Plazos fijos y otras inversiones: qué nuevas condiciones habrá para las exenciones impositivas



Para excluir activos financieros de la base imponible, deberán haber estado o estar a futuro una cierta cantidad de tiempo en el patrimonio Fuente: Archivo

Al mismo tiempo que prevé sumar exenciones para el impuesto sobre los Bienes Personales, el proyecto de ley enviado al Congreso por el Poder Ejecutivo busca disponer condiciones, vinculadas a la permanencia de activos financieros en el patrimonio del contribuyente, para que tanto las nuevas como también algunas exclusiones a la base imponible ya existentes efectivamente se apliquen.

En concreto, si se aprueba el proyecto, el dinero en plazos fijos, por ejemplo, deberá haber permanecido en ese destino por lo menos el 75% de los días del año al que corresponde el impuesto. Eso ya regiría para el ejercicio fiscal 2020, cuya declaración y pago se harán durante 2021. Y, entonces, para quedar exentos los depósitos deberán haber existido por al menos 274 días de este año bisiesto, contados en forma continua o discontinua.

Hasta ahora, para aplicar la exención se considera que la inversión o el depósito bancario exista en la “foto” del patrimonio sacada al 31 de diciembre del año por el cual se tributa. Eso, más allá de que la AFIP tiene atribuciones para controlar y podría entender que, en algún caso, hubo algún movimiento tendiente a eludir el pago del impuesto (como depositar dinero en un banco días antes de fin de año, para dejar esa parte del patrimonio al margen de Bienes Personales, y retirarlo pocos días después).

El proyecto de ley que fue anunciado ayer por el Gobierno deja abierta una opción para que quienes, llegado el último día del año en cuestión no hayan cumplido con la permanencia mínima del 75%, puedan verse alcanzados por la exención. Lo que debería hacerse es dejar el dinero en el banco o mantener la inversión correspondiente hasta el 31 de mayo del año siguiente, pero siempre que el activo en cuestión haya estado en el patrimonio desde el 1° de diciembre previo.

Las condiciones de permanencia en el patrimonio regirían para los activos financieros que ya están exentos del impuesto; es decir, los títulos, bonos y valores emitidos por el Estado en sus diferentes niveles (Nación, provincias, CABA y municipios) y los depósitos bancarios en pesos o en moneda extranjera (inversiones a plazo fijo y cajas de ahorro). Respecto de esto último, el proyecto tiene una cláusula que exceptúa de las condiciones para la exención a todos los recursos en cajas de ahorro que sean de fuente laboral o previsional: salarios, jubilaciones y pensiones y facturación del régimen de autónomos o del monotributo.

Y, además, se aplicarían para las nuevas exenciones al impuesto que busca disponer el proyecto. Se trata de las obligaciones negociables en pesos; los instrumentos de inversión en pesos con destinos productivos “que establezca el Poder Ejecutivo” y las cuotapartes de fondos comunes de inversión y certificaciones de participación de deudas fiduciarias de fideicomisos que estén integrados por, al menos, un 75% de activos financieros exentos de Bienes Personales.

En los considerandos de la iniciativa enviada al Poder Legislativo se señala que las condiciones que se buscan establecer para las exenciones tienen el objetivo de asegurar que no haya “maniobras destinadas a ahuecar” la base imponible del contribuyente.

Conforme a los criterios de

Más información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1