Mundo laboral: el desafío de incorporar personas en situación de vulnerabilidad para construir futuro



Jorge Luis Borge, José Del Rio (LA NACION), Micaela Urdinez y Alexis Russo Fuente: LA NACION – Crédito: Fabián Malavolta

Alexis Russo estaba limpiando los vidrios de los autos que frenaban en el semáforo cuando Jorge Luis Borge bajó su ventanilla y le preguntó si quería conseguir un empleo formal. “Yo justo estaba buscando trabajo y la oportunidad me cayó del cielo. Empecé a trabajar a los dos días”, relató Russo en la cuarta edición del encuentro de Sustentabilidad.

Durante el panel “El desafío de generar trabajo, una oportunidad para crear un mundo distinto”, el secretario general de Redacción de LA NACIÓN, José Del Rio, dialogó con Russo, Borge y la periodista especializada en temas sociales Micaela Urdinez sobre la importancia de tejer redes para contribuir en insertar al mundo laboral a personas en situación de vulnerabilidad.

Jorge Luis Borge, socio fundador de Gestiones Solidarias Fuente: LA NACION – Crédito: Fabián Malavolta

De acuerdo con un relevamiento que llevó a cabo LA NACIÓN junto a la consultora Voices!, en el último año, el 77% de los argentinos cree que las personas que viven en la pobreza son discriminadas. Asimismo, el estudio reveló que el 58% de los entrevistados considera que los jóvenes pobres son violentos, se drogan y consumen alcohol en exceso, y el 54% cree que las personas en situación de vulnerabilidad no salen de la pobreza porque no se esfuerzan lo suficiente.

“No alcanza con el esfuerzo. Hay un montón de familias que hacen un esfuerzo enorme para que los chicos salgan adelante, pero faltan redes y oportunidades. El contexto donde nacen es más vulnerable del que estamos acostumbrados, lo más difícil de transmitir es que el punto de partida ya es costoso. Esas son las brechas que marcan el destino de la gente y no les permite salir adelante. Hay que pensar respuestas sostenibles y a largo plazo. Por eso trabajamos en humanizar esta problemática: la pobreza son personas con historias”, resaltó Urdinez.

Nueve años atrás, Jorge Luis Borge se convirtió en socio fundador de Gestiones Solidarias, empresa social de servicios de limpieza que tiene el objetivo de generarle oportunidades de empleo a personas en situaciones estructuralmente vulnerables, como gente que sufrió violencia de género, adicciones, cumplió su condena en la cárcel, madres solteras o personas transgéneros.

Micaela Urdinez, periodista especializada en temas sociales Fuente: LA NACION – Crédito: Fabián Malavolta

“Captamos a esa gente y empezamos a trabajar sobre un programa de capacitación, que se llama Escuela de Valores. Trabajamos en el cambio de mirada de la persona, que se corran de la situación de asistencialismo, empoderarlas, darles herramientas para que puedan mostrarse y empezar a ser visibles, herramientas que les permitan acceder a un buen empleo. Buscamos que vaya a otra empresa, con otro empleo con un poco más de jerarquía”, explicó Borge.

Tal fue el caso de Alexis Russo, que se incorporó a Gestiones Solidarias cuatro años atrás: “Te cambia la vida. Te levantás temprano, haces otra vida, me gustó. Después seguís trabajando. Borge me apoyó en todo lo que hice. Siempre quise bajar los brazos, porque tuve muchos problemas con las adicciones, con la vida. Mi vida no fue fácil, tuve una banda de problemas, me crie en una villa donde lo malo era bueno, el que robaba era un superhéroe para los más chicos y la droga era normal. Yo me quise reinsertar en la sociedad, me quiero reinsertar. Por ahora lo estoy haciendo”.

Alexis Russo, se incorporó a Gestiones Solidarias y consiguió empleo Fuente: LA NACION – Crédito: Fabián Malavolta

Para Borge, las empresas tienen que comenzar a entender la sustentabilidad pensando en la pobreza, ya que las empresas que no lo hagan “quedarán afuera de la otra mirada”. En el mismo sentido apuntó Urdinez, quien resaltó que “tienen que aparecer personas” que les den un lugar en sus compañías, ya que las personas más vulnerables no tienen ni las redes ni los contactos para crecer y salir adelante.

“La pobreza es un desafío que deberíamos asumir todos. Creo que lo importante es animarnos a mirar la pobreza, la invisibilidad, el prejuicio. Hay mucho miedo, desconocimiento, y hay que dar ese salto de decir: ¿Cuál es mi realidad? ¿Cuál es la realidad de otros? ¿Quiénes son esas personas?. Cuando se tiene el contacto, los prejuicios se caen. Es agarrar y correrme de lo que pienso y acercarnos. Todos estamos en un espacio de decisión en donde podríamos incluir a una persona que tiene menos oportunidades. Ellos ya nacen en una situación injusta. No se las dan a ellos”, concluyó Urdinez.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *