Inteligencia artificial: los algoritmos como base para optimizar el trabajo humano y los negocios



José Del Rio (LA NACION) dialogó con Nicolás Kaplun (Globant) durante el encuentro Fuente: LA NACION

En un encuentro organizado por la nacion, ejecutivos, emprendedores y referentes del mundo de la tecnología analizaron lo ocurrido este año y anticiparon lo que puede venir

Los avances de la inteligencia artificial y de todos los procesos tecnológicos que conlleva no son una amenaza para las habilidades y los trabajos humanos, sino que los potencian, según afirmaron los especialistas y ejecutivos que participaron de la tercera edición del encuentro sobre la temática, que fue organizado por LA NACION. Quienes compartieron sus conocimientos y experiencias viven la transformación digital que, acelerada por el Covid-19, revolucionó los negocios y la manera de trabajar. La gran mayoría afirmó que las nuevas plataformas y la utilización de algoritmos impulsa todas las industrias y los trabajos de las personas. Desde la educación y el ámbito familiar hasta la seguridad, pasando por el sistema financiero y la medicina, las diferentes actividades pueden aliarse a los avances que trae la inteligencia artificial.

1 Diez ideas para ser humanos aumentados

Este año nos demostró que la tecnología es una gran aliada para los humanos. El desarrollo de la inteligencia artificial asusta a muchos, pero la pandemia de Covid-19 demostró que en el futuro va a haber una convivencia más amigable entre humanos y robots. “Hay que humanizar la tecnología”, dijo Martina Rua, periodista especializada en innovación. Y enumeró las 10 ideas para “ser humanos aumentados”.

1. Ser y luego hacer. “Este fue un año en el que la humanidad estuvo al frente, atravesó por mucho y se hizo preguntas por el statu quo, sobre el ser y no tanto por el hacer”, explicó. Y agregó que la tecnología “aumenta las habilidades humanas”.

2. El fin de la dicotomía robots vs. humanos. La gran mayoría de la población piensa que los robots van a terminar con los humanos, pero no es así. La periodista explicó que los avances en la tecnología artificial pueden potenciar el trabajo humano. “Esta batalla es mejor pensarla en positivo”, recomendó.

3. Vamos hacia una cobotización. “Es la colaboración entre humanos y robots”, explicó, y agregó que las personas deben aprender cómo las herramientas de hardware y software pueden potenciar las habilidades humanas.

4. El desarrollo de habilidades nuevas. “Todos tenemos más habilidades que en 2019. La pandemia nos obligó a explorar tanto habilidades digitales como humanas. Todos sabemos hacer más cosas -analizó Rua-. Si avanza la cobotización tendremos que ser cada vez más humanos”.

5. El compromiso con el conocimiento. Para la periodista, este año va a ser “de quiebre”, porque las tecnologías “prometen 100 veces más de eficacia que el año pasado”.

6. Hacer conscientes los sesgos. “Los algoritmos están hechos por humanos y somos seres sesgados”, afirmó, para considerar luego que las personas debemos reconocer esos sesgos para tenerlos en cuenta y “pensar cuando consumimos”.

7. Promover la inclusión. Rua explicó que hay abogados que están entendiendo que hay algoritmos que “están perpetuando la exclusión” y que no permiten, por ejemplo, que algunas personas accedan a un crédito. Pero la tecnología debería ser inclusiva, concluyó.

8. Colaboración aumentada. “La charla con café de por medio desapareció y eso demostró que necesitamos una colaboración aumentada”, sostuvo. En esta colaboración se puede pensar cómo usar esta tecnología “para pensar con otros, para que no haya tanta grieta de pensamiento y para encontrar los lugares en común”.

9. Un plan de bienestar digital. “Necesitamos un plan de bienestar digital. La tecnología avanza y es una herramienta que la podemos usar bien o no -definió-. Pensar si se quiere que haya un uso intencional, crítico y balanceado. Hay que usar las tecnologías de una manera menos inocente”.

10. Más humanos aumentados. “La inteligencia artificial está cambiando la industria en la que trabajás, está cambiando tu rol -describió Rua-. Es clave entender cómo cambian las industrias y, sobre todo, cómo esta tecnología nos ayuda a todos a ser más humanos”.

2 El poder de los datos para las grandes compañías

Los datos por sí solos dicen poco y nada, pero acompañados de la inteligencia artificial y de un equipo que sepa interpretar y explotar esa información, se vuelven imprescindibles para la toma de decisiones de una compañía, para aumentar su potencial y para entender y conectar más con los consumidores.

“Creo que no tenés una ventaja por implementar inteligencia artificial”, sentenció Martín Ruiz, gerente ejecutivo de Operaciones Comerciales de Axion Energy. El directivo participó de un panel moderado por Rodrigo Ponce, gerente general de Google Cloud Argentina y Uruguay, en el que cuatro referentes conversaron sobre la inteligencia artificial en los negocios.

“Se puede mejorar el modelo comercial y de atención al cliente, la estrategia de marketing, cómo escuchar a las audiencias. Puertas adentro hay un montón de opciones: ciberseguridad, automatización de data center, predicción de la red de cajeros”, enumeró Fernando Turri, CIO del Banco Galicia.

“Es un cambio del negocio”, describió Ruiz. En Axion Energy consideran que, al fomentar la innovación, también “se tiene que incentivar el error y permitir que la gente se equivoque”, ya que penalizar al empleado no lo ayuda a mejorar y a entender qué estuvo mal. El plan debe completarse con capacitación.

En la misma línea, Ana Laura Fleba, digital commerce director en Unilever, indicó que para que las compañías puedan incorporar y maximizar la inteligencia artificial, es necesario que exista una visión y convicción de todo el equipo

En el caso de la empresa MODO, la “billetera de los bancos”, no se vivió el proceso de transformación cultural, porque la firma nació ya bajo el concepto de lo digital y “con una dinámica muy ágil”. Su CEO, Rafael Soto, sostuvo: “Creo que hacemos un aporte en la industria bancaria, fuimos un catalizador de cambio cultural en algunas entidades financieras”.

Turri afirmó que los procesos de automatización generan que “se libere el talento”, para que los equipos puedan dedicarse a atender al cliente de forma personalizada. “Muchas veces se ven a estas tecnologías como amenazas, y para mí son completamente compatibles y hacen que con la combinación persona-tecnología se logren mejores resultados”, acotó.

La combinación de algoritmos, estadística e inteligencia artificial puede llegar a lograr algo que hasta hace poco parecía impensado: la hiperpersonalización del cliente. Las compañías son capaces de determinar qué tipo de producto ofrecerle al comprador o qué servicios tener en una determinada tienda.

Para el CIO de Galicia, “no es una decisión que pueda tomar solo una compañía, sino que el cliente se va a acostumbrar a que lo atiendan de esa manera. Si nosotros no lo cambiamos, el cliente nos lo va a demandar”, apuntó Turri.

A pesar de que hoy se piensa en la inteligencia artificial como un cambio disruptivo, en poco tiempo todas las empresas lo tendrán incorporado a su modelo de negocios y las herramientas se convertirán en un elemento común, más que en un diferencial.

3 El argentino que creó el cerebro del avión sin piloto

La inteligencia artificial ya es una realidad y se ve aplicada en diferentes aspectos de la vida cotidiana. Así lo expresó el director de la carrera de Ingeniería en Inteligencia Artificial en la Universidad de San Andrés, Roberto Bunge, el argentino que ideó el cerebro del primer taxi aéreo autónomo.

“Es un avión que despega y aterriza verticalmente y está diseñado para llevar gente de un lugar a otro, pero tiene una particularidad: es totalmente autónomo. No tiene piloto, uno aprieta play y el avión hace todo solo”, explicó.

Bunge contó que la inteligencia artificial fue clave en el desarrollo del proyecto: “Es la aplicación a la robótica y a los vehículos autónomos; en todas esas áreas se aplica inteligencia artificial”, explicó.

También cuestionó el temor que se produce a la hora de hablar del avance de la tecnología en la vida cotidiana. “Yo creo que muchas veces esta idea de que van a desplazar totalmente al humano es un poco exagerada. No tenemos ninguna tecnología que se acerque a lo que hacemos los humanos, Creo que en todo lo que tiene que ver con creatividad, todavía es el humano el que va a estar en el centro del sistema”, dijo el académico.

El vehículos autónomo acortaría mucho los tiempos de traslados. Por eso, Bunge imagina un futuro en el que se pueda ir en tan solo 15 minutos desde la localidad de San Fernando hasta el centro porteño.

4 La pandemia aceleró la adopción de tecnologías

La pandemia trajo consigo incertidumbres y miedos, pero también aportó enseñanzas y aceleró la adopción de la tecnología en las industrias más diversas. Según Nicolás Kaplun, general manager de Globant Latinoamérica, el Covid-19 provocó que los aspectos aspiracionales de las compañías se transformen en el “deber ser”.

“Se vio en la tecnología, pero también en la metodología y la cultura, que quedó impactada para bien”, señaló. En la misma línea, indicó que los procesos tecnológicos se “aceleraron drásticamente”, principalmente porque las resistencias que existían en la prepandemia pasaron a estar vehiculizadas y la agilidad se convirtió en “la máxima prioridad” para la transformación en organizaciones de alta frecuencia y para la solución de cuestiones logísticas.

Respecto de cómo impactará 2020 en la transformación de los negocios, consideró que hay sectores que ya se coronaron como “ganadores” por los cambios en marcha. “Hay gente que se adaptó y adoptó usos y costumbres, como el caso del comercio electrónico. Pero, más allá de eso, hay una parte de incertidumbre: en un mundo volátil no sabemos cuándo esto se termina de resolver y cuánta de esta adopción va a seguir siendo necesaria”, indicó el directivo de Globant.

Con la mirada puesta en América Latina, resaltó que la región “está abrazando muy fuertemente la tecnología en general” y que, habiendo partido en forma más tardía, “se está avanzando más rápido que, tal vez, en otras latitudes”.

Por último, Kaplún destacó que no es cierto que los robots vayan a reemplazar el trabajo tradicional, aunque remarcó que es “natural que haya cierta resistencia”.

Y concluyó: “A la inteligencia artificial en Globant nos gusta llamarla inteligencia aumentada, porque te permite ser más potente. Los empleados siguen haciendo su aporte artesanal, salvo que tienen otras herramientas para potenciar su trabajo”.

5 El rol de la ciencia ficción y confesiones con algoritmos

“La inteligencia artificial y la creatividad funcionan como un muy buen matrimonio, de esos que duran muchos años y en los que los dos son felices”, explicó Ignacio Zuccarino, director general creativo para América Latina Hispanoparlante de Google. El especialista en creatividad dijo que ambos conceptos son complementarios, pero cuando trabajan juntos “los límites se borran”.

A su vez, mencionó el concepto de ciencia ficción como impulsor de nuevas ideas. “¿Cuántas cosas se han creado a partir de una ficción, de una idea de un libro, de una serie?”, preguntó, al dialogar con la periodista Martina Rua. Además, hizo hincapié en la importancia de encontrar la “incomodidad” para poder innovar y ser creativo.

Según la visión de Zuccarino, esa incomodidad se refleja en el “síndrome del impostor”, que significa sentir que uno no sabe mucho y “que lo van a echar en cualquier momento”. “Es una sensación que te genera la cantidad de cosas que ves pasando alrededor”, dijo. Y agregó que este síndrome es el “criterio con el cual entiendo si estoy creciendo o no en mi carrera”.

También contó que pasa gran parte de sus días buscando insights en la data y haciéndose preguntas al respecto, las cuales iluminan “verdades más profundas”, que pueden ayudar a “redefinir el problema”.

“La gente se confiesa con los algoritmos y muchísimos de los insights que encontré en diferentes momentos de mi carrera, que a su vez alimentaron campañas, fueron totalmente contraintuitivos”, expresó Zuccarino.

Al referirse al futuro y al mundo publicitario de 2025, aseguró que el 90% del contenido publicitario mundial “no tiene narrativa adentro, no tiene la idea ordenada, y eso lo puede hacer cualquier algoritmo”.

“El cambio de modelo de negocio es indiscutible y la nueva normalidad de inteligencia artificial va a permitir que se rediseñe el modelo de negocio”, finalizó.

6 Emprendedores que innovan con algoritmos

Los avances de la inteligencia artificial demostraron atravesar todas las industrias y sectores. Desde la educación y la medicina hasta el sector automotor y la seguridad. Los algoritmos son herramientas que permiten tener más conocimientos, evitar problemas y optimizar el trabajo humano.

“La inteligencia artificial es el futuro, la manera de juntar la data para generar valor, de potenciar a los seres humanos y de llevar la medicina a todo el mundo”. Con estas definiciones, cinco emprendedores hablaron de sus proyectos, en los que utilizan los algoritmos como base de datos para crear soluciones.

Robin Tests emplea las neurociencias para predecir la conducta humana. Su fundadora y CEO, Noelia Aguirre, explicó que a través de ocho juegos de 15 minutos pueden recolectar “data points” que ayudan a conocer qué hacen las personas, pero también el porqué de sus conductas. “Le damos visibilidad a las características que los humanos tienen ocultas”, explicó.

En el caso de ÜMA Health, una plataforma digital que combina el sistema de salud tradicional con robots que brindan diagnósticos, se trabaja con la meta de dar un enfoque distinto a la gestión sanitaria.

“Se dan diagnósticos de forma automática y a gran escala. Se optimiza el tiempo”, explicó Hernán Lasansky, CEO de la empresa. Una vez dentro de la aplicación, los pacientes enumeran sus síntomas, que son analizados por robots que presentan un diagnóstico. Los médicos son los que aprueban o no esos resultados y definen el camino a seguir. “Es una solución disruptiva”, comentó el emprendedor.

Federico Bayle, cofundador y CEO de Dymaxion Labs, explicó cómo a partir de algoritmos crearon un mapa que permite tener un monitoreo continuo y a gran escala de las potenciales villas y asentamientos del país. “Los relevamientos de campo son muy costosos y por eso se realizan bastante espaciados en el tiempo. La herramienta permite tener datos frescos para la toma de decisiones y alertar sobre expansión y creación de asentamientos”, sostuvo.

La plataforma también es usada en el sector agrícola, por ejemplo, para “mapear los lotes de soja de 2021”.

Por su parte, Federico Bengolea, cofundador y CEO de Woocar, explicó sobre su emprendimiento: “Es una plataforma que ayuda a que no choquemos y a que gastemos menos combustible mientras manejamos”. La empresa, que opera en más de 40 países, tiene el objetivo de hacer desaparecer los siniestros viales, es decir “acercarlos lo más posible al cero”. Con datos de los celulares, con inteligencia artificial y con las ciencias del conocimiento, se creó una plataforma para ayudar a lograr ese objetivo para el bienestar de la sociedad.

“Más del 94% de los siniestros viales son por factores humanos”, describió Bengolea. Agregó que el gasto de combustible y la contaminación del aire dependen también del modo en el que se maneja el vehículo.

Mariano Focaraccio, por su parte, contó sobre Drixit Techonologies, empresa que fundó y de la que es CEO. Es una plataforma de software y hardware, que ayuda a digitalizar y automatizar los procesos de seguridad, para prevenir accidentes e incidentes. “Si se detecta una caída, el operario es contactado de inmediato. Podemos ver también qué pasó y por qué y cómo podemos hacer para prevenir el accidente en el futuro”, contó Focaraccio.

Con la data histórica, se crean patrones y se pueden detectar las situaciones riesgosas y peligrosas antes de que aparezcan. Desde el principio, en Drixit trabajaron cerca de los potenciales clientes para cocrear soluciones en conjunto.

7 Las enseñanzas pandémicas y el fin de las fronteras

Cuando Sabina Schneider ingresó en Globant, la plantilla de empleados no era de más de 20 personas. A lo largo de 17 años la firma creció exponencialmente: hoy cuenta con más de 14.300 trabajadores y brinda servicios en 16 países.

“El crecimiento fue increíble”, reseñó Schneider, quien es Chief Solutions Officer de Globant Latinoamérica. La ejecutiva consideró que este 2020 puso sobre la mesa que hay una “gran oportunidad” de construir alianzas más allá de las fronteras.

“En Globant, nuestros equipos están en cualquier parte del mundo. En pandemia, tener videollamadas con empleados de todas las nacionalidades nos instó a abrazar la diversidad”, consideró en diálogo con el periodista Tomás Balmaceda.

En un año que será recordado por la pandemia de coronavirus, el mundo entero se “encontró ante un shock” y “la velocidad del cambio fue realmente abrumadora, destacó Schneider. Por tanto, agregó, fue necesario lograr que “la velocidad de adaptación sea aún mayor” a la habitual, algo que dejó “muchas enseñanzas”.

“La tecnología nos permitió estar comunicados de forma personal y nos dio las herramientas para mantener la sustentabilidad y seguir adelante'”, expresó. Para la ejecutiva, la “nueva normalidad” en realidad serán varias y se irán “descubriendo sobre la marcha”. Recordó que en este fin de año “estamos en otra sintonía, con nuevas dinámicas de trabajo y de vida” y dijo que en los próximos meses la sociedad “tendrá que encontrar un mix de normalidades”.

“La pandemia nos empujó a tomar ciertas decisiones e ir adelante, con una velocidad de cambio muy grande que dejó en evidencia ciertas brechas de tecnología, infraestructura, educación y capacitación”, analizó.

En forma contraria al mito de que los robots reemplazarán a los humanos en el trabajo, resaltó que la inteligencia artificial permitió dejar atrás las tareas manuales y tediosas, para dar lugar a la creatividad, con un enfoque en las relaciones personales. “No es un reemplazo nuestro, a eso lo veo muy lejano. La inteligencia artificial vino a ayudarnos, a sacarnos de encima ese peso y aumentar la productividad. Nos permite poner el foco en otras cosas, liberarnos y dejarnos ser”, cerró.

La plataforma que logró que una máquina enseñe a programar

En la edición de este año del encuentro sobre inteligencia artificial organizado por la nacion se habló especialmente de la manera en que los negocios y el trabajo de las personas debieron adaptarse al escenario que trajo la pandemia de covid-19; la aceleración de la digitalización y de los aprendizajes fue uno de los temas protagonistas”Aunque no sepamos programar, ni sepamos lo que es o cómo se ve el código de programación, todos nos podemos imaginar que casi todo lo que tocamos tiene detrás algún tipo de software, algún tipo de código o de programa”, comenzó Haldo Sponton, vicepresidente de Tecnología y líder de Investigación y Desarrollo de Inteligencia Artificial de Globant. Él desarrolló una plataforma, Augmented Coding, que enseña a miles de personas a programar.Sponton reconoció que actualmente “no hay negocio que no esté basado y fundado en un código o, al menos, con la necesidad de estarlo”. También se refirió a la creciente demanda de programadores, que son “personas entrenadas que saben cómo decirles a las máquinas lo que necesitamos que las máquinas hagan”.

“Está revolucionando la forma en la que hacemos las cosas, en cómo lidiamos con la tecnología. Acortando la distancia entre lenguaje humano y lenguaje de la máquina, nosotros podemos acelerar procesos de desarrollo, de mantenimiento y de documentación de códigos. También podemos crear equipos de desarrollo más abiertos y más diversos, con esta idea de acercar los lenguajes del humano y de la máquina, acercando a todo el mundo al desarrollo de tecnología”.”Imaginen el impacto que puede tener acortar la distancia entre el lenguaje natural, el lenguaje humano y ese lenguaje de máquina que típicamente yo tengo que aprender para aprender a programar. Augmented Coding permite acortar la distancia entre el lenguaje de programación y el lenguaje natural”, agregó.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *