Información asimétrica: qué significa y cómo influye en nuestros consumos



Con el mercado de autos usados es posible ilustrar cómo afectan las asimetrías en la información

1 Información asimétrica. Cuando estudiamos economía, asumimos que los equilibrios del mercado se alcanzan por oferta y demanda, y que todas las transacciones se ajustan por precio o por cantidad. En cualquier mercado de los considerados “perfectos”, ambos compradores y vendedores tienen la misma información para acordar las condiciones de una compraventa. Pero muchas veces esto no es así y frecuentemente una de las partes tiene más información que la otra sobre el producto de la compraventa. A eso se lo llama en economía “información asimétrica” y es considerada una falla del mercado que dificulta alcanzar un equilibrio de competencia perfecta.

2 Autos usados. En 1970 el economista estadounidense George Akerlof puso en palabras este fenómeno en un ejemplo que resulta ilustrativo, referido al mercado de autos usados. Consideremos que 100 personas quieren vender sus autos y otras 100 quieren comprarlos. Dentro de los 100 que serán vendidos, todos saben que la mitad (50) son de mala calidad y la otra mitad son de buena calidad, pero solo los dueños actuales saben realmente cuáles son unos y otros. Los compradores están dispuestos a pagar $1 millón por los malos y $2 millones por los buenos, valor que cumple las expectativas de los vendedores. Si todos pudieran observar la calidad de los autos, no habría ningún problema de mercado y todos los compradores podrían obtener sus autos al precio arreglado. El problema surge con la información asimétrica: el dueño sabe qué está vendiendo, pero el comprador no. Y el comprador no deseará pagar $2 millones por un auto que no sabe si será de buena calidad, y ofertará un valor cercano a los de mala calidad. Así, los vendedores de autos de buena calidad se retirarán del mercado porque el precio no los satisface, achicando la oferta y dejando los peores modelos a un precio más alto. Esto se conoce como una falla de mercado.

3 Selección adversa. Así se le llama a lo que pasa en mercados con información asimétrica, donde una de las partes no cuenta con toda la información. Esta desventaja es aprovechada por la parte más informada, que estará dispuesta a completar una operación precisamente cuando es menos ventajoso para su contraparte menos informada. El ejemplo más claro está en el mercado de seguros. Al contratar, solo el cliente tiene toda la información disponible sobre él mismo; la aseguradora no conoce a la persona y su entorno. Si la compañía ofrece un seguro basado en el riesgo promedio de las personas, pronto verá que los individuos con mayor riesgo serán los más interesados en contratar. En cambio, los de menor riesgo encontrarán que el precio es demasiado alto y el negocio será poco sostenible.

4 Riesgo moral. Supongamos el mercado de seguros de bicicletas, en un lugar donde la probabilidad de robo es la misma para todos, ergo, no existe el riesgo de selección adversa. Sin embargo, las probabilidades pueden aumentar según los riesgos que decida tomar el asegurado. Ante esta asimetría, los individuos toman mayores riesgo (no ponerle un candado a la bicicleta, estacionarla en cualquier lado) y harán menores esfuerzos por el cuidado, aprovechándose de ciertas circunstancias, ya que saben que el costo de sus acciones recaerá de igual manera sobre otras personas.

5 Tras la perfección. Los equilibrios siempre se encontrarán de forma más eficiente en mercados con información completa que incompleta. Pero de poco sirve pensar en políticas públicas basadas en el supuesto de información perfecta, dado que si las empresas sufren de las mismas problemáticas (aunque cada vez con mayores optimizaciones), probablemente el accionar estatal sufra esos inconvenientes. La solución de obligatoriedad (por ejemplo, de ciertos seguros) es uno de los casos identificados como socialmente necesarios pero no por ello eficientes desde el punto de vista del costo necesario.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *