La soja quebró la racha bajista en la Bolsa de Chicago tras subir 19 centavos de dólar



Tras caer durante ocho ruedas consecutivas, el valor de la oleaginosa logró cerrar en alza, aunque la mejora resultó magra

Como el corredor que llega al cierre de la maratón con el último aliento, tras ocho ruedas bajistas consecutivas la soja logró ayer quebrar la racha bajista en la Bolsa de Chicago al terminar la jornada con una mejora de 19 centavos de dólar. No le sobró nada.

El movimiento positivo respondió estrictamente a cuestiones técnicas, en un mercado que da señales de estar sobrevendido. Al cierre de los negocios las pizarras reflejaron subas de US$0,19 y de 0,10 sobre los contratos enero y marzo de la soja, cuyos ajustes fueron de 320,04 y de 325,37 dólares por tonelada.

La jornada no comenzó de la mejor forma para la soja, luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo desde Londres, donde participa de una Cumbre de la OTAN, que no hay una fecha límite para alcanzar un acuerdo con China que marque el fin de la guerra comercial.

“De alguna manera, me gusta la idea de esperar hasta después de las elecciones para avanzar en un acuerdo con China”, señaló Trump, en referencia a los comicios de noviembre próximo, en los que buscará su reelección.

Más allá de dar por descontado su triunfo en los comicios, mientras está en marcha el proceso de juicio político en su contra, las palabras del presidente de los Estados Unidos no resultaron alentadoras para el mercado agrícola estadounidense, ya que implicarían “perder” otra campaña y esperar a que China “haga el favor” de habilitar nuevos cupos para compras de “buena voluntad”, sin aranceles, algo sobre lo que ayer los operadores buscaron noticias, pero sin éxito.

En Brasil, en tanto, las buenas lluvias alientan la posibilidad de una cosecha récord de soja, con un objetivo que el mercado fija en torno de los 122 millones de toneladas y con un saldo exportable superior a los 75 millones, que comenzará a estar a disposición de la demanda china desde fines de enero próximo.

En el mercado local, la oferta abierta de las fábricas creció ayer de 242,60 a 248 dólares por tonelada soja para las terminales del Gran Rosario, con algunos negocios hechos en hasta 250 dólares cuando el vendedor comprometió volumen.

Para Bahía Blanca, tras la ausencia de ofertas el lunes, la demanda exportadora propuso 250 dólares por tonelada de soja, mientras que para Necochea las propuestas de los compradores crecieron de 235 a 240 dólares.

La soja de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo, se mantuvo estable en el Gran Rosario, en 230 dólares por tonelada, pero subió de 230 a 235 dólares para Bahía Blanca, y de 228 a 232 dólares para Necochea.

En el Matba Rofex las posiciones enero y mayo de la soja sumaron US$2 y 2,60, luego de cerrar con ajustes de 250 y de 232,30 dólares por tonelada.

Maíz sin cambios

El maíz argentino se negoció ayer sin variantes, dado que los exportadores volvieron a proponer 160 dólares por tonelada para Bahía Blanca; 145 dólares para el Gran Rosario, y 140 dólares para Necochea.

También se mantuvieron estables las ofertas de los compradores por el maíz de la próxima cosecha, para las descargas entre marzo y mayo, en 150 dólares para Bahía Blanca; en 145 dólares para Necochea, y en 138 dólares para el Gran Rosario.

En el Matba Rofex las posiciones diciembre y abril del maíz sumaron US$0,40 y 1,20, mientras que sus ajustes fueron de 148 y de 137 dólares por tonelada.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron ayer entre 8500 y 9200 pesos por tonelada de maíz, según calidad, condición, procedencia y forma de pago.

Las pizarras de Chicago reflejaron bajas de US$0,59 y de 0,30 sobre los contratos diciembre y marzo del maíz, cuyos ajustes resultaron de 146,45 y de 150,09 dólares por tonelada.

Respecto del trigo argentino, las ofertas de los exportadores por el grano con entrega inmediata se mantuvieron en 165 dólares por tonelada para las terminales del Gran Rosario, mientras crecen los problemas por la falta de cupos para entregar la voluminosa cantidad de granos comercializados para las posiciones de descarga a cosecha.

Este problema de logística también hizo que las propuestas por las entregas diferidas a enero crecieran de 165 a 170 dólares por tonelada; para febrero, de 167 a 175 dólares, y para marzo, de 170 a 177 dólares por tonelada.

En Bahía Blanca y en Necochea las ofertas por el trigo con entrega entre diciembre y enero se mantuvieron en 180 y en 173 dólares por tonelada, respectivamente.

En el Matba Rofex las posiciones diciembre y enero del trigo sumaron US$1,30 y 1,60, mientras que sus ajustes resultaron de 169,80 y de 171,80 dólares por tonelada.

La BCBA informó que los molinos pagaron entre 10.200 y 13.500 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

En Estados Unidos el trigo se negoció con fuertes bajas. En la Bolsa de Chicago los contratos diciembre y marzo perdieron US$4,68 y 3,67, al cerrar con ajustes de 194,93 y de 193 dólares por tonelada. En Kansas, las mismas posiciones resignaron US$5,42 y 0,92, tras terminar la rueda con valores de 155,24 y de 160,48 dólares.

Las pérdidas, por segunda rueda seguida, tuvieron mucho de movimiento técnico tras las importantes subas de la semana pasada, pero también fueron una expresión del mercado frente a la venta de 295.000 toneladas de trigo ruso a Egipto, un país que hasta no hace muchos años era un importante cliente de Estados Unidos.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1