Planteos. Cómo aprovechar el agua al máximo



El suelo, recurso estratégico

Uno de los desafíos más importantes que tienen los sistemas productivos es cómo enfrentar los excedentes hídricos. Al respecto, la experiencia de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) arroja resultados útiles para quienes llevan adelante una estrategia. Este tema formará parte del XVIII congreso de la entidad, “Siempre vivo, siempre verde”, que desarrollará del 18 al 28 de agosto próximos.

Uno de los ejemplos es lo que sucedió en el sudeste de Córdoba que en los últimos años se vio afectado por excedentes hídricos y el ascenso de las napas, producto de desbalances entre la oferta y demanda hídrica. Esto dificulta las labores y genera pérdidas de producción, ni que hablar del deterioro de los suelos por procesos de salinización y compactación.

La Chacra Justiniano Posse de Aapresid se fundó precisamente para hacer frente a este contexto. Pero lo que inicialmente se identificó como un problema, lentamente se convirtió en oportunidad para diseñar estrategias mejoradoras a través de planteos ‘más verdes’ que permitan aprovechar el agua, ya sea para aumentar y estabilizar la producción de grano, o bien promover procesos de recuperación de los ambientes de producción.

Daniel Cotoras arrancó por sumar una vicia antes de soja en su rotación de tercios trigo/soja, maíz/soja, siendo la opción más sensata que le permiten su estructura, logística de maquinaria, tiempos operativos y distancia entre campos.

Los objetivos en este caso fueron aprovechar el agua de la napa para diversificar el planteo y generar servicios ecosistémicos de mejora de la salud de los suelos, aportando C, N y estabilidad de estructura.

Hoy Cotoras analiza ir por más e incluir un centeno previo al maíz en la rotación de tercios con el objetivo de transformar el agua en biomasa subterránea que mejore la estructura y fertilidad del suelo, y aérea, que acorte barbechos y compita con malezas. Otra alternativa es meter una vicia previa a maíz en rotaciones trigo-soja-maíz o bien pastorear los Cultivos de Servicio (CS) en planteos mixtos para transformar el agua disponible en carne.

En la misma línea, la firma Las Tres Marías adapta sus planteos verdes según necesidades. En ambientes que no permiten trigo, la inclusión de CS como vicia o triticale le permite ganar a las malezas y mejorar la calidad del suelo. Los CS de agropiro se incorporaron como una opción para frenar el avance de la salinización y socidicidad de los suelos en aquellos ambientes donde el anegamiento prolongado estaba afectando la productividad.

En los mejores ambientes donde la napa aprieta (1,4 m) la idea es transformar el exceso de agua en grano, apostando a los dobles cultivos, en especial con trigo, con secuencias como soja-trigo/maíz de segunda o maíz-trigo/soja 2da-trigo/soja de segunda. Los planteos de doble cultivo de renta exigen sin embargo un ajuste inteligente y cuidadoso de aspectos como: diagnósticos precisos de necesidades de fertilización, elección de genotipos según el aporte de biomasa – pensando que residuos excesivos pueden dificultar siembras posteriores-, largo de ciclo y tolerancia a bajas temperaturas.

Pero también donde la oferta hídrica es menor y errática hay quienes se animan a incluir una vicia en las rotaciones típicas de esos ambientes: soja-maíz tardío. Así, la opción soja-vicia/maíz tardío no solo ayuda a hacer frente al avance cada vez más decidido de las malezas, sino que además deja un extra de N biológico al maíz posterior, aumenta la disponibilidad del agua inicial para los cultivos estivales y estabiliza rendimientos.

Estos beneficios se cristalizan con el paso de las campañas y la ganancia de experiencia, que lleva a varios productores a dejar de usar pre emergentes en maíces tardíos luego de vicias de buena producción. También se ve cómo empieza a decaer la respuesta a la fertilización con N del maíz, gracias a que la vicia abastece gran parte de los requerimientos con N biológico.

Los planteos verdes son hoy una opción real para adaptarse a los desafíos que propone cada ambiente. También exigen empezar a ajustar cuestiones de manejo como fechas de siembra, densidad, siembras en verde, nutrición de los cultivos, logística de maquinarias, etc.

En el congreso de Aapresid, esta vez bajo un formato absolutamente virtual, el Programa Sistema Chacras Tendrá un lugar destacado. La Agricultura Siempre Verde contará con una plenaria exclusiva. Con panelistas como Gervasio Piñeiro, Luis Wall y Diego Ferraro, Guillermo Peralta y Martin Fraguío, entre otros, el Programa prevé además un panel de Bioeconomía para debatir el rol de la agricultura en un contexto global donde la Huella de carbono toma cada vez más protagonismo.

Desde el Chaco hasta la Patagonia, cada una de las 10 Chacras contará con espacios para compartir sus líneas de trabajo en reducción de brechas productivas, recuperación de ambientes degradados, agregado de valor, entre otras. La propuesta incluye desde talleres específicos, hasta una recorrida virtual por cada una de las Chacras con videos, contenido técnico y testimonios de sus protagonistas.

Informe de Aapresid

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *