Garbarino en venta. Otra empresa se quiere quedar con la cadena



Garbarino arrastra una deuda de más de $12.000 millones Fuente: LA NACION

La venta Garbarino entró en la cuenta regresiva, pero sigue sin encontrar un comprador. En las últimas horas, al nombre ya conocido del fondo de inversión Inverlat -dueño de Havanna-, se sumó otro candidato. Se trata de la firma Covelia, especializada en recolección de residuos, que ya le hizo conocer un posible interés por la empresa a los bancos acreedores.

Inverlat tiene una opción de exclusividad para negociar la compra de Garbarino, pero su derecho vence el 31 de marzo.

La negociación para quedarse con Garbarino pasa por quién se hará cargo de la deuda que arrastra la cadena de electrodomésticos. La empresa le debe $5000 millones a un grupo de bancos, liderados por Galicia y Santander, y otros $7000 millones a sus principales proveedores de mercadería. En este último caso, la lista de acreedores incluye a empresas internacionales como Samsung, Carrier y LG, y jugadores locales como Newsan, Mirgor, BGH y Alladio.

Inverlat -un fondo que encabezan los exbanqueros del Citibank y Deutsche Bank Carlos Giovanelli, Damián Pozzoli y Guillermo Stanley- ya logró un acuerdo con los bancos que incluye una quita del 50% en la deuda, pero la negociación con los proveedores para alcanzar un acuerdo similar está estancada. Básicamente, porque algunas empresas fabricantes de electrodomésticos y electrónica se niegan a aceptar cualquier quita, ya que tienen acuerdos con aseguradoras que le cubren la deuda.

“No puedo aceptar una quita que implique una negociación menos ventajosa que las actuales condiciones”, explicaron en una empresa que está más dura a la hora de negociar.

En este contexto de estancamiento de las negociaciones, el grupo Covelia ya acercó a los bancos y a algunos proveedores su intención de quedarse con Garbarino.

Covelia se presenta como una empresa de servicios de higiene, iluminación y logística. La firma surgió a fines de los 90 y tuvo una fuerte expansión a partir de la crisis de 2001, cuando se fue quedando con los contratos para la recolección de residuos en gran parte del conurbano bonaerense. Hoy, cuenta con una flota de 500 camiones que atienden el servicio en los partidos de San Martín, Lanús, Escobar, Merlo, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Partido de la Costa y Pinamar.

La firma está presidida por el empresario Ricardo Depresbiteris y en el mercado se aseguran que tiene una relación muy cercana con el sindicalista Hugo Moyano.

En cualquier caso, el comprador que se quede con Garbarino enfrenta un panorama muy complicado. Las ventas de electrodomésticos cayeron en 2019 un 24% en unidades, según un informe de la consultora Gfk. Garbarino, además, arrastra un déficit operativo mensual millonario y tiene problemas de abastecimiento. “Hoy los proveedores que le están entregando mercadería lo hacen en consignación y con posnet que le permiten recaudar directamente todo lo que se factura”, explicaron en el sector.

“No importa quién sea, el que venga va a tener que poner US$50 o US$60 millones para poner en marcha a la cadena de nuevo”, explicó otra fuente cercana a la operación.

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *