Mercado de granos: hay que ponderar los riesgos



Las decisiones de China impactan en el mercado de la soja

Al momento de redactar esta nota (jueves al mediodía) la discusión entre los operadores granarios es el fuerte ajuste negativo verificado por las cotizaciones de la soja en Chicago en los últimos días. Luego de acumular alzas de casi US$/t 140 en un período de tan solo tres meses, la soja sufrió recortes del orden del 10%. Pero lo cierto es que en este rally alcista de agosto a noviembre, estas bajas son algo menores que las verificadas a fines de septiembre y similares a las de fines de octubre. Si bien los fundamentos del mercado sojero internacional no han cambiado, es importante recordar dos cuestiones: que los “fondos” suelen tomar ganancias cuando las mismas acumulan porcentajes tan importantes y que los rumores de que China anularía compras en EE.UU. son “de manual”.

En nuestra opinión, el “vamos por todo” de China está vigente. ¿Sería inteligente anular compras que claramente hoy son baratas? ¿Los fundamentos del mercado que impulsaron las alzas han cambiado? Veamos.

Luego de que el presente año calendario nos mostrara una cosecha récord en Brasil, una buena en Argentina y una muy buena en EE.UU., la demanda liderada por China se llevó literalmente toda la producción brasileña y casi toda la estadounidense. No solo eso. Brasil ya tiene compromisos de venta por casi el 60% de la cosecha 2020/21 y EE.UU. ya acumula exportaciones de la nueva cosecha (ya terminada) que representan casi el 90% del excedente exportable proyectado por el USDA. Realmente impresionante. Con un detalle para destacar. En el caso de Sudamérica, el USDA proyecta una cosecha brasileña 2020/21 de 133 millones de toneladas, difícil de alcanzar con retrasos en la siembra) y para la Argentina de 51 MM/TT (en un año Niña).

Todo pareciera indicar que los números del ciclo 2010/21 no cierran. Las reservas de soja en EE.UU. van camino a uno de los niveles más bajos de la historia. En el caso del maíz, la historia no es muy diferente. Si bien se plantea como no tan angustiante, es bueno tener en cuenta que en noviembre el USDA aumentó las exportaciones estadounidenses de 59 a 67 MM/TT, estimando a China como gran responsable del ajuste. Pero el agregado agrícola de EE.UU. en China calculó que las importaciones chinas de maíz podrían escalar el año próximo a 22 MM/TT (todo origen) y Goldman Sachs proyecta importaciones chinas de maíz de 55 MMT para el 2023. ¿Se amplía el “vamos por todo”? Para seguir con atención.

En semejante contexto, el productor argentino debe operar con mucha prudencia. Es altamente probable que estemos yendo a un año de precios muy atractivos. Pero siempre es necesario respetar a los mercados. Además, ponderar los “riesgos internos”. Ello, tratando de imaginarse la plaza internacional allá por abril/mayo, al momento en que EE.UU. comience con las tareas de siembra. ¿habrá “mercado climático”?

El autor es presidente de Nóvitas SA

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *