Las lágrimas de Juana Viale en La Noche de Mirtha, tras la muerte de su amiga: “Es re triste perder a alguien que uno ama”



Este sábado no fue un programa más de La Noche de Mirtha. La emisión, que se graba los días viernes, estuvo recargada de emoción debido a que horas antes de llegar a los estudios Juana Viale recibió una muy triste noticia: su amiga uruguaya y hermana del alma, Victoria Césperes, murió a los 41 años debido a una dura enfermedad.

“Hola, buenas noches, ¿Cómo están todos desde sus casas?”, dijo ni bien comenzó el programa, visiblemente conmovida. “Yo estoy un poquito nerviosa. Como todos saben o algunos mi amiga la uruguaya partió, pero yo tuve la honra de conocerla, de vivirla… amigos que están acá presentes también, y ella no me hubiese permitido no trabajar, porque era una laburante incesante. Así que estamos acá”, expresó tratando de contener las lágrimas.

“No se fue, solamente cambió de piel”, reafirmó con vos temblorosa. “Un beso muy grande al guerrero que tuvo a su lado, Luis, un beso enorme. A todos los amigos y todos los familiares, especialmente a Gela, que es su mamá. Voy a hacer el programa lo mejor que pueda”, dijo con total sinceridad. Y agregó: “Me late muy rápido el corazón”.

El look de la noche pasó casi desapercibido en medio del claro nerviosismo que Viale tenía debido a la pérdida de su amiga. “Es un vestido de paillette azul noche y pollera tableada”, explicó. “Uru, me vestí de gala para ti. Hermosa amiga mía, te amo”, siguió.

“Mauri Catarain me maquilló con magia, porque estos ojos no saben lo que eran cuando llegué, dos compotas”, aseguró al continuar con la rutina. Viale intentó agradecerle a la gente encargada del peinado de la noche, pero los nervios provocaron que se olvide algunas cosas. “Perdón, Romi me peinó para infinito estudio”, aclaró después de dudar quién había sido la persona que se encargó de su pelo.

“Es re triste perder a alguien que uno ama”, dijo mirando a las cámaras, ya sin poder contener las lágrimas. “Este es el peor comercial que van a ver en la historia”, agregó disculpándose con el público y las marcas, y pidió que entiendan la situación especial que está atravesando. “Primer sábado sin mi Uru”, expresó antes de pasar a la mesa.

Césperes nació en Punta Gorda, en el departamento de Colonia en Uruguay. Ya en su adolescencia, se mudó a Montevideo para formarse como actriz, y allí comenzó a participar de distintas obras teatrales. En 2011 se le diagnosticó cáncer de mama, y por eso a la distancia lo recordaba como un año bisagra en su vida: se mudó a Buenos Aires para participar de un proyecto para Canal Encuentro.

En la Argentina conoció a Viale, de quien se hizo muy amiga. Por eso no dudó en visitarla en Chile luego de que la actriz se mudara allí junto a quien era su pareja en ese momento, Gonzalo Valenzuela. Allí Césperes se enamoró de un chileno, y en 2013 se instaló en al país trasandino.

Césperes venía luchando contra una dura enfermedad desde hace un tiempo, a lo que se sumó la pérdida de su hermano y algunas complicaciones de salud que había sufrido su padre en el último tiempo.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *