Pavas y planchas. Crearon un negocio solidario reparando electrodomésticos



Newsan IN es un programa de triple impacto que está orientado a generar una salida laboral y extenderle la vida útil a los productos

Clara Suárez y Jessica Díaz forman parte de la unidad productiva Electrotec. Arreglan desde pavas y planchas hasta placas eléctricas de cualquier electrodoméstico. Después de muchos meses de capacitación ambas tienen un trabajo al que era impensado llegar. Hace unos años participaban de la Asociación Civil Joven Levántate en La Matanza. Ahí conocieron el proyecto de Newsan IN y la Fundación Tzedaká.

Newsan, conocida por sus marcas de electrodomésticos Noblex, Atma, Sanyo y Philco, descarta millones de productos por fallas técnicas. Junto a la Fundación brindan capacitaciones y trabajo a personas de barrios vulnerables para que arreglen cada aparato. Luego todo se vende a través de un e-commerce solidario a precios mucho más accesibles.

“Todos los dias aprendemos cosas nuevas y las implementamos para que nuestro modelo de negocio funcione”, dijo Jessica.

Llevan arreglados 100.000 equipos, 200 personas participaron de las capacitaciones y 97 están en las unidades productivas trabajando y con una capacitación constante. Desde que arrancó la pandemia de Covid-19 sus ventas online aumentaron. Vendieron 5500 productos, cuando los primeros tres meses del años sólo lograron vender 1000. “La pandemia fue una clara oportunidad para hacernos más visibles”, aseguró Germán Pérez Suárez, representante del proyecto de Newsan.

“Cuando una persona logra integrarse en la población económicamente activa, supera el círculo de la pobreza. Puede acceder a una mejor vivienda y a una salud de calidad”, dijo y explicó cómo el empleo es un factor de inclusión.

Las personas que participan en las unidades productivas tienen constantemente capacitaciones

Esta nueva manera de hacer negocios brinda servicios que se adaptan a las necesidades de las personas, ya que se puede acceder a productos de alta calidad a la mitad de precio. “Se busca acceder a productos con impacto ambiental positivo y también a contribuir activamente con programas sociales”, explicó.

El programa es de triple impacto. En primer lugar se le da la posibilidad al consumidor de tener acceso a productos de marcas reconocidas. Segundo, es una oportunidad ambiental, ya que se le extiende la vida útil a los productos y se genera más conciencia a la hora de consumir. Y por último, genera una salida laboral y es un programa en donde participa una empresa privada, una organización y el Estado. “Debería ser un ejemplo para el futuro”, dijo Pérez Suárez.

A futuro

“Sin dudas vamos a tener más presencia online, mejoramos todos los procesos. Desde el packaging hasta el servicio de venta”, explicó Edy Att, director de Campañas Masivas de la Fundación. “La enseñanza que nos deja es que es posible llegar a buenos resultados trabajando todos juntos”, finalizó.

A pesar de la cuarentena obligatoria, la unidad productiva sigue funcionando. Al principio se llevaban los electrodomésticos para arreglar a sus casas. Ahora van de a dos o tres personas al taller a trabajar.

“Siempre quise progresar, me siento muy orgullosa con lo que hago”, explicó Clara y aseguró que ella quiere seguir en el proyecto, ya que la ayudó a salir adelante. Lo mismo dijo Jessica, quien describió Newsan In como “un sueño y una bendición”.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2