La plataforma de intercambio de criptomonedas Bitso levantó inversiones por US$250 millones y se expande en el país


Bitso, uno de los exchanges de criptomonedas más importantes de América Latina, cerró una ronda de inversión récord de US$250 millones de diferentes capitales extranjeros. La plataforma que comercializa divisas digitales en la región y está presente en la Argentina destinará parte de los fondos para expandirse y ampliar sus operaciones en el país.

La empresa funciona como intermediario en las transacciones de usuarios de criptoactivos y en la actualidad tiene 2 millones de clientes registrados, de los cuales 430.000 son argentinos. Los fondos que levantaron de grandes inversores se suman a los US$62 millones que recaudaron en diciembre de 2020.

“En Latinoamérica es una de las inversiones más grande en tecnología en general y la más grande en el mundo cripto. Esto llevó a la empresa a tener una valuación de US$2200 millones de dólares, y ahora representamos una de las cinco fintech más grandes de la región”, dijo Daniel Vogel, CEO y cofundador de Bitso a LA NACION. La empresa se fundó hace siete años y, con el aumento en la tendencia de personas que buscan alternativas financieras en los criptoactivos, despegó como una startup unicornio (al superar lo US$1000 millones de valuación).

Gran parte de los capitales serán destinados a desarrollar más productos en su plataforma y su servicio de exchange, con el que genera ingresos a través del cobro de una comisión cada vez que se hace un intercambio de criptomonedas. La empresa tardó seis años y medio en conseguir el primer millón de usuarios y en menos de nueve meses duplicó esa base. “Esto no se está desacelerando de ninguna manera. Hoy se están tradeando en la plataforma entre 50 y 60 millones de dólares diarios. El rango de lo que estamos generando está entre 80 y 150 millones de dólares de facturación anual”, dijo Vogel.

La plataforma funciona como intermediario entre tenedores de criptomonedas a los que le cobra una comisión por la transferenciaShutterstock

El mercado de las criptomonedas en la Argentina creció durante la pandemia, y de acuerdo con los especialistas, se debió principalmente a la alta inflación -que las consultoras privadas estiman alrededor del 46% anual- y la falta de dólares en el país.

“Si comparás el tipo de cambio del peso argentino contra el dólar, durante los últimos 20 años hubo una depreciación muy grande y por primera vez hay alternativas muy interesantes a las monedas fiduciarias. La gente se está volcando cada vez más a ellas como un lugar para tener una reserva de valor que no dependa de la confianza en las instituciones o en factores externos y geopolíticos. La industria a nivel global creció mucho, pero hay una coyuntura importante en la Argentina que hace que la gente que antes no miraba las criptomonedas empiece a verlas como una alternativa posible para invertir”, agregó Vogel.

El empresario advirtió a los nuevos inversores que deseen explorar las tecnologías basadas en blockchain sobre la necesidad de informarse. ”Si lo único que te interesa es invertir, les advertiría que tengan cuidado, que es una tecnología con volatilidad y con esa volatilidad viene un riesgo. Siempre aconsejo no invertir nada que no se pueda perder. No creo que el bitcoin se vaya a cero, pero si puede tener pérdidas importantes de repente, y lo mismo para cualquier otra criptomoneda”, sostuvo el emprendedor, aunque destacó que, más allá de las caídas, a largo plazo muestran ser una buena inversión.

Si bien el bitcoin domina el mercado de cifrado con un valor estimado de US$54.415 (al valor del martes), la semana pasada se desplomó casi US$10.000 en un solo día. Por su lado, el ether, la criptomoneda que se comercializa dentro de la cadena de bloques Ethereum, escaló 325% en lo que va del año y cotiza alrededor de los US$3387 luego de alcanzar el último lunes su récord histórico bursátil, según CoinMarketCap, un sitio especializado en criptoactivos.

Para Vogel la clave más importante es estudiar la tecnología y entenderla antes de realizar una apuesta más grande. La compra mínima dentro de Bitso en la Argentina es de $100, un monto chico con el que se puede experimentar las transacciones y entender el funcionamiento y reacciones de las criptomonedas.

Por último, el empresario se refirió a la posibilidad de regular los criptoactivos, un debate que se instaló en el país luego de que el Banco Central intimó a las entidades bancarias a brindar información personal sobre clientes que realicen estas operaciones. “La regulación es algo increíblemente importante. No es un tema de si va a pasar o no va pasar, es una tema de cómo va a ocurrir en los diferentes países. Qué va a suceder a largo plazo y qué se va a regular y qué no, es una pregunta que estamos estudiando. Regular el bitcoin, ¿qué significa eso? Bitcoin al final de cuentas es una serie de computadoras que están corriendo un software. No hay manera regular esa red porque se creó de una manera en que no se lo pueda hacer. Lo que sí se puede regular es a los jugadores como Bitso, que son intermediarios y que están tocando el sistema financiero tradicional”, dijo Vogel.

Luego agregó: “Si se prohíbe a las empresas que hacen bien las cosas, no eliminás la actividad en el país, sino que crecen los mercados grises y negros, y las autoridades quedan en un peor lugar, porque ya no pueden dialogar y entender al sector”. Bitso cuenta con una licencia europea para operar y se rige por las leyes que regulan los criptoactivos en ese continente.

El crecimiento del mercado de criptoactivos llevó a los fondos de inversión más tradicionales a interesarse y destinar más capitales a estas operaciones que antes miraban con recelo. Tal fue el caso de Goldman Sachs y JP Morgan, que empezaron a ofrecer productos relacionados con las criptomonedas. Por su lado, Bitso levantó la mayor parte de su nueva inversión con dinero de Tiger Global y Coatue. En menor porcentaje invirtieron los fondos Paradigm, BOND, Valor Capital Group, QED, Pantera Capital y Kaszek.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *