MasterChef Celebrity: Jurados fuera de control y una dura crítica para Alex Caniggia



Aunque se aseguro más de una vez que lo de Alex Caniggia es un personaje y que, cuando se apaga la cámara, cambia completamente, tiene tan bien ensayada su actitud displicente que enoja hasta a quienes lo conocen.

En el primero de los dos desafíos de la edición de MasterChef Celebrity del lunes, los participantes se juntaron en duplas para hacer unos huevos benedictinos perfectos, bajo las órdenes de los tres jurados. Georgina Barbarossa y Gastón Dalmau fueron dirigidos por Donato de Santis; Candela Vetrano y Juanse, por Damián Betular; y Alex y Claudia Fontán, por Germán Martitegui.

La disposición en equipos tuvo el valor agregado de ver a los tres chefs en acción para con su grupo y también, en contra de sus propios compañeros. Dos cosas quedaron claras: son tres cocineros tan brillantes como competitivos, a quienes no les gusta perder ni en las bolitas. El “team Martitegui” se llevó el punto otorgado por la invitada, Dolli Irigoyen, lo cual les dio el pase directo al “miércoles de beneficios”.

De ahí en adelante, en la tranquilidad del balcón, Caniggia se desconectó del mundo. En su realidad paralela, el participante dejó de hacer caso a lo que sucedía abajo, mientras Fontán se quedaba disfónica de tanto sugerirle ideas y consejos a sus compañeros, todavía en competencia.

Nadie quiso hacer referencia a la mala actitud del participante hasta que, durante la devolución a Juanse, Betular puso el dedo en la llaga: “¿Alexander te ayudó también?”. Con ironía, y mientras el aludido les daba la espalda, el músico ironizó: “Siempre me alienta, mirá. Siempre está pendiente de lo que pasa con todos nosotros”. A la hora de dar explicaciones, no hubo justificación de parte de Alex, sino una reafirmación de su conducta: “Nada me importa de ellos, nada. Ni que fuese la Champions League”. En fin.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *