Jugueterías en crisis. La venta online y los juegos para adultos lideran la resistencia



Las jugueterías volvieron a abrir en las últimas semanas pero siguen siendo uno de los rubros más golpeados por la crisis Fuente: LA NACION – Crédito: Ricardo Pristupluk

Más de cinco meses de cuarentena obligatoria y contando. Después de tantos días de confinamiento en varios puntos del país, el aburrimiento se vuelve casi inevitable. Sin embargo, tanto los rompecabezas y juegos de mesa para los adultos, como los muñecos y juguetes para los más chicos de la casa, parecieron ser una buena solución para hacer más llevadero el encierro: desde comienzos de abril, las ventas de las jugueterías online se dispararon.

“Durante la cuarentena el e-commerce aumentó mucho. La mayoría de las jugueterías hoy tienen un canal propio o venden por plataformas o redes sociales. Hubo mayor demanda de rompecabezas y de juegos de mesa porque la gente tuvo más tiempo. Se fue incrementando el desafío de innovar con los juegos de mesa. Y también con los chicos, los juguetes didácticos fueron una buena manera para mantenerlos un poco más alejados de las pantallas, así no están todo el día con los dispositivos electrónicos. Es algo inédito esto de tener a los chicos encerrados en sus casas durante más de 160 días”, consideró Emmanuel Poletto, presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete.

De acuerdo a los datos que le brindó Mercado Libre a LA NACION, en los primeros meses de aislamiento obligatorio las ventas relacionadas al entretenimiento se incrementaron en un 61%. Dentro de la división “Juegos y juguetes”, el top tres de los más vendidos fueron los muñecos y muñecas, los juegos de mesa y cartas y los vehículos de juguete. A su vez, en relación a meses anteriores, las tres sub-categorías que registraron el mayor crecimiento fueron los juegos de mesa y de cartas, los bloques de construcción y los juegos de oficio.

“En el primer mes de cuarentena fue muy fuerte el juego de mesa: Burako, Monopoly, rompecabezas. No dábamos abasto con el stock. Naturalmente, hoy los juegos de mesa tienen un rol o proporción dentro de las ventas que no suelen tener, aunque con el día a día esto se fue diluyendo un poco. Pero en abril y mayo, los juegos de mesa tuvieron una relevancia muy importante”, explicó Joel Elias Szlit, dueño de Somos los juguetes.

En el caso de la juguetería Es Divertido, el negocio nació y se mantuvo 100% digital, por lo que la pandemia los agarró con cierta ventaja y no tuvieron la necesidad de revisar sus procesos de venta, como sí debieron de hacerlo otros comercios. “El mundo del e-commerce tuvo un gran crecimiento a partir de la pandemia, todos los clientes se volcaron a comprar a través de plataformas online, tanto en sitios web como en marketplaces. La cuarentena generó que se incrementara la demanda, dado que la única forma de conseguir los productos que los clientes querían era de forma online. En la actualidad tenemos un nivel de ventas más alto de lo proyectado para este 2020”, afirmó Martin Grinkraut, gerente e-commerce de Es Divertido.

Según Mercado Libre, el perfil de los usuarios que navegan por la categoría de Juegos y Juguetes son en su mayoría millennials: el 27% de ellos tiene entre 25 y 34 años de edad y el 21% tiene entre 35 y 44 años. Además, en el 65% de los casos, el cliente es una mujer. “Sabemos que hay gente que todavía no se anima al e-commerce, pero cada vez más personas está realizando sus primeras compras y eso posiciona al canal online en un mejor lugar en el mercado”, agregó Grinkraut

Alto impacto

Durante los tres días de la edición Hot Sale 2020, la categoría de “Juegos y juguetes” de Mercado Libre fue la sección que registró el mayor crecimiento respecto al año pasado: tuvo un aumento de 429% en ítems vendidos. “Fue uno de los rubros que más vendió, incluso más que alimentos y otras categorías que son tradicionalmente online. Tuvo un incremento muy fuerte, por esta necesidad de los juegos y juguetes para transitar la cuarentena”, analizaron desde la Cámara Argentina de la Industria del Juguete.

Por su parte, desde Somos los Juguetes reconfirmaron el impacto del evento sobre la facturación: “En el Hot Sale vendimos más que otros años, pudimos encontrar la forma de trabajar mejor. Nos falta mucho por crecer todavía, pero en general, el Hot Sale no nos hacía una diferencia sustancial y este año la verdad es que fue muy bueno, se vendió notoriamente más”.

Este 2020 entre el Hot Sale y el Día del Niño hubo solo dos semanas de diferencia, por lo que muchos padres decidieron anticipar sus compras. Y aunque la cercanía de las fechas afectó en parte la posibilidad de vender durante los dos eventos, igual el resultado superó las expectativas: en Mercado Libre se registró un aumento de 203% en unidades vendidas respecto al año 2019.

Incluso, en el caso de la juguetería Es Divertido, las ventas del Día del Niño fueron 30% superiores a las que habían proyectado a principios de este año. “Confirmó lo sucedido en el Hot Sale. Si bien por la cercanía de los dos eventos muchos clientes aprovecharon para comprar anticipadamente, muchos otros esperaron al Día del Niño para realizar sus compras. Las ventas siguieron su ritmo y fue una extensión de Hot Sale durante las dos semanas siguientes”, remarcaron.

Tiendas cerradas

A pesar de las grandes ventas online, muchas de las jugueterías continúan con sus locales cerrados al público, sobre todo aquellas que se encuentran en centros comerciales. Sin embargo, las facturas siguen llegando y los costos fijos a los que se enfrentan las jugueterías suelen ser muy altos.

“Hoy se vende muchísimo online, muchísimo más. El tema es que, en nuestro caso particular, trabajamos con 60 personas, tenemos costos fijos, pagamos diez alquileres… es complicado. La estructura hace difícil todo. Vamos a ver qué pasa, es una temporada atípica”, sentenció Szlit.

Somos los Juguetes tiene la mitad de sus locales cerrados al público y, de aquella sucursales que permanecen abiertas, venden lo mismo en pesos que el año pasado. “La venta online ayuda y uno subsiste, te permite llevarlo mejor porque sino hubiéramos estado paralizados muchísimo tiempo sin ningún local abierto. Pero los costos que tenemos son enormes y las facturas nos llegan como si hubiéramos abierto. Ahora necesitamos un tiempo corrido de estar abiertos. No sé los shoppings cuándo abrirán, pero ojalá que sea para Navidad”, agregó.

La pandemia golpeó a las jugueterías en todo el mundo y las obligó a acelerar su proceso de reconversión digital Fuente: AFP

En el mismo sentido apuntó el presidente de la Cámara del Juguete. “Obviamente la venta online creció en este contexto, pero tampoco alcanza a compensar la caída que hubo en los locales. Las ventas que se perdieron, no se recuperan. Las estadísticas nos indican que aumentó 400% la venta online de juguetes, por encima de lo que es la venta de otras categorías. Realmente el canal digital aumentó, pero es solo una parte de la facturación de una juguetería”, concluyó Poletto.

Los más vendidos

De acuerdo a un relevamiento que realizó la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, los juegos de fabricación nacional más vendidos durante la pandemia fueron los rompecabezas y los juegos de mesa como el Dr. Eureka (desde $1150), Carrera de Mente ($1690), Dobble ($1500), ¿Qué ves? ($799), Don Rastrillo y el UNO ($580) además de los clásicos como el Memotest ($599), el Ludo y el Juego de la Oca ($400). En tanto los principales artículos importados fueron las muñecas Cry Baby ($5900), Bellies ($5790 en adelante), PinyPon ($2990 en promedio) y Paw Patrol ($1800 pack de seis unidades).

Otro de los artículos más buscados fueron los bloques ($250 x 24 piezas), las masas de modelar ($219 pack por tres potes) y los juguetes de primera infancia (0 a 3 años) como los encastres, sonajeros y otros que explican el 40% de la oferta de juguetes. A partir de las salidas permitidas, se comenzaron a vender más unidades de monopatines (desde $1500).

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2