“Menos ideas obsoletas y demagogia”, el pedido de una entidad del campo


“Más transparencia en la cadena, menos presión impositiva, más incentivos al agregado de kilos por animal y menos ideas obsoletas y demagogia”.

Ese fue el pedido de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), tras la amenaza de la secretaria de Comercio exterior, Paula Español de cerrar las exportaciones de carne y que luego la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca lo desmintiera.

Para la entidad, es importante que no se vuelva destruir la cadena de la carne y que se trabaje para que haya más producción e indicó que son otros los problemas que enfrenta la Argentina del presente: “la pobreza y la necesidad de su población en alcanzar con sus ingresos una alimentación sana y balanceada”.

En este contexto, señaló que “voces de funcionarios públicos del Gobierno central, amenazan con el cierre de exportaciones de carne, en una nueva embestida, de viejas ideas, para solucionar una situación que amerita un análisis sin dogmas ni demagogia”.

“En la Argentina todo aumenta, no solo la carne, pero parece que nadie quiere hacerse cargo de la política económica actual. Los precios relativos están distorsionados, consecuencia de un proceso inflacionario de larga data y que no encuentra cauce y corroe los ingresos de toda la sociedad”, indicó en su comunicado.

En este sentido, CRA remarcó que “se pretende hacer creer a la población que la exportación de carne es el factor desencadenante de su precio en el mercado interno, sin considerar abiertamente la incidencia inflacionaria y la presión fiscal antedicha.”

“El proceso inflacionario y la creciente presión impositiva en sus tres niveles, debe ser incorporado cada vez que se hable del precio final de cada producto, porque sin duda, los costos están atravesados por estos factores”, afirmó.

Por otra parte, recordó que fue el cierre de las exportaciones lo que produjo un desastre en el stock bovino, un cierre de innumerables frigoríficos y en corto tiempo un aumento considerable del precio del producto, describiendo como “un síntoma de la decadencia intelectual para enfrentar el tema”.

“Paradójicamente los mismos que decidieron cerrar exportaciones, se quejan ahora de la concentración de los frigoríficos, cuando fueron ellos quienes produjeron dicho efecto”, dijo.

Por último, CRA explicó que los argentinos consumen alrededor de 120 Kilos por habitante /año de proteína animal, “cifra a la que el complejo agropecuario abastece en forma fluida, es de esperar entonces que quienes tiene que tomar decisiones sobre la cadena cárnica, lo hagan pensando en el futuro y no sobre los valores circunstanciales del mercado”.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *