La Argentina post pandemia y la necesidad de consenso para generar acuerdos



La incertidumbre del escenario pandémico tras el brote de COVID-19 nos obligó a replantearnos una serie de cuestiones personales y sociales, adaptando nuestros hábitos y costumbres en el proceso. En este contexto, muchos de los conflictos sociopolíticos y económicos que al mundo le toca afrontar en el marco -presente y futuro- de la llamada nueva normalidad tampoco son ajenos a la coyuntura argentina.

Antonio Aracre, director general de Syngenta en Latinoamérica Sur

Muchas de estas reflexiones se cruzaron en el centro del debate en cada uno de los paneles de “Acuerdos para una nueva convivencia”, evento virtual organizado por LA NACION, el pasado 17 de septiembre. Antonio Aracre, director general de Syngenta para Latinoamérica Sur, dio el puntapié inicial de la charla, remarcando que las claves para lograr el consenso en un país -y también en un mundo- signado por la grieta “tiene que ver con la confianza y tiene que ver con la necesidad de acordar cosas y de mirar un poco más el largo plazo. Y poder, en un momento, correrte de lo que está pasando y pensar en la Argentina de los próximos diez años”.

La confianza y la construcción conjunta de esas políticas a largo plazo que tanto subraya Aracre, terminaron siendo el hilo conductor de los diferentes intercambios que se dieron en el marco de un evento que le dio lugar a todo tipo de voces: al oficialismo y a la oposición, justamente, para ejemplificar las complicaciones del diálogo actual, las mismas que dificultan el consenso. Para el ejecutivo de Syngenta estos desacuerdos son una verdadera preocupación, ya que parte de la solución “requiere necesariamente algún tipo de confianza del interlocutor que tenemos enfrente”.

Antonio Aracre, durante el evento “Acuerdos para una nueva convivencia”

00:40

“Necesito confiar desde qué lugar me habla el otro, pero también necesito abrir la cabeza y tener cierta empatía de que no soy el dueño de la verdad, y que algo puedo aprender y algo puedo incorporar”, agrega Aracre, y abre el planteo hacia un tema fundamental: la diversidad, más específicamente, las políticas públicas y la diversidad de integración de géneros, temas que trascienden la agenda local y no deben dejarse a un lado cuando se habla de estos acuerdos para una nueva convivencia post pandemia.

La diversidad y la inclusión son un eje fundamental para Aracre. Al final del día, lo importante sigue siendo “el aceptar e incluir el pensamiento diferente del otro y el comprender que me puede aportar algo importante a mi saber”, afirma, y recalca el predominio de un sesgo constante que debe ser combatido, tanto dentro de las empresas, como en los partidos políticos y los gobiernos.

Vilma Ibarra. Secretaria Legal y Técnica

Esta mirada sobre los acuerdos y los consensos, así como los tópicos sobre diversidad, también se retomaron y expandieron en las voces de panelistas como Vilma Ibarra -Secretaria Legal y Técnica- y Julia Pomares, Directora Ejecutiva de CIPPEC, quien parte de la base de las “identidades comunes” de Argentina: esas cosas que nos unen como sociedad, más allá de las divisiones ideológicas, fundamentales para la pluralidad de voces.

“Para construir consensos hay que tener sentados en la mesa a los protagonistas de esos consensos. Los protagonistas implican las diversidades. Entonces, cuando tenemos que hablar de política, tenemos que hablar de diversidades, pero no solo las ideológicas, sino también económico-sociales, religiosas y de las orientaciones sexuales. Primer requisito como sociedad, valorar la diversidad”, afirma Ibarra ante el interrogante de la dificultad de Argentina para alcanzar el acuerdo político y ese pensamiento de reconstrucción a largo plazo.

“Qué cosas nos hacen argentinos y argentinas, y hace que nos sintamos parte de un colectivo común. Por acá pasa la narrativa de futuro, lo que nos une más allá de la grieta y de la polarización”, resalta Pomares, dentro de un evento masivo que también se ocupó de debatir el nuevo orden político y económico mundial post pandemia, los nuevos liderazgos y las oportunidades de la interacción entre Argentina y China, de la mano de diferentes expertos conectados digitalmente alrededor del globo, marcando de esta manera el paradigma actual aplicado a este segundo encuentro, tan diferente al presencial que se llevó a cabo durante 2019.

Luis Eugenio Basterra. Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación

China tiene una mirada estratégica a largo plazo para generar negocios con Argentina

Entre los paneles que se presentaron a lo largo de la jornada, no podemos dejar de destacar “Oportunidades de la interacción entre Argentina y China”, un debate enriquecido con los aportes de Aracre, Luis Basterra -Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación-, Xia Diya -Ministra Consejera Económica y Comercial de la Embajada de la República Popular China en Argentina-, Ignacio Beltramino -Director de La Unidad de Negocios de Semillas de Syngenta- y Sabino Vaca Narvaja, Representante Especial para la Promoción Comercial e Inversiones de la Embajada argentina en la República Popular China

Como bien señala Basterra, hoy es el momento ideal para profundizar el intercambio con China, un líder mundial y un socio comercial clave para nuestro país. El ministro volvió a reafirmar la importancia de la confianza del mercado asiático y una estrecha relación que se viene afianzando desde hace casi una década.

Para Diya, el sentimiento es mutuo, ya que considera a la Argentina como un importante socio estratégico, gracias a la calidad de nuestros recursos naturales y humanos. “Hoy por hoy, más que nunca, es impostergable que coordinemos acciones para combatir los efectos de la pandemia y para crear nuevas oportunidades”, declaró la ministra y remarcó: “Justamente, por los esfuerzos mancomunados y las relaciones económico-comerciales entre nuestros dos países, se está experimentando un boom, un crecimiento con resultados alentadores actuales y también una mayor perspectiva hacia adelante”.

Los servicios logísticos, el turismo, el comercio electrónico y el aeroespacial argentino están conquistando el mercado chino, por eso, Diya asegura que “estamos colaborando mucho con los ministerios de agricultura, la cancillería y la embajada argentina en china para trabajar hacia la misma meta, la misma dirección de tener una cooperación en comercio bilateral más diversificada y de alto nivel”.

“Las relaciones entre Argentina y China están pasando por un momento muy bueno, más allá de la situación mundial. Ya es el cuarto mes consecutivo en el que China es el primer socio comercial de argentina, pasando a Brasil, aún en situación de pandemia”, concuerda Vaca Narvaja, dejando en claro que hay mucho trabajo por hacer a futuro, pero también muchísimo potencial.

Como cierre del evento, Antonio Aracre charló con Santiago Cafiero , jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, sobre la importancia de la diversidad. “Yo creo que hoy hay un discurso de odio. Hay un registro que, hace años, solo se daba en las redes sociales. Un tono de agravio y para limitar las opiniones de otros. Las opiniones que no concuerdan con mi creencia y valores, las ataco directamente”, reflexionó el funcionario y agregó, “Ese discurso de odio no puede ser una salida para una construcción de una Argentina más diversa, una Argentina que tolere y promueva la diversidad y que se nutra de esa diversidad”.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1