La “vacuna” monetaria que ensaya la Fed tendrá poco impacto en Argentina



Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos Fuente: AFP

La decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de recortar en medio punto su tasa de interés de referencia (baja de un rango de 1,50% a 1,75% a otro de 1% a 1,25% anual), en un intento por inmunizar su economía del impacto del coronavirus, tendrá un impacto muy limitado sobre la Argentina ya que, como primer efecto, esta medida tenderá a agudizar el exceso de liquidez con que convive el mundo desde hace años, una situación a la que el país no logra sacarle provecho por estar aislado del mercado financiero global.

El sorpresivo intento de “vacuna monetaria” se conoció cuando una delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) está nuevamente en el país para tratar de acordar un programa que habilite una extensión de los plazos de pago que había comprometido el país para la deuda de US$44.000 millones asumida en los últimos dos años.

Pero tuvo moderado impacto sobre el mercado, en especial sobre los precios de los activos argentinos, más atenta a la reestructuración en ciernes de la deuda y a las estrategias que intenta el Ministerio de Economía para mantener en pie su plan de refinanciación de los pasivos que le van venciendo en pesos, tras los últimos tropiezos.

En tanto, la tasa de riesgo país dio algún respiro: apenas bajó 1,3% y quedó en 2232 puntos básicos, con lo que se mantuvo sobre los 2200 puntos, aunque en la primera parte de la jornada había perforado ese umbral, cuando la tasa a 10 años del bono del Tesoro de Estados Unidos, que se usa como parámetro para esa medición, había perforado la barrare del 1% anual por primera vez.

“La reacción del mercado es cautelosa, porque hay muchas dudas respecto de las implicancias económicas del coronavirus, aunque su duración y alcance aún resultan inciertos y ello genera nerviosismo. Y la dinámica de los bonos argentinos -como también de las acciones- mostró que es rehén de la capacidad de avanzar con la reestructuración de deuda”, explicó el analista y consultor Gustavo Ber.

“La mirada de los inversores, en el caso argentinos, está puesta en el avance del cronograma que el Gobierno fijó para la renegociación. En este sentido, la designación de los bancos fue un avance, pero se espera empezar a conocer detalles de la oferta”, explicó otro operador.

“Las miradas de los inversores estaban puestas sobre temas puntuales: la inminente reestructuración de la deuda y ahora probablemente se agregará el posible avance del coronavirus tras la reciente confirmación del primer caso en el país”, resumió Portfolio Personal Inversiones.

En este sentido, conviene recordar que el Gobierno viene de confirmar el fin de semana a Lazard como entidad asesora (la misma que la del canje del 2005) y a Bank of América (por su presencia en Estados Unidos principalmente) y HSBC (con llegada a Europa y Asia) como colocadores.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *