Pasajes de avión: polémica por una norma que encarecerá los viajes al exterior



Las aerolíneas que realicen vuelos internacionales deberán abonar una Tasa de Uso de Aeroestación un 11,8% más cara que, de acuerdo con las instituciones que las representan, impactará en el precio final del pasaje

Tras un año entero de tironeos entre las autoridades aerocomerciales y aeroportuarias y las aerolíneas internacionales, 2021 arranca con otra mala noticia para las compañías. Deberán abonar una Tasa de Uso de Aeroestación un 11,8% más cara que, de acuerdo con las instituciones que las representan, impactará en el precio final del pasaje.

Es decir, se encarece US$6 uno de los 11 componentes del pasaje que, sumados, pueden llevar al pasaje a valer hasta un 90% más. Este incremento rige para los billetes de pasajes aéreos emitidos desde ayer para ser utilizados a partir del 15 de marzo próximo.

Los representantes del sector consideran que el aumento de la tasa implicaría un “incremento artificial de los precios”, que a su vez conllevaría “a una contracción mayor en la demanda, que actualmente ya se encuentra contraída”.

Es decir, se encarece US$6 uno de los 11 componentes del pasaje que, a su vez, pueden llevar al pasaje a valer hasta un 100% más Fuente: LA NACION – Crédito: Ricardo Pristupluk

Así lo describen en una carta enviada al Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna) y firmada por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) y la Junta de Representantes de Compañías Aéreas (Jurca) y difundida por el sitio especializado Aviacionline.

El encarecimiento de la TUA, que aumentarían US$6 por pasajero y pasarían a costar US$57, profundizaría la crisis del sector, aclaran las entidades. “Cabe mencionar que operar en Argentina es más costoso que operar en la mayoría de los aeropuertos de Latinoamérica; en varios casos es más de 100% más caro”, se quejan luego, y añaden que el Gobierno argentino está imponiendo “trabas adicionales a la recuperación del transporte aéreo internacional, en vez de permitir la recuperación de la industria y por ende el reinicio del turismo y las actividades relacionadas por medio de alivio financiero”.

El encarecimiento de la TUA, que aumentarían US$6 por pasajero y pasarían a costar US$57, profundizaría la crisis del sector, aclaran las entidades Fuente: Archivo

Una estimación de LA NACION arrojó que solamente el 17% de lo que se paga en un ticket aéreo es tarifa, mientras que el 83% restante se divide entre cargos por combustibles, tasas, impuestos y percepciones. En este momento, además de las tasas históricas que se pagan en un pasaje, se suman el impuesto PAIS del 30% y una percepción del 35% a cuenta de Ganancias o Bienes Personales.

“El incremento de US$6 en que se aumentó de tasa impactará en forma directa en el precio del ticket; la tasa de uso de aeroestación de US$57 es una de las más caras”, añadieron voceros de IATA, en diálogo con LA NACION.

Por otra parte, Diego García, presidente de Jurca, explicó a este medio que, si bien US$6 no parece un monto extraordinario sobre el valor total del pasaje, se suma a una “carga pesada” de impuestos y percepciones, que también se cobran a otras operaciones en dólares, que ya encarecieron mucho el costo de volar a otros países.

“La mayoría de los gobiernos tomó medidas positivas como la reducción de tasas de uso de aeroestación y de aterrizaje y de despegue; trataron de aliviar el costo para que eso impacte positivamente en una reducción de precios para el pasajero”, describió. Por su parte, voceros de Orsna confirmaron que recibirán a las cámaras la semana próxima en una mesa técnica.

Esta no es la primera vez que IATA y otras entidades que nuclean aerolíneas internacionales expresan su disconformidad con las medidas del Gobierno local. Por caso, en septiembre pasado, y a seis meses de la paralización total del mercado aerocomercial por la pandemia, la entidad expresó su preocupación por la falta de definiciones que había entonces.

“Desde el punto de vista de la industria, nos preocupa que el país se convierta en otra Venezuela, que a lo largo de los años ha pasado de ser uno de los mercados clave de la aviación en el continente a tener ahora una conectividad internacional muy limitada”, expresó la entidad en un comunicado.

“Desde el punto de vista de la industria, nos preocupa que el país se convierta en otra Venezuela, que a lo largo de los años ha pasado de ser uno de los mercados clave de la aviación en el continente a tener ahora una conectividad internacional muy limitada”, expresó la entidad en un comu Fuente: Archivo – Crédito: Fabián Marelli / LA NACION

Mientras tanto, el Gobierno congeló la tasa de uso de aerostación doméstica hasta fines de 2021 para ayudar al resurgimiento del sector aerocomercial local, en este momento limitado a la operación de tres aerolíneas: Aerolíneas Argentinas, Flybondi y JetSmart.

De acuerdo con la carta enviada por IATA, ALTA y Jurca, la decisión de dejar intacta la TUA nacional “va en contra del principio de no discriminación de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI)” y “profundiza la discriminación ya existente”.

Antes del aumento actual, de acuerdo con el texto, la TUA internacional era de US$51; la regional, de US$25 y la doméstica, alrededor de US$2,75. “Los pasajeros internacionales más que duplican el pago respecto a los regionales y pagan veinte veces más que los domésticos por el mismo servicio”, añade, y sigue: “Consideramos que no existe una razón clara que justifique esta gran diferenciación entre mercados y, por el contrario, que resulta inequitativo para con el transporte aéreo internacional, distorsionante y contrario a las prácticas recomendadas por la OACI”.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *