La caja estatal. Sigue el rojo fiscal, pero se achica la brecha entre gastos e ingresos



El ministro de Economía, Martín Guzmán Crédito: Min. de Economía

El rojo fiscal se mantuvo en noviembre, pero la enorme brecha entre gastos e ingresos que caracterizó el tiempo de la cuarentena más rígida se achicó. Lo que busca el Gobierno es enviar una señal de un nuevo camino hacia la sustentabilidad a un mercado alterado por la emisión monetaria y al Fondo Monetario Internacional (FMI), con el que renegocia la deuda del país con ese organismo.

A pesar de la tendencia que busca consolidar el Ministerio de Economía que dirige Martín Guzmán, el año terminará con un agujero en las cuentas públicas levemente por abajo de los 7 puntos del producto bruto interno, fuertemente influenciado por los mayores gastos y la caídas de ingresos durante la pandemia de coronavirus y el aislamiento obligatorio.

La Secretaría de Hacienda que dirige Raúl Rigo informó hoy que el Sector Público Nacional (SPN) registró en noviembre un resultado primario deficitario de $58.693 millones. El pago de intereses de la deuda pública, neto de pagos intra-sector público, ascendió a $68.337 millones. Así, el resultado financiero del SPN fue deficitario en $127.029 millones

Los ingresos totales ($468.452 millones) crecieron 27% interanual, por debajo de la inflación registrada en el mes. El gasto primario ascendió a $527.145 millones (+40,5%).

Los economistas esperan ahora ver la evolución de las cuentas públicas en diciembre, generalmente el mes más pesado en cuanto a gastos para el Estado por el pago de aguinaldos.

“El gasto primario registró el menor guarismo interanual del año, incluso a aquellos observados prepandemia”, informaron desde el Ministerio de Economía. “Así, el nivel de déficit primario fue el más bajo desde la irrupción del Covid-19 (-0,2% del PBI). La recuperación progresiva de la actividad económica que fortaleció los ingresos fiscales está permitiendo avanzar en el proceso de sostenibilidad fiscal compatible con una política de gasto para proteger a las familias, el empleo y la producción”, completaron cerca de Guzmán.

Hacienda informó que los ingresos tributarios registraron un incremento del 32% interanual, “impulsados por aquellos que dependen de la evolución del mercado interno, en sintonía con la mejora en la actividad económica, y aquellos asociados a la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva promulgada en diciembre pasado”.

Las mayores recaudaciones fueron promovidas por el impuesto a las Ganancias ($24.896 millones; +86,6% interanual), Bienes Personales (7272 millones; +1761,6%) y al Valor Agregado (+$23.398 millones; +37,6%). “Por su parte, los ingresos asociados a la seguridad social y el comercio exterior registraron una desaceleración”, admitieron. “El comportamiento de los primeros se explica mayormente por las medidas de alivio fiscal para las empresas en el marco del programa ATP [reducción de contribuciones patronales]. Respecto de aquellos asociados al comercio exterior, incidió en su desempeño el adelantamiento de exportaciones observado en el último trimestre de 2019 y la baja de derechos de exportación anunciada en octubre de 2020 por el Poder Ejecutivo Nacional a través de los Decretos N° 789 y 790”.

Las rentas de la propiedad del SPN registraron una caída de 11% interanual explicada -según Economía- principalmente por la merma en las rentas de la Anses, “como consecuencia de la suspensión del pago de cuotas de créditos otorgados con el objeto de morigerar los efectos de la crisis sanitaria y económica sobre las familias”. Los recursos de capital mostraron un incremento de 702,3% interanual explicado principalmente por los recursos de la Anses correspondientes a los fondos para el Financiamiento del programa Reparación Histórica, según lo establecido en el artículo 121 de la Ley de Presupuesto 2019 N° 27.467.

La evolución del gasto

“La dinámica del gasto primario en los últimos meses responde al compromiso del Poder Ejecutivo por restablecer la sostenibilidad de las cuentas públicas luego del esfuerzo fiscal extraordinario realizado en los meses más críticos de la pandemia que fue llevado a cabo sin desatender el cuidado de las familias, el empleo y la producción”, indicó Economía.

Las transferencias corrientes registraron un incremento interanual de $70.779 millones (59,6% interanual), de los que $64.596 millones fueron percibidos por el sector privado. Las erogaciones extraordinarias en concepto del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) ascendieron a $17.897 millones. Las asignaciones familiares se incrementaron en $9036 millones (+41,4%) en virtud de los aumentos otorgados mediante los Decretos N°163/20, N°495/20 y N°692/20.

“Es menester resaltar que en noviembre de 2019 se regularizaron pagos de meses anteriores, lo cual aminora el incremento interanual observado en el presente ejercicio”, señalaron.

Con relación al mismo período del año pasado se otorgaron $7200 millones en el marco del Programa Alimentar, $4800 millones asociados al programa Potenciar Trabajo y $3630 millones en concepto del bono para el personal médico.

En cuanto a los subsidios energéticos, que aumentaron 38% interanual, la mayor parte del incremento registrado en el mes se explica por la asistencia financiera a Cammesa, que subió a $8889 millones. “Estas erogaciones se dan en el marco del congelamiento transitorio de tarifas eléctricas dispuesto por el Ejecutivo Nacional para amortiguar los efectos nocivos de la crisis sanitaria y económica sobre la economía de las familias”, explicó Hacienda.

Los gastos en prestaciones de la seguridad social totalizaron $223.780 millones (+$54.268 millones; +32,0% interanual). En lo que refiere a jubilaciones y pensiones contributivas (+$48.064 millones; +31,2%), “el incremento corresponde al impacto de lo dispuesto por el Decreto N°163/2020, el Decreto N°495/2020 y el Decreto N°692 /2020”, explicaron.

Con relación a las transferencias al sector público (+11,2% interanual), “si bien aquellas con destino a las provincias registraron una reducción de $849 millones respecto de igual mes del año anterior, es menester mencionar el incremento de las asistencias en el marco del Fondo de Fortalecimiento Fiscal según el Decreto 735/2020 (+$6645 millones), las transferencias por Fondos Fiduciarios (+$3518 millones) principalmente en virtud de las asistencias en materia de Subsidio al Transporte, y la asistencia financiera del Ministerio de Salud en el marco del programa SUMAR (+$1746 millones)”.

El gasto de capital mostró un incremento de $7925 millones (+41,7% interanual). “Buena parte de esta suba tuvo como destino a las provincias para obras en materia de vivienda y promoción turística, destacándose también erogaciones en materia de transporte y obras públicas para la implementación de centros sanitarios turísticos dada la proximidad de la temporada de verano”.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *