La vuelta del dólar turista hizo subir al blue



Crédito: Shutterstock

El recargo del 30% fijó como referencia un valor de $82; también subieron el contado con liqui y el MEP

Las distancias que separan los precios regulados del dólar de sus precios libres, surgidos de operaciones entre privados, registraron ayer la mayor ampliación desde que se endurecieran los controles, ante la anunciada decisión oficial de restablecer el “dólar turista”.

La medida, confirmada el fin de semana por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y ratificada horas después con un recargo mayor, provocó aumentos de hasta 8,6% en los precios libres de la divisa.

Además, derramará efectos perniciosos sobre la economía mientras no sea un “efecto transitorio”, según advierten los analistas.

Fue en una jornada en la que la suba efectiva anunciada también para las retenciones puso en alerta al sector agropecuario, sobre el que recae la mayor parte de esa carga, y generó una baja del 41% en el volumen negociado en la plaza cambiaria oficial respecto del viernes.

El mayor impacto recayó en el valor de venta del dólar blue o paralelo, que se encareció $5,75, al saltar de $66,75 a $72,50 en la jornada.

De esta forma, el valor de la divisa para operaciones en negro, que venía de caer más de 6% durante la semana pasada, volvió de golpe a la zona de máximos que transitó en la jornada previa y posterior a las últimas elecciones, cuando se llegó a operar entre $74 y 75,50.

Pero lo cierto es que la medida arrastró también los precios legales del dólar MEP o Bolsa, que permite el arbitraje de monedas mediante la compraventa de activos con cotización local, y del dólar cable con contado con liquidación (CCL), mecanismo similar, pero en que se usa algún papel con cotización aquí y en el exterior y que por lo mismo posibilita sacar o ingresar divisas al país.

Esas cotizaciones treparon 3,9% y 2,6%, respectivamente, al pasar de $70,38 a $73,11, en el primer caso, y de $74,07 a $76,03 en el segundo.

Son movimientos que estaban descontados desde el mismo momento en que el mercado recibió la “señal oficial” de un nuevo valor de referencia de $82,02 para el “dólar exterior”: es el que surge de aplicarle al dólar minorista, que cerró ayer a $63,09 según el relevamiento del Banco Central (BCRA), el recargo del 30% que se propondrá por ley y que no podrá deducirse de Ganancias.

El esquema repite una receta ya aplicada en la versión 2011-2015 del cepo, solo que esta vez está incluido en el megaproyecto que la administración Fernández enviará en las próximas horas al Congreso y dispone otro aumento en la pesada carga tributaria que soporta el sector privado bajo el pomposo título de “Solidaridad Social y Reactivación Productiva”.

Lo cierto es que la sola enunciación del recargo generó un generalizado reacomodamiento alcista en las brechas cambiarias, según coinciden en alertar los analistas, que escalaron unos 4 puntos promedio para los dólares legales (quedó en 22,3 y 27,1% para dólar MEP y CCL) en relación con los $59,82 de cierre del mayorista y saltó al 5,7% a casi 15% en el caso del blue vs. el dólar oficial minorista.

Para el economista de FIEL Daniel Artana, el aumento de las brechas es un dato al que hay que “prestarle atención”. “Una alta complica el funcionamiento de la economía, ya que los precios libres del dólar empiezan a contaminar al resto de los precios locales y a la vez generan incentivos nocivos, ya sea para subfacturar exportaciones como para sobrefacturar importaciones”, advierte.

“En una economía bimonetaria como la nuestra una brecha cambiaria más alta incide negativamente en la formación de precios porque la referencia paulatinamente deja de ser la del dólar oficial y pasa a ser los ‘paradólares’. Así, un aumento de la brecha deriva sobre los precios, algo que el Gobierno buscará controlar con el pacto social, pero esa presión estará ahí”, coincide Miguel Zielonka, de EconViews.

En igual dirección, Federico Furiase, director del estudio EcoGo, sostiene que “los precios libres del dólar en alza, con el oficial quieto, complicarán la coordinación de expectativas para lograr una baja de inflación y hacen mucho más importante que el Gobierno avance en una rápida renegociación amigable de la deuda” para intentar realinearlas con su propósito de ir hacia una progresiva desinflación.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1