Mujeres. La perspectiva de género desembarcó en el Ministerio de Economía



Fuente: Archivo

Ambos viviendo en Nueva York. Ambos economistas. Ambos argentinos. Había pocas probabilidades de que no se conocieran. Mercedes D’Alessandro y Martín Guzmán ya habían intercambiado alguna vez sus visiones sobre la economía argentina en charlas informales en los EE.UU., pero esta vez, la llamada telefónica, el encuentro y el café de por medio en la gran manzana contenían un ofrecimiento muy concreto: llevar al Estado, al Ministerio de Economía y a las políticas públicas una perspectiva de género.

Shockeada por la propuesta del ministro de Economía de Alberto Fernández, la autora del libro “Economia feminista” y una de las referentes del movimiento en la Argentina sólo tuvo unos días para decidir qué hacer y desarmar su vida en el país de Donald Trump por algo que, hasta entonces, no aparecía en sus planes profesionales. ¿Qué la convenció? La promesa de Guzmán de traer al Estado el debate y de darle un espacio que no fuera decorativo.

En la Dirección Nacional de Economía y Género que D’Alessandro dirigirá la acompañarán dos sociólogas de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Una es Sol Prieto, académica de alto perfil que además posee un mágister en Ciencias Políticas de la Universidad Di Tella (UTDT) y da clases en la UBA, la UCES y la Universidad de San Andrés (Udesa). La otra es Victoria O’Donell, también socióloga, magister en Métodos Cuantitavios en Ciencias Sociales en la Universidad de Columbia, en Nueva York, y en Data Mining, en la Universidad Austral.

La idea que hoy persigue D’Alessandro, ya con base en el Palacio de Hacienda, es que ella y su equipo sean integradas al debate central sobre las herramientas y las decisiones de políticas públicas que surjan del Ministerio de Economía. De esta manera, espera lograr un impacto importante en temas de género. Actualmente, existen herramientas en el Estado con esas perspectivas, pero todavía son pocas. Hoy, la intención del nuevo equipo es estar en todas las reuniones del ministro de Economía para poder aportar esa mirada diferente.

En el organigrama del gobierno de Alberto Fernández también existe el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, que conduce Elizbeth Gómez Alcorta. Incluso el equipo de D’Alessandro participó hoy de la jura de algunas autoridades de ese ministerio. D’Alessandro no cree que haya un solapamiento entre lo que ocurra en esta cartera y lo que pase en la de Guzmán. Más bien confía en la transversalidad de las políticas y que los espacios se potencien.

Según un comunicado de prensa del ministerio de Economía publicado en el portal oficial ayer, la funcionaria afirma que “la pobreza es sexista” y que la desigualdad se expresa fuertemente en términos de género. “Son las mujeres, travestis y trans quienes padecen las peores condiciones de empleo y obtienen menores ingresos”, escribió allí.

“Entendemos que así como es falso que la riqueza derrama desde las capas más altas hacia las más bajas de manera automática, también es falso que se cierran brechas de desigualdad sin adecuar los instrumentos de política”, dijo D’Alessandro en esa comunicación.

Según la economista nacida en Posadas, y profesora de la UBA por 15 años, algunas de las funciones de la Dirección de Economía y Género serán la de contribuir a transformar las herramientas de comprensión, medición, análisis y diseño de política económica de modo que tengan un entendimiento más amplio del trabajo, incluyendo aquellos trabajos que no forman parte actualmente de las estadísticas oficiales pero sostienen el entramado productivo.

Además se trabajará de manera coordinada con equipos del Indec en un sistema de indicadores económicos que permitan diagnosticar de manera acabada la situación de las mujeres, y se buscará identificar aquellas áreas en las que la participación económica de las mujeres esté estancada y generar herramientas para sortear estos obstáculos.

Además de dar clases sobre Epistemología de la Economía en la UBA, D’Alessandro fue directora de la carrera de Economía Política de la Universidad Nacional de General Sarmiento. En 2018 fue elegida, según el comunicado de Economía, como “una de las intelectuales con mayor relevancia en Iberoamérica por Fundación Avina, así como también L’Óreal Paris la seleccionó para una muestra de fotos de las mujeres argentinas más inspiradoras en los últimos años”.

Algunos de los datos del Indec que acompañaron ayer la presentación oficial muestran que las mujeres tienen menor nivel de actividad económica (48%) que los varones (71%), dado que las tareas del hogar compiten con el trabajo por un salario. Además, que ellas realizan el 76% de las tareas domésticas y de cuidados no remunerados, con un promedio de 6,4 horas diarias, que ganan menos que sus pares, con una brecha salarial del 28%, y que aquellas menores de 29 años superan el 23% de desempleo (más del doble que el promedio). Entre los jóvenes “Ni-Ni” más del 65% son mujeres madres. Sólo dos de cada diez trabajadores de la industria (sector que ofrece mejores condiciones de empleo y salarios) son mujeres.

¿Cuáles serán los primeros pasos de D’Alessandro? Por ahora, el desembarco y la adaptación a su nuevo lugar en el Ministerio de Economía. Luego, juega con el suspenso y no adelanta ninguna medida. Eso sí, promete “cosas muy buenas para presentar”.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *