Los mercados, atentos al canje de YPF y a las negociaciones con el FMI



Bolsa de Comercio de Buenos Aires Fuente: Archivo – Crédito: Reuters El canje de YPF y los avances en las negociaciones con el Fondo Monetaria Internacional (FMI) fueron los principales temas en los que el mercado local estuvo atento a lo largo de la semana. Guzmán busca cerrar un acuerdo con ese organismo internacional antes de mayo por un tema de vencimientos de deuda con otros Organismos. En tanto, el Merval cierra una semana de importante subas. En lo externo, los resultados en los balances corporativos siguen superando las expectativas y en conjunto a los nuevos estímulos fiscales los activos financieros avanzan.

Seguimos en épocas de canjes y restructuraciones

Las expectativas deterioradas respecto a la situación económica de la Argentina siguen castigando a los bonos soberanos en dólares. En este marco, los rendimientos de algunos bonos ley local ya se acercaron al 18%. No obstante, como cierto aire fresco, comienza a llegar mayor optimismo respecto a las negociaciones con el FMI. Aunque sin certezas, se sondea un acuerdo de facilidades extendidas con varios años de gracia. El mismo implicaría objetivos económicos (monetarios, fiscales, inflacionarios, cambiarios y de reservas) que serían acordados con el fondo, con la idea de estabilizar la economía y recuperar la confianza a mediano plazo para volver a acceder a los mercados una vez que caigan los nuevos vencimientos. Un eventual acuerdo, en conjunto de una mejor percepción en relación a lo fiscal, podría generar movimientos alcistas en los bonos en dólares -en particular, desde estos niveles-. Respecto de la deuda corporativa, YPF presentó su tercera oferta de canje, pero su principal comité de acreedores “ad hoc”, con aproximadamente 25% de la deuda elegible y un 45% del bono más corto, sigue presionando por mejoras en la propuesta de este último título. Si no avanzan en un acuerdo, la empresa debería abonar el 23/3 algo más que US$400 millones del remanente del bono.

Se mantiene el Roll Over en pesos y también el atractivo CER

Uno de los principales puntos a destacar dentro de la política financiera del actual Gobierno, es el tratamiento de la deuda en pesos. Con una estrategia que no se asimila a la de la deuda en dólares, el Gobierno continúa renovando exitosamente los vencimientos, consiguiendo financiamiento extra que sirve para absorber los excedentes de pesos inyectados en la economía producto del financiamiento del déficit fiscal.

Esta semana, el Gobierno logró una licitación exitosa consiguiendo $82.634 millones y superando ampliamente los vencimientos de deuda semanales cercanos a $6400 millones. El Tesoro aún logra financiarse a tasas relativamente bajas (cercanas al 38%), lo que justamente desincentiva a las autoridades a convalidar nuevas subas. Las mismas se mantienen negativas en términos reales y el Gobierno no parece querer subirlas siempre y cuando la inflación/devaluación no se alejen demasiado del 4% mensual. Recordemos que la inflación esperada según el REM para el 2021 se acerca al 50%, siendo el primer semestre del año el de mayores expectativas de subas en el IPC. Esta coyuntura sigue favoreciendo a los títulos CER, donde aún se ve cierto atractivo en la parte media/larga de la curva.

Semana positiva para las acciones y el mercado cambiario

Respecto de la renta variable local, tanto la negociación con el Fondo como la reestructuración de deuda de YPF son condición necesaria (pero no suficiente) para una recuperación sostenida de las acciones. Ya muy cerca de las elecciones legislativas, avances positivos reducirían la incertidumbre de corto plazo. En tanto, el Merval recuperó un 6% en la semana (o un 5% medido dólares). Como factor positivo, las expectativas en la producción agropecuaria mejoran, lo que termina favoreciendo a la actividad económica y a las empresas del sector. De todos modos, las altas retenciones siguen limitando la situación, quitando incentivos a potenciales subas de la oferta y demorando el crecimiento de la actividad.

De forma paralela al agro, la situación cambiaria, si bien parece controlada la fragilidad se mantiene. El Banco Central (BCRA) compra divisas en un marco de cepo cambiario, fuertes restricciones a las importaciones y mayores liquidaciones del sector exportador. La brecha aún se ubica en niveles muy altos (70%) como para pensar en una recuperación económica, y probablemente sea uno de los puntos a tocar con el FMI. Además, las intervenciones oficiales en el mercado de bonos complican tanto la macro como las negociaciones.

Los mercados internacionales recuperan la tendencia alcista

En el plano internacional, Wall Street cierra una semana positiva con el S&P500 subiendo cerca del 4% y el Nasdaq avanzando en torno al 6% hasta niveles máximos. La volatilidad se reduce con el VIX cerca del 21/22% y los índices recuperan gran parte de lo perdido durante la semana anterior. Los principales drivers que siguió el mercado fueron los resultados en los balances corporativos que superaron las expectativas y los nuevos estímulos fiscales. Ya la mitad de las compañías del S&P500 presentaron balance y casi el 85% de ellas logró superar las expectativas del mercado -destacándose el sector financiero y el tecnológico-. Mientras tanto, el Congreso avanza en la negociación por un nuevo paquete al mismo tiempo que los inversores monitorean el ritmo de recuperación económica.

Mirando hacia adelante, se sigue apuntando a que la emisión monetaria de la Reserva Federal de la mano de un importante rebote del PBI sigan reflacionando tanto al equity americano, como a las commodities y a los activos emergentes, devaluando al dólar contra dichos activos. Más allá de que los precios se acerquen a máximos históricos, el potencial upside en los distintos activos sigue latente.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *