Hablar en público. Las claves para ser un orador persuasivo



La autenticidad y respetar el estilo personal son fundamentales a la hora de dar una presentación

“Sea usted mismo. Las peores charlas son aquellas en las que alguien trata de ser quien no es. Si en general es bromista, sea bromista. Si es emotivo, entonces sea emotivo”. Tiene muchas más probabilidades de tener éxito, ya sea que presentando un producto, intentando una venta o en una entrevista de trabajo, si sigue este gran consejo para la oratoria en público de Salman Khan, fundador de la academia Khan.

Ser auténtico significa ser usted mismo. Cuando estamos tranquilos con nosotros mismos, comunicamos más naturalmente y, con más confianza porque nuestros cerebros no tienen que hacer un esfuerzo extra. El público ve a alguien que se siente cómodo siendo quien es -con fallas y todo- y termina siendo más proclive a confiar en él o ella. ¿Pero qué significa ser autentico dando un discurso o en una presentación? ¿Debe uno comportarse del mismo modo en todas las situaciones? ¿Cómo puede uno saber cómo proyectar autenticidad a personas que nunca conoció?

Para ser un orador auténtico, tiene que ser consciente de sí mismo y entender cómo comunicar. Cada uno tiene sus modismos y hábitos que determinan el modo singular de comunicar a partir de la manera en que se habla y las palabras que se usan.

Hágase estas preguntas: ¿Su estilo de hablar es naturalmente formal o informal? ¿Usted es más efectivo usando imágenes muy visuales y emotivas o más bien basadas en hechos y datos?

No somos observadores objetivos de nosotros mismos, por lo que para comprender mejor el estilo personal se necesita la opinión de otros. Pida opiniones honestas y constructivas que vayan más allá del aplauso.

Hablé con personas que lo conocen bien, compañeros de trabajo, amigos, familiares. Pregúntenles cuando es más persuasivo. Cómo describirían su manera de hablar. ¿Hace muchos gestos? ¿Habla con las manos a los costados? ¿Sonríe mucho? ¿Cómo habla con sus amigos o su familia? Mire fotos o videos de usted mismo tomados cuando no estaba en pose o no era consciente de que lo estaban grabando. Preste atención a cómo se presenta cuando está tranquilo.

También podrá encontrar una comunidad que le dé la información que necesita a través de un curso de oratoria o un grupo de soporte. Cuando se da un curso de presentación a estudiantes de negocios universitarios es asombroso descubrir el crecimiento personal y la autoconciencia que logran gracias a contar con una comunidad de compañeros de clase que les da la información que necesitan.

Una vez que comprende su conducta y estilo incorpórelos a sus presentaciones y discursos. Experimente y use la opinión del público para entender cuando está teniendo éxito y cuando no. Pruebe nuevas técnicas que piensa que pueden funcionar para usted y se corresponden con su estilo. Si funciona, agréguelos a su repertorio. Si algo no encaja con usted déjelo de lado. Por ejemplo, las presentaciones exitosas deben tener una mezcla de lógica y emoción para ser más persuasivas, con énfasis en lo emocional. Pero si usted es lógico, inclínese más para el lado racional, sin eliminar por completo la emoción. Y si bien aprender consejos y técnicas de grandes de oradores puede ayudarlo, no trate de ser como ellos. Solo Steve Jobs puede ser Steve Jobs.

Ser auténtico no significa comportarse de la misma manera en todas las situaciones. Esto es un error que se comete a menudo. La autenticidad requiere la autoconciencia así como la conciencia del contexto y la situación antes de decidir qué partes de usted mismo va a mostrar.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *