Impuesto a la riqueza: AFIP rastreará las cuentas de quienes repatriaron fondos


A días de que venza el plazo para que las personas alcanzadas por el impuesto a la riqueza presenten sus declaraciones juradas y paguen el tributo, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) dispuso este martes que los bancos deberán informarle al ente recaudador sobre las cuentas utilizadas para la repatriación de fondos vinculados al llamado “Aporte Solidario y Extraordinario”, así como los movimientos que se registren en ellas.

De acuerdo con la AFIP, el objetivo de instrumentar regímenes de información es recabar datos para “la oportuna detección de las operaciones que puedan configurar un ardid evasivo o estén destinadas a la elusión del pago del aporte”.

En un principio, el ente recaudador había señalado que 2500 contribuyentes enfrentarían denuncias por evasión agravada. Sin embargo, actualmente la cifra descendió hasta alcanzar a 900 personas, aunque el número final podría caer todavía más si presentan sus declaraciones juradas antes del viernes. De todas maneras, las fiscalizaciones sobre los patrimonios ya empezaron.

“Toda repatriación de fondos tiene que ver con la confianza. Y, justamente, los regímenes de información no generan confianza porque el contribuyente sabe que cuando se inicia un proceso de fiscalización, los datos ya se saben. En este caso, afecta a los bancos y no directamente al contribuyente. Nadie puede sorprenderse de que si alguien hace una repatriación de fondos, el fisco no vaya a enterarse de lo que haga con eso”, señaló Iván Sasovsky, titular de Sasovsky & Asociados.

El impuesto a la riqueza alcanza a las personas que por la totalidad de sus bienes en el país y en el exterior suman un patrimonio total de $200 millones, teniendo en cuenta la valuación al 18 de diciembre de 2020. En caso de pertenecer a dicho universo, la alícuota a pagar varía entre el 2% y 3,5% para los bienes radicados en la Argentina y del 3% al 5,25% para los bienes que se encuentra en el exterior.

En caso de que el contribuyente haya repatriado el 30% de los activos financieros que tenga en el exterior antes de marzo de este año, como “incentivo” la AFIP le cobrará la alícuota nacional por todos sus bienes, con un porcentaje máximo del 3,5%. Sin embargo, según diversos estudios contables le admitieron a LA NACION, “nadie” habría usado esta herramienta.

“El problema de la repatriación es exigir una acción por parte del contribuyente que, como no le dan garantías de seguridad jurídica, por más que parezca una ventaja la gente ante este panorama no lo quiere hacer. O pagan el impuesto tal como está previsto o van a la Justicia, pero no repatrian fondos”, consideró el tributarista Santiago Sáenz Valiente.

En opinión de los contribuyentes, cuando más activos financieros se tengan en el exterior menos probabilidades hay que quieran traer dólar a la Argentina. En un escenario de brecha y cepo cambiario, el “beneficio” pareció no ser suficiente.

La única opción en la cual el contribuyente se ve favorecido por la repatriación de fondos, es si tiene inmuebles en el exterior y pocos activos financieros. Por ejemplo, si se tienen cinco departamentos en otro país y una cuenta bancaria con US$10.000 por las rentas que le generan, si esa persona gira US$3000 al país se logra una alícuota máxima del 3,5% para todos los bienes inmuebles que posee afuera.

Respecto del destino de los fondos repatriados, los mismos deberán permanecer en la “Cuenta especial repatriación de fondos – Aporte solidario y extraordinario. Ley 27.605” hasta el 31 de diciembre de 2021, inclusive. “Solo se puede usar para algunos destinos. En primer lugar, para cambiarlo en el mercado oficial de cambios. La segunda opción es invertir en algún tipo de obligaciones negociables en pesos, debidamente autorizada. El tercero, es un instrumento que establezca el Gobierno, siempre en pesos. Y, por último, que es el más interesante, es aportarlo a alguna empresa donde se es accionista. La contrapartida en este último punto es que si se hace un aporte, hay restricciones para distribuir dividendos para todos los accionistas hasta el 31 de diciembre”, enumeró el tributarista César Litvin, socio del estudio Lisicki Litvin & Asociados.

Esta mañana se conoció a través de la Resolución General 4960/2021, publicada en el Boletín Oficial, que se incorporó que las entidades financieras deberán informar a la AFIP información referida a la “Cuenta especial repatriación de fondos – Aporte solidario y extraordinario. Ley 27.605”.

En detalle, las entidades financieras tendrán que dar cuenta sobre:

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *