Lo que dejó 2019: las startups que irrumpieron en el agro y las consolidadas



Llegan más tecnologías Fuente: Archivo

El final de 2019 nos encontró en medio de transiciones y la industria agtech no fue la excepción,. gestando innovaciones en alimentos, tecnología y sostenibilidad. El 2019 fue el momento de la reinvención de las proteínas por medio de alternativas vegetales. Irrumpieron las FoodTech como la chilena Notco y se popularizaron otras consolidadas como Beyond Meat.

Pero cuando parecía que estábamos listos para sentarnos a observar al mundo comer carne cultivada y tomar leches hechas en laboratorio, los fondos de inversión nos sorprendieron invirtiendo en insectos.

Startups como Ynsect, que cría insectos y los convierte en materias primas para alimentar la piscicultura, mascotas o fertilizar cultivos, y la francesa Ctnsect recaudaron US$125 millones cada una en rondas de inversión y todo indica que seguirán apareciendo nuevas empresas destinadas a producir con insectos.

A nivel local el desafío es distinto, el Censo Nacional Agropecuario reveló que la conexión a Internet en zonas rurales puede representar un obstáculo para la adopción de tecnología, pues solo tiene conexión el 35% las unidades productivas.

Esta realidad compleja demanda que los emprendedores deban diseñar nuevas soluciones. Este es el caso de Avancargo, una app destinada a vincular dadores de carga y camiones. Para sortear la dificultad de conexión están elaborando una mesa de operaciones y planean desarrollar modelos de resguardo de datos y envío para cuando la señal lo permite.

Mientras avanzan en estos modelos, ofrecen una Web app donde los usuarios que demandan camiones puedan hacerlo desde sus oficinas. “Esto hace la utilización un poco más sencilla, y las soluciones que podemos ofrecer un poco más amplias”, sostienen.

Tendencias

Las tendencias globales indican que la conectividad será imprescindible para alcanzar la eficiencia en un mundo que demanda más alimentos, “La lógica es simple: somos cada vez más habitando este mundo y la superficie productiva es limitada nosotros aportamos nuestro grano de arena potenciando a productores”, explicó Jose Robetto, CEO de Ponce, una de las startups aceleradas por CREA LAB que se enmarca dentro del Farming as a Service o Agricultura como servicio (FaaS).

Este modelo de negocio es la tendencia hacia la que se orientarán los productos agtech que integran maquinaria automatizada del campo con software de precisión.

A los emprendedores de Ponce les llevó un tiempo entender que vender servicios era el camino. Comenzaron desarrollando un software de modelo de venta y abono que mutó a ser completamente de servicio.

El éxito de los FaaS está en que los productores están más dispuestos a incorporar servicios que a comprar productos por única vez. ¿Por qué? Porque la primera opción les permite establecer costos fijos, probar y, si el producto no sirve, cambiar.

Sin embargo, no todas las innovaciones están vinculadas a la tecnología. Sarah Nolet, experta en innovación de sistemas alimentarios, sostiene que el futuro del agtech estará marcado por la economía circular, es decir, una economía que piensa el negocio de la agricultura con un propósito más allá de lo económico y que busca un triple impacto: social, económico y ambiental.

Los emprendedores ven oportunidades en las crisis. Aunque la frase resulte por demás conocida, no deja de ser cierta porque frente a todos los desafíos seguirán creando soluciones. Está en su ADN, sea cual sea su contexto.

El autor es socio de Barrero & Larroudé

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *