“No es juez”: Vicentin le respondió al Banco Nación por un informe



La empresa se defendió del Banco Nación: “No es juez del concurso” Fuente: LA NACION – Crédito: Marcelo Manera

La cerealera Vicentin, en concurso de acreedores con una deuda declarada por más de $100.000 millones, criticó con dureza al Banco Nación (BNA) luego de que en un informe señalara supuestas inconsistencias en su último balance cerrado de 2019. Para Vicentin, el banco “no es juez del concurso” y pidió que no sea utilizado “al servicio de la ideología de ocasionales ocupantes de su dirección”.

Como informó LA NACION, el BNA, que preside Eduardo Hecker, cuestionó aspectos que la cerealera señaló como motivos para su caída en desgracia, como una sequía en 2018, la devaluación y, entre otros factores, la quita de un diferencial de retenciones en soja que hizo Mauricio Macri (ahora reimplantado por Alberto Fernández) y que para las empresas de molienda significaba un beneficio para la industrialización. Además, el BNA dijo que por la baja de retenciones del gobierno de Macri la empresa tuvo un ahorro de US$1445 millones.

El BNA le prestó a Vicentin el año pasado unos US$300 millones en prefinanciación de exportaciones. Eso, según la cerealera, representó el 7% de sus ventas globales por US$4255 millones. En los últimos 20 años, de acuerdo a la firma, las líneas del BNA significaron en torno del 20% del total de sus préstamos.

“En el balance del 2018, la firma aseguró que la devaluación había mejorado la competitividad del sector; mientras en su balance de 2019 manifestó que la devaluación producida a posteriori de las elecciones PASO de agosto de 2019, la perjudicó severamente”, indicó el BNA en su informe.

“Mientras que en la información suministrada inicialmente en el balance de sumas y saldos sobre el ejercicio 2019 había mostrado un impacto limitado de sólo AR$ 1900 millones (“diferencia de cambio”), en el balance definitivo la pérdida fue de AR$52.000 millones”, agregó.

El BNA, entre otros aspectos, también había señalado: “La firma aseguró que el margen bruto de industrialización cayó severamente por la pérdida del diferencial de derechos de exportaciones. Sin embargo, dicha caída aconteció en el período fiscal 2018 y no fue mencionada en sus memorias de dicho año”.

En un comunicado, Vicentin respondió que “el BNA no es juez del concurso, ni fiscal, ni juez penal y por lo tanto, entendemos, no debería incurrir en calificaciones de conductas que no le competen, intentando así influir irregularmente, mediante la prensa, en el ánimo de los distintos magistrados, fiscales y funcionarios que están actuando en las causas judiciales sustanciadas al efecto”. Destacó que sus afirmaciones son “tendenciosas”.

En este sentido, sobre el impacto de la devaluación observado por el BNA, la cerealera precisó que “al deudor en dólares y Vicentin siempre lo fue, una devaluación le reduce el patrimonio neto, por cuanto no todos sus activos están expresados en esa moneda (saldos de impuestos, créditos en $, y bienes de uso). Sin embargo, en el flujo de actividad le mejora la competitividad ya que parte de sus costos están expresados en pesos, por lo cual con el tiempo se recupera. Vicentin no tuvo el tiempo para recuperarse”.

El intento de expropiación de la empresa por parte del Gobierno, en junio pasado, generó un fuerte rechazo a nivel país Fuente: LA NACION – Crédito: Archivo/Marcelo Manera

“La reducción de las retenciones no beneficia al exportador de la manera que señalan, ya que el principal afectado por las mismas es el productor agropecuario. La reducción de retenciones sólo beneficia al industrial en el valor agregado. No puede hablarse de inconsistencias contables sobre la base de un “sumas y saldos” que desconocemos”. añadió la firma.

Respecto de la afectación por la sequía, la empresa dijo que “efectivamente” fue en 2018, “pero para mantener sus plantas funcionando Vicentin importó soja de USA, cuyo arribo fue durante el ejercicio 2019, impactando en el resultado del mismo”.

De acuerdo al BNA, “mientras que la información contable presentada con anterioridad mostraba para octubre de 2019 un patrimonio neto positivo en US$1220 [millones], el balance de 2019 declaró un patrimonio negativo en US$293 millones”.

Sobre esto, la empresa cerealera contestó que “nunca Vicentin tuvo un patrimonio neto de US$1220”.

En otro tramo de la carta al presidente del Banco Nación, la firma pide que “las energías desplegadas en este desmedido enfoque publicitario se vuelquen en la participación del BNA en el proceso de reestructuración de Vicentin SAIC, para así asegurar la continuidad de una empresa argentina, de capitales nacionales y con la participación también de inversores argentinos, en el marco de un mercado dominado por firmas de titularidad foránea”.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *