Peor que 1989 y 2001 juntos: por qué esta es una crisis histórica para gastronómicos y hoteleros


La segunda ola de coronavirus azota a la Argentina y nuevamente los hoteles y restaurantes son los primeros comercios en verse afectados por las restricciones. Durante el año pasado el nivel de actividad cayó a valores similares a los de 40 años atrás y las perspectivas para este año solo agravan el panorama.

“La profundidad de la recesión sectorial es de tal magnitud que, en comparación histórica, grandes crisis macroeconómicas quedan minimizadas. La caída del 2020 es peor que una situación hipotética en la cual las crisis de la convertibilidad 2001-2002 y de la hiperinflación 1989-1990 se hubieran dado juntas”, aseveraron desde la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA).

Según un informe realizado por Invecq Consultora Económica a pedido de FEHGRA, el cual tomó datos del INDEC y el Ministerio de Trabajo, si se considera el período abril-diciembre 2020 el retroceso en el nivel de actividad del sector fue del 62,3%.

A su vez, en enero de este año la cifra se mostró 39% por debajo en términos interanuales, lo que indicó que “la flexibilidad parcial desde septiembre 2020 no generó un nivel de actividad normal”.

“No se trata de una crisis coyuntural de la cual será rápido recuperarse. Los efectos sobre la estructura empresarial del sector son profundos”, señalaron. De acuerdo con números de la entidad, antes de la implementación de las nuevas restricciones ya había desaparecido el 10% de las empresas del sector, es decir, más de 8.000 comercios.

En cuanto a la pérdida de puestos de trabajo, hasta el momento 170.000 personas se quedaron sin empleo en el sector hotelero gastronómico entre el cuarto trimestre del 2019 y el cuarto trimestre del 200. La cifra representa la destrucción aproximada del 25% del empleo total de la industria.

“Cada vez más afectado por restricciones puntuales -ahora con prohibición de trabajar en el interior de los establecimientos en el AMBA, medida que se suma a las restricciones horarias-, el sector vuelve a ser castigado, a pesar de implementar protocolos y aforos con gran responsabilidad e inversión, y transformar a los espacios en lugares seguros. Esta grave situación solo generará más destrucción de empresas y empleos”, apuntaron.

En la búsqueda de medidas “urgentes” que sostengan la actividad del sector, desde la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica apelaron al Gobierno y le solicitaron la puesta en funcionamiento de herramientas como el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Si bien el Fondo Complementario REPRO II para Turismo para el Ejecutivo sería el reemplazo del APT, desde FEHGRA señalaron que asiste solo a 40.000 empleados turísticos, cuando la actividad ofrece trabajo a un aproximado de 1.200.000 personas en todo el país.

Además, resaltaron que los números exponen “la grave situación” que atraviesa la industria y recordaron que es una actividad estratégica para las economías regionales del país que genera más de 650.000 puestos de trabajo. ”Es el segundo sector de importancia medido por el derrame en el resto de la economía y el complejo turístico es el tercer exportador y generador bruto de divisa”, aseguraron.

El protocolo presentado por el hotel NH de Avenida CórdobaIgnacio Sánchez – LA NACION

Al analizar por subsector, la hotelería cayó 68% interanual durante todo 2020 y 95% en el período abril-diciembre 2020, mientras que en enero el número volvió a caer 54% con respecto al año anterior.

En tanto, la gastronomía mermó 45% interanual durante todo el año pasado y 54% desde abril hasta diciembre, mientras que en el primer mes del año mostró pérdidas del 36% interanual.

“En términos internacionales, si bien el sector fue partícipe de la crisis en el resto de los países del mundo, identificamos una caída en nuestro país de magnitudes superiores que el resto del mundo. A modo de ejemplo, durante el semestre marzo-septiembre 2020 la actividad cayó -62% en Argentina y -45% en los países de la Unión Europea”, compararon.

De acuerdo con la investigación de Invecq, la hotelería y gastronomía argentina representa el 3% del Valor Bruto de Producción y durante los últimos 15 años creció más que la economía en su conjunto: en ese período de tiempo aumentó 77% la cantidad de empleos registrados, cuando a nivel general la economía generó un crecimiento aproximado del 41%.

“Un dato alarmante al respecto es que, desde la flexibilización de las restricciones sobre la actividad en septiembre del 2020, la destrucción de empleo asalariado registrado no se ha detenido. Mientras que en el período marzo-agosto 2020, desaparecían mensualmente en promedio 5.700 trabajadores asalariados, en el período septiembre 2020- enero 2021 la caída mensual promedio de los trabajadores asalariados fue de 4.100. Sobre este escenario laboral, vuelven las restricciones sobre la actividad”, concluyeron.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *