La historia del hombre que dio la vuelta al mundo sin subirse a ningún avión



Uno de los pasatiempos favoritos de las personas es viajar. Conocer nuevas culturas y vivir experiencias que permitan el crecimiento a nivel personal son algunas de las razones por las que mucha gente suele sacar de su tiempo para explorar el mundo. Sin embargo, Thor, oriundo de Dinamarca, se tomó muy en serio el vivir la vida mientras recorre cada rincón del planeta.

Por medio de sus redes sociales y su blog Once Upon A Saga documentó su extraordinario viaje. Lo curioso es que planea ser la primera persona en visitar cada país de la Tierra sin subirse a un solo avión, pero sin que eso sea un impedimento para seguir su camino.

Lleva siete años cumpliendo la promesa que se hizo a sí mismo: conocer el mundo sin ir en avión ni regresar a su casa. Según dijo al canal de YouTube Nas Daily, se desplazó en, aproximadamente, 336 autobuses, 158 trenes, 25 barcos mercantes, 8 camiones e, incluso, un carruaje de caballos. Además, comentó que ya ha visitado unos 194 países, y ahora solo le quedan 9 para completar su objetivo, por lo que se encuentra cada vez más cerca de cumplir su meta.

Sin embargo, hay destinos a los que es difícil llegar sin volar, pues se trata de pequeñas islas en medio del océano. Son puntos a los cuales podría llegar por medio de embarcaciones, sin embargo no compartió su plan para llegar a esas zonas.

Por otra parte, también aseguró que trata de mantenerse con el mínimo de gastos posibles, por lo cual, intenta buscar las mejores opciones que se acomoden a su presupuesto diario de 20 dólares para pagar la comida y el alojamiento. Aunque, según afirmó al canal, hay ocasiones en las que desconocidos le permiten pasar la noche en sus hogares sin ningún costo.

Thor cuenta su historia de manera animada, pero no lo recomienda para todo el mundo, ya que asegura que su largo viaje también le ocasionó ciertos inconvenientes. ”Una vez me estaba dirigiendo de Camerún a la República Democrática del Congo por un camino de tierra, sin nadie más a mi alrededor. Era la mitad de la noche y, de repente, fui detenido por tres hombres uniformados, armados hasta los dientes, ebrios y completamente fuera de sí. Pensé que me iban a disparar en cualquier momento”, detalló en el canal.

Pero, en general, califica su reto como “una experiencia increíble y aunque no es para todos, sí recomiendo a las personas que viajen y conozcan nuevas culturas cada vez que les sea posible”.

EL TIEMPO/GDA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *