, más cuando existen retenciones a las exportaciones del agro del orden del 30%, será bien difícil considerar que la situación haya logrado ser estabilizada en forma consistente.

Convivir permanentemente con pocos incentivos para exportar, con altos incentivos para declarar menos exportaciones que las reales (ya hay evidencia de altos niveles de contrabando vía Paraguay y Brasil), a importar lo más posible, a declarar más importaciones que las reales o directamente lograr que se declaren importaciones que en realidad ni existen, con tal de cobrarlas al dólar oficial y luego vender esas divisas al dólar libre (hasta se dice que altos dirigentes de gobierno participarían de estas fraudulentas maniobras, lo cual no sé si es verdad o no, aunque en la Argentina, país donde la corrupción es sabido que es muy alta, es creíble); decía, convivir siempre con esto hace todo muy difícil.

Especialmente difícil será que el Banco Central acumule reservas en un ambiente tan poco propicio para ello.

¿Seguirá el Gobierno perdiendo reservas que no tiene, usando entonces divisas de los encajes o de Sedesa? No pareciera un camino promisorio

Pero las herramientas técnicas que tiene el Gobierno son muy escasas: ¿seguirá desprendiéndose de bonos a una tasa del 17% anual (con el consecuente aumento de deuda publica con privados)? ¿Seguirá perdiendo reservas que no tiene, usando entonces divisas de los encajes o de Sedesa (la sociedad que cuida por los depósitos bancarios? No pareciera un camino promisorio.

El otro camino sería el de poder “recrear altos niveles de confiabilidad”. Pero acá estamos en el juego del huevo o la gallina: ¿qué viene primero? ¿Lograr confianza o bajar la brecha? Si el FMI aceptara mantener brechas muy altas (sería bastante raro), podría ser que el logro del acuerdo que firme el Gobierno permitiera luego bajar las brechas sin maxidevaluaciones (pero dudo que bajen a menos del 50%),

Pero si el FMI no llega a sentirse “cómodo” con las brechas ni con la estrategia oficial para reducirlas, pareciera que el único camino posible será el de ensayar una maxidevaluación, por más que ahora se lo niegue.

Veremos.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *