Naftas y gasoil: YPF aplica un alza de 3,5%, el tercer aumento en tres meses



Es el tercer aumento que aplica la petrolera con control estatal en el año Fuente: Archivo

En tres meses, tres aumentos de precios. El último es el que le autorizó el Gobierno a YPF para que, a partir de hoy, aplique un incremento promedio del 3,5% en naftas y gasoil (3,9% en la Ciudad de Buenos Aires).

Esta suba, sin embargo, no impacta de forma plena en mayores ingresos para la petrolera, sino que una parte representa el alza del impuesto a los combustibles, reglamentado hace 15 días, y otra, la actualización al precio de los biocombustibles.

De esta forma, los nuevos valores para YPF en la ciudad de Buenos Aires quedan así: nafta súper, $61,84; nafta premium (Infinia), $71,34; diésel D500, $57,75, e Infinia diésel, $67,56. En las próximas horas se espera que el resto de las marcas de estaciones de servicio -Shell, Axion y Puma Energy- acompañen la medida.

Reticente el Gobierno al comienzo de su gestión a subir el precio de los combustibles (en diciembre le habían frenado una actualización a YPF), en los últimos tres meses ya acumula un aumento del 12% (16% en CABA), mayor a la inflación del mismo período (8,5%). Sin embargo, cuando la comparación se hace con el acumulado anual, la inflación es de aproximadamente 24% y la devaluación en el mercado mayorista es de 23%.

Además, en esta ocasión la petrolera trasladó en gran parte al surtidor los mayores costos que implicaron las últimas regulaciones de la Secretaría de Energía. En primer lugar, se había autorizado una suba de 7,8% por el impuesto a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono, que explica el incremento de 1,9% en naftas y 1,3% en gasoil, según Energy Consilium.

Por otro lado, anteayer el Gobierno descongeló luego de 10 meses los precios del biodiésel y el bioetanol,que se mezclan en la producción de combustible, con una suba alrededor de 10%, lo que también les genera presión a los costos de las refinadoras.

El mercado de combustibles no está regulado por el Estado -como sí sucede con las tarifas de gas y electricidad-, pero los gobiernos inciden sobre el precio a través de YPF, que tiene aproximadamente el 55% de participación en el despacho de nafta y gasoil.

El CEO de YPF, Sergio Affronti, ya lo había adelantado hace unos meses: para el segundo semestre uno de los objetivos de la petrolera es alcanzar un precio promedio de combustibles que le permita revertir en parte las millonarias pérdidas que tuvo la empresa en la primera parte del año. La mayor parte de esto se debió a la caída fenomenal del consumo de nafta y gasoil, que todavía sigue 30% por debajo a los niveles prepandemia, pero también al atraso que tenían los precios desde el gobierno anterior.

De esta forma, la petrolera se encamina a mejorar los números del balance. Ayer ya tuvo una primera buena noticia, con el anuncio del lanzamiento del plan gas.

“YPF actualizará sus precios en un 3,5% promedio país como consecuencia del aumento de los valores en el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ILC), el Impuesto al Dióxido de Carbono y los biocombustibles”, dijeron en la petrolera.

Producto de la menor movilidad, la demanda de combustibles todavía sigue 25% por debajo a los volúmenes de venta de febrero, previo a la pandemia. Este número equivale a la caída de 15% en los volúmenes que tiene el consumo de gasoil y al 35% de contracción que tiene la demanda de naftas, según el último informe de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la Argentina (Cecha).

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1