Inflación. El Gobierno prorroga el congelamiento de precios por dos meses



Pese a la resistencia de las empresas, el régimen de precios máximos se mantendrá hasta el 31 de marzo, en medio de la aceleración de la inflación Crédito: Shutterstock

En medio de la aceleración de la inflación, y pese a la resistencia de las empresas, el Gobierno publicará en las próximas horas una resolución en la que declarará la prórroga por dos meses del congelamiento de precios dictado por la emergencia de la pandemia a comienzos de 2020.

El régimen de Precios Máximos, que alcanza a unos 23.000 productos, tenía caducidad hoy, 31 de enero. Se estimaba que el Ministerio de Desarrollo Productivo, que dirige Matías Kulfas, y la Secretaría de Comercio, que conduce Paula Español, renovaran por un mes la resolución por la que se estableció ese régimen (la número 100), pero finalmente se hará por 60 días, hasta el 31 de marzo próximo, según confirmaron a LA NACION fuentes oficiales. Sin embargo, en esa cartera dudan de que sea la última renovación del programa que, sí prometen, se irá achicando y acomodando según los tiempos de la pandemia, la inflación y las elecciones legislativas.

Según indicaron a este medio, seguirán en esta semana y muy lentamente el proceso de “desenlistamiento”, que ya había comenzado en noviembre y que es reclamado por las empresas, que -a su vez- alertaron por su rentabilidad (por la suba de sus costos) y por posibles desabastecimientos. En el Gobierno estiman que la renovación de los Precios Máximos no vendrá, por ahora, con una nueva autorización de alzas promedio (hubo dos el año pasado, por debajo de los aumentos de costos que, dicen, tienen las empresas del sector de consumo masivo).

La inflación se aceleró en diciembre hasta el 4% (4,9%, la medición núcleo) y los especialistas privados afirman que en enero la suba de precios se mantuvo en esos niveles elevados. En 2020, la inflación cerró en 36,1%, por debajo de la de fines de la era Macri (53,8%), pero con tarifas congeladas, muchos precios congelados y un dólar vigilado de cerca por el Banco Central (BCRA). Para este año, el Gobierno prevé una suba de precios de 29%, según el presupuesto, mientras que los analistas consultados por el REM del BCRA esperan una cifra cercana al 50%.

Cerca de Kulfas y Español afirmaron que trabajan en la coordinación con toda la cadena productiva de alimentos con el objetivo de “asegurar el abastecimiento de insumos como trigo y maíz, entre otros, y cierto desacople de los precios internacionales”. Esto se da luego del amague oficial con el cierre de exportaciones de maíz a fin de año, en medio de un fuerte aumento de los precios de la carne.

La semana pasada se anunció un acuerdo por los precios de la carne, que se mantendrá hasta fin de marzo. Se venderán en más 1500 bocas de expendio de todo el país los tres cortes de parrilla que se ofrecieron para las Fiestas de fin de año, es decir, la tira de asado a $399 (29% más bajo que en diciembre), el vacío a $499 (-20%) y el matambre a $549 (-13%). A eso se agregará la tapa de asado a $429 (-15%), el corte para milanesa (sea cuadrada o bola de lomo) a $489 (-13%), la carnaza a $359 (-13%), la falda a $229 (-30%) y el roastbeef a $399 (-12%). La carne se podrá conseguir en grandes cadenas como Coto, Jumbo, Vea, Disco, Carrefour, Walmart, La Anónima, Día, Libertad y Carnicerías Friar, entre otras, según informó el Gobierno.

A este acuerdo anual se le agregan la carne picada ($265) y el espinazo ($110) actualmente vigentes en el programa Precios Cuidados. Con eso, la lista final totalizan diez cortes. Luego de este primer período, el Gobierno prevé una primera revisión por otro tres meses adicionales.

A comienzos de enero se renovó -hasta abril-, el programa Precios Cuidados. La decisión oficial se tomó además con un aumento promedio de 6,5% en los precios del programa. Por otro lado, se duplicó la cantidad de productos incluidos (ahora son 800 artículos), se sumaron primeras marcas y se incorporaron nuevas categorías, como cremas corporales, hamburguesas, café instantáneo y snacks, entre otras.

A fines del año pasado, el Ministerio de Desarrollo Productivo había comenzado una larga negociación con las empresas con la idea de ir agrandando la canasta de Precios Cuidados y, a la vez, trabajando en el “deslistamiento” de productos de Precios Máximos. A fin de año, por caso, se había avanzado con algunos productos considerados suntuarios, como bebidas alcohólicas, jugos de fruta 100% natural, arroz integral, golosinas, barras de cereales o el café en cápsulas.

Los “Precios Máximos” surgieron como una respuesta de emergencia ante los aumentos y la falta de productos en el arranque de la cuarentena más rígida, en marzo de 2020. Entonces, Desarrollo Productivo retrotrajo los precios de 23.000 productos al 6 de marzo y los congeló casi todo el año. Hubo dos revisiones con alzas menores a las que reclamaban las empresas y supermercados.

A fin de año, las empresas privadas ya descontaban que los Precios Máximos -supuestamente “transitorios”- habían llegado como una forma de control más extendido del Estado sobre las empresas y los precios de sus productos. Se trata de una política que hace juego con las prerrogativas de la Ley de Abastecimiento y el programa de Precios Cuidados, creado en su momento por el hoy gobernador Axel Kicillof.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *