No hubo acuerdo con el Club de París: piden que el Gobierno cierre antes con el Fondo


Cerca de finalizar su gira europea, el ministro de Economía, Martín Guzmán, no logró cerrar una postergación del pago que el país debe realizar al Club de París por US$2400 millones el 31 de mayo próximo. En las reuniones con sus pares de Alemania, Italia, España y Francia, a las que se sumaron aquellas con las autoridades del Club de París, le advirtieron que es preciso cerrar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para lograr cualquier nueva reestructuración de la deuda que alguna vez renegoció el gobernador de la provincia de Buenos Aires y exministro de Economía, Axel Kicillof.

“Está claro que para ellos es importantísimo y necesitan un acuerdo con el FMI para reprogramar el acuerdo”, contaron fuentes que conocen de cerca la negociación y que ratificaron que “no hubo definiciones”. El equipo argentino se encuentra ahora envuelto en un dilema. Por un lado, estimaron, no quieren un default de la deuda con el Club de París, ya que entienden que “puede generar ruido” en el proceso de acumulación de reservas, y en el fortalecimiento fiscal y externo; por otro lado, ese mismo equipo volvió a señalar que es difícil llegar a un acuerdo con el FMI el mes próximo o en junio, fechas que había propuesto el propio Guzmán.

“No lo vamos a apurar”, dijeron incluso. Tanto en Buenos Aires como en Washington ya es vox populi que, si hay un acuerdo, este llegará luego de las elecciones legislativas de octubre. Por otro parte, desde la comitiva de Guzmán señalaron que no estuvo en las charlas con los pares europeos del ministro el debate sobre el plazo del pago de la deuda que el país tiene con el FMI, un requerimiento de Cristina Kirchner.

“Hay una sensación positiva. Comprenden las restricciones y nosotros la habitualidad”, indicaron fuentes que conocen la negociación, que no pudieron precisar cuáles serán las siguientes instancias, pero que prometieron que continuarán. Por otra parte, afirmaron que requerirán –sin acuerdo con el FMI, pero con la intención de no caer en default con el Club de París– una “solución creativa”. No hubo detalles sobre cuál sería, pero se afirmó que los funcionarios que escucharon al ministro explicar la situación del país entienden que no es bueno profundizar la crisis de la Argentina. “Han comprendido el dilema”, dijeron, y señalaron que “hay voluntades y objetivos compartidos”. “Hay que encontrar un sendero que articule necesidades y restricciones”, volvieron a remarcar.

Martín Guzmán se reunió con el ministro de Finanzas de Francia y con el presidente del Club de ParísPrensa Min. de Economía

Guzmán se reunió se reunió en París con su par de Finanzas francés, Bruno Le Maire, y con el director general del Tesoro y presidente del Club de París, Emmanuel Moulin, “Siempre es muy valioso el diálogo con mi par de Francia, con quien seguimos edificando consensos sobre las relaciones de la Argentina con el FMI y el Club de París, uniendo esfuerzos por un multilateralismo más sano para el mundo. Gracias Bruno Le Maire por tu compresión y el apoyo de siempre”, afirmó Guzmán, según la información difundida oficialmente. Con Moulin, indicaron desde el Palacio de Hacienda, “se acordó trabajar de forma constructiva para que el país pueda tener una capacidad sostenible de cumplir con sus compromisos”.

Guzmán seguirá su viaje por Rusia, una parada que no aparecía en la agenda. Allí buscará más apoyo con el FMI, pero además trabajará en un esquema financiero y productivo para el desarrollo y la producción de la vacuna Sputnik V en la Argentina.

La relación con el FMI no atraviesa su mejor momento, pese a que desde el equipo que dirige el ministro de Economía aseguran que el entendimiento con el staff técnico que sigue de cerca el caso argentino es óptimo y muy constructiva.

“Claramente una economía con inflación elevada sí genera preocupación, y la inflación en la Argentina es elevada y ha sido elevada durante los últimos cuatro años y es un reto importante bajarla”, indicó el director del Hemisferio Occidental para el FMI, Alejandro Werner anteayer. “Y para bajar la inflación es importante llevar a cabo la implementación de un marco macroeconómico y de políticas macroeconómicas conducentes a una inflación más baja y también a medidas que ayuden a la coordinación de expectativas con respecto a un nivel más bajo de inflación”, insistió el día en que el IPC de marzó marcó 4,8%.

Días atrás, el propio Werner, que es minimizado por el equipo de Guzmán, dijo que hay diferencias “significativas” en el Gobierno y que ve un acuerdo recién después de las elecciones legislativas. “Las negociaciones se han prolongado más de lo que pensábamos”, dijo. “Parece haber diferencias de opinión significativas dentro de los aliados políticos del presidente Fernández sobre en qué dirección deben ir”, cerró.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *