Para el campo, cerrar las exportaciones de carne sería una medida “autoritaria”


En el campo reaccionaron con dureza contra la amenaza de la secretaria de Comercio, Paula Español, de cerrar las exportaciones de carne para frenar los precios. En el sector consideran que el Gobierno cree que “de una forma autoritaria” va a manejar los valores. En este contexto, remarcan que se trata de “una bravuconada más” y que tomar esa medida “equivocada” no solo implicaría perder divisas por ventas al exterior sino también empleos en los frigoríficos afectados. Proponen que en lugar de prohibir las exportaciones las autoridades bajen la presión impositiva que tienen los alimentos.

“Desde CRA consideramos que se sigue haciendo un diagnóstico equivocado y enfocado a soluciones equivocadas. No creemos que el cierre de exportaciones sea una solución para este problema que sería el incremento de precios. Creo que es exactamente al revés. El intervencionismo que tiene por convicción este Gobierno es justamente lo que no hay que hacer”, dijo a LA NACION Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). “Parece difícil que esto se pueda entender desde el Gobierno y reaccionan de esta manera porque consideran que de una forma autoritaria van a manejar lo que los mercados realmente dominan”, agregó.

La mayoría de la carne producida sigue quedando en el país. En rigor, en los tres primeros meses del año se fue al exterior el 27,3% del total producido. El resto se vendió en el mercado interno.

Chemes expresó que no hubo ningún llamado del Gobierno que podría haber anticipado la postura que expuso Español. Consultado sobre si el sector podría reaccionar con alguna medida de fuerza si se frenan las exportaciones, señaló: “Si se concreta veremos”.

Ayer, en declaraciones a Radio Con Vos, la funcionaria lanzó: “El precio de la carne ha subido muchísimo más a finales del año pasado y también este año. Ahí es cierto que nosotros avanzamos con un acuerdo (con la industria frigorífica y prorrogado quince días a fin de marzo último), con el que vamos a seguir trabajando”.

En ese contexto, la funcionaria luego alertó: “La verdad es que, si seguimos viendo este tipo de comportamientos, no nos va a temblar el pulso a la hora de cerrar las exportaciones de carne”.

La mayoría de la carne producida sigue quedando en el país. En rigor, en los tres primeros meses del año se fue al exterior el 27,3% del total producido. El resto se vendió en el mercado interno.

Paula Español, secretaria de Comercio: “La verdad es que, si seguimos viendo este tipo de comportamientos, no nos va a temblar el pulso a la hora de cerrar las exportaciones de carne”Fabián Marelli – LA NACION

Según el último relevamiento de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra), en la primera mitad de marzo último hubo una “gran diferencia” de precios entre carnicerías y supermercados del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

“En promedio, los cortes vacunos comercializados a través de carnicerías mostraron un alza de 8,0% con relación a la segunda mitad de febrero, suba que llegó a 9,2% cuando se compara con el promedio del segundo mes del año”, precisó. En tanto, según Ciccra en supermercados hubo una caída de 0,3% versus la segunda quincena de febrero y un incremento de 2,2% contra el promedio de febrero.

Chemes insistió que el camino adecuado es contrario al que advierte el Gobierno con el cierre de exportaciones. “Estamos totalmente convencidos que el camino adecuado es incentivar hacia una mayor producción, porque en la medida que haya una mayor producción el mercado va a tener el suficiente abastecimiento para que los precios no se disparen”, dijo. “Se están equivocando y desde las entidades les hemos hecho notar estos errores. Hasta que no se tenga un concepto diferente de lo que es la producción y cómo funcionan los mercados va a ser difícil solucionar los inconvenientes sobre los precios”, añadió.

Para el dirigente de CRA, el Gobierno debería asumir que la presión de la carga impositiva sobre los alimentos es tan alta que también significa que los precios suban. “Que ponga su parte, tiene que reducir la carga impositiva para que de alguna forma en las góndolas los precios bajen”, indicó. “Todos sabemos que cualquier alimento tiene hasta un 47/50% de impuestos. ¿Por qué no se empieza por ese lado de una vez por todas?”, reflexionó.

Nicolás Pino, candidato a presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) por la lista Movimiento Compromiso Federal (MCF), alertó desde su cuenta de Twitter que medidas como trabar las ventas al exterior “solo llevarían a repetir viejos errores del pasado. Cerrar la exportación de carnes dejaría sin trabajo a mucha gente en un país que necesita inversión y desarrollo. Debemos producir libremente, somos el motor del interior del país y las amenazas solo generan incertidumbre y pérdida de confianza”.

En declaraciones a Radio Colonia, en tanto Miguel Schiariti, presidente de Ciccra, subrayó en relación a la carga impositiva que “de cada 100 pesos que un señor o una señora gastan en las carnicerías 40 son para el Estado”.

“Me parece una bravuconada más de este Gobierno, no se va a animar”, apuntó Schiariti respecto de la amenaza de Español de cerrar las ventas al exterior. Según el dirigente de Ciccra, “no se va a animar” por el impacto de la actividad para el ingreso de divisas, de unos US$2500 a 3000 millones según el año. También consideró que no lo hará por el efecto negativo que habría sobre la mano de obra que podría quedar afectada.

Miguel Schiariti, de Ciccra: “Me parece una bravuconada más de este Gobierno; no se va a animar”Matías Aimar

En este contexto puntualizó: “Paula Español no se quiere convertir en Guillermo Moreno. Ella como funcionaria debería recordar el daño que hizo Moreno al país”.

Vale recordar que, tras un cierre de exportaciones en 2006 que hizo el Gobierno de Néstor Kirchner, Moreno, entonces secretario de Comercio, avanzó en una política de cuotificación de las ventas al exterior. Eso provocó una liquidación de unos 12 millones de cabezas vacunas por la falta de incentivos a la actividad.

“Vamos por el camino equivocado con este tipo de medidas en un país ávido de divisas. El precio en góndola no tiene que ver solo con el productor”, afirmó Horacio Salaverri, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap). Para Salaverri, esa medida “ya ha fracasado”. Consideró que la presión de la funcionaria podría responder a un “juego” en el oficialismo, a “una situación interna, partidaria”.

Más información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *