Lo que dejó el paro: malestar con Coninagro y críticas de los autoconvocados



Los tres integrantes de la Mesa de Enlace rumbo a la conferencia de prensa donde anunciaron el fin de la medida de fuerza

El balance para las tres entidades de la Mesa de Enlace que participaron de la medida de fuerza por casi 72 horas fue exitoso porque logró su cometido, sin embargo quedaron en el tintero algunas manchas con sabor amargo y a desengaño que solo el tiempo dirá si se disipan o no.

Por un lado, la falta de consideración del Gobierno al no convocar a ningún representante de los productores que fueron quienes decretaron el paro desde el lunes pasado. Para Jorge Chemes, titular de CRA se debió consultar con quienes son productores de la materia prima.”Si quien produce el grano no es tenido en cuenta, lamentablemente se están equivocando”, dijo hoy en la conferencia de prensa. “Los ningunearon”, dijeron los autoconvocados, incluso muchos de ellos no querían acatar el levantamiento del acampe en las rutas, en solidaridad con sus representantes.

Por otro lado y, aunque se cansaron de hacer declaraciones cada vez que se presentaba una oportunidad en torno al respeto y la amplitud de criterios de cada una de las entidades, los ánimos para con Coninagro quedaron afectados.

En el comunicado del martes pasado donde decretaron el cese de comercialización de granos, los tres integrantes minimizaron esa discrepancia con la entidad cooperativista, diciendo que “han sido respetuosos de la autonomía que tiene cada una de las entidades al interior de sus órganos de Gobierno”, sin embargo dentro el claustro ruralista el aire quedó turbio.

Tampoco las palabras de Carlos Iannizzotto, titular de Coninagro, cuando aclaró que su no adhesión al paro “no significaba en absoluto el rompimiento con la Mesa de Enlace”, lograron convencer de que todo continuaba como antes.

Y si bien los representantes ruralistas de primeras líneas optaron por el silencio, hubo otros que hablaron por lo bajo o hasta en público sin reparos, como el secretario de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Pedro Apaolaza, durante la asamblea en Pergamino.

Con un discurso frontal dijo: “ El que esté en la Mesa de Enlace que se merezca estar allí porque lo han puesto los productores . No queremos representantes de Cristina Kirchner ni de nadie en la Mesa de Enlace”.

Y agregó: “Son cuatro y si tienen que ser tres que sean tres a partir de hoy, pero que sean lo que tengan que ser: representantes fieles del mandato que tienen de los productores”.

La mirada de los autoconvocados

Luego de casi tres días a la vera de las rutas, los productores se sumaron a la decisión de la Mesa de Enlace de levantar el paro y dejaron las rutas porque entienden que “es su único interlocutor”. Si bien hubo resistencia de muchos productores que querían continuar en las rutas hasta la medianoche “por considerar una falta de respeto del Gobierno” para con la Mesa de Enlace al no convocarla a la reunión, se primó levantar la medida.

Y en sintonía señalaron que se debe leer la letra chica del anuncio, sobre todo cuando informaron que van a armar un fideicomiso para regular los vaivenes, “subsidiando el mercado interno”.

En este sentido se pronunció Dieter Von Pannwitz, de la organización ruralista “Autoconvocados de AO12 Y 34” de ese cruce de rutas santafesino. “La Mesa de Enlace fue ninguneada al no ser convocada para la reunión con el Gobierno, no hubo representantes de los productores. Igualmente y, a pesar de estar en disconformidad, acatamos lo que dicen las entidades. Creemos que es un paso atrás que da el Gobierno solo es para tomar envión, van a venir con ideas mucho mas fuertes”, indicó.

“Pero con qué dinero se va a hacer ese fideicomiso, porque ni los exportadores, ni los acopios ni la industria lo van a poner, va a ser con el dinero de los productores. Hay muchos puntos que hay que revisar”, remarcó.

Para Ariel Bianchi, productor de la zona de Pergamino, “este marcha atrás de las autoridades es a medias porque siempre el camino es ir hacia la intervención” y no hacia un libre mercado. “Debemos esperar cuales son las medidas que van a tomar para tener certezas. No le creemos nada a este Gobierno que ve al campo como la caja”, dijo.

Por su parte, los productores de Bell Ville, que estaban contentos por el alto acatamiento de la medida de fuerza en su región, aunque con ciertas discrepancias con algunas cooperativas que no fueron solidarias con el sector, también esperan la letra chica.

“El levantamiento del cepo era algo que se venía pidiendo. De acá en adelante se deben evitar este tipo de medidas porque el camino es el diálogo buscando soluciones con el sector”, señalaron.

Luis Devoto es productor agropecuario de la zona de Gancedo, al sudoeste de la provincia de Chaco y estuvo en el acampe del cruce de la Nacional 89 y la Provincial 6. Señaló que el levantamiento no les da tranquilidad. “Van a venir por más. Están ávidos por plata y al único que ven que se le puede extraer es al sector agropecuario. La voracidad que tienen es impresionante pero le vamos a seguir dando pelea”, opinó.

Según contó Carlos Strólogo, autoconvocado de la zona de Amstrong, la noticia del levantamiento de la restricción a la exportación de maíz alivia a los productores pero “preocupa como van a desacoplar el precio internacional con el de consumo”.

Bianchi hizo una breve reseña de lo que fueron estos días de cese de comercialización de granos. “El 80% de los camiones que están en las rutas son cargas de las cooperativas, cosa que los productores asociados a esas cooperativas están muy enojados y doloridos. Como Coninagro no se adhirió estarían en su derecho de enviar a puerto pero podrían haber sido solidarios con sus propios socios, evidentemente priorizaron sus necesidades gerenciales”, detalló.

“La entrada de camiones en los puertos ha caído alrededor de un 50%. El volumen comercializado en la Bolsa ha caído un 65%. Consideramos que fue una medida efectiva porque el Gobierno dio marcha atrás”, concluyó.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *