Fútbol sin TV. Por qué nadie quiere transmitir la liga francesa



La llegada de Neymar al Paris Saint Germain fue una de las grandes apuestas de la liga francesa para revalorizar su producto Fuente: AFP – Crédito: FRANCK FIFE

Si se juega un partido de fútbol pero no lo ve ningún aficionado, ni en las tribunas ni en la televisión, ¿ocurrió realmente? El dilema podría haber divertido alguna vez a Albert Camus, un excelente arquero que incursionó en la filosofía. También es existencial, de otra manera, para los clubes de fútbol franceses. Primero, el Covid-19 los ha privado de seguidores en vivo. Luego, el socio de transmisión de la liga se retiró sin pagar. Los equipos que alguna vez temieron el descenso ahora se preocupan por la bancarrota.

Este año, la Ligue 1 de Francia esperaba iniciar su viaje hacia la élite europea. Aunque el equipo nacional ganó la Copa del Mundo más reciente, el campeonato nacional en el que compiten muchas de sus estrellas es, financieramente hablando, superado por ligas más ricas en Inglaterra, Alemania, Italia y España. Un enorme acuerdo de transmisión a partir de esta temporada, con un valor de más de US$1200 millones al año, un 60% más que el acuerdo anterior, ayudaría a nivelar el campo de juego.

El trato resultó demasiado grande incluso para Mediapro, el grupo de español con patrocinadores chinos que se quedó con la mayoría de los partidos. El canal que había creado para mostrar los enfrentamientos de la Ligue 1 atrajo a pocos apostadores. Complicado por la falta de efectivo, hizo solo una cuota trimestral en agosto y luego dejó de pagar por completo. En diciembre se anuló el contrato.

El 1 de febrero se realizó una subasta para reemplazar a Mediapro. No surgió ningún comprador potable. Canal +, un grupo de televisión de pago controlado por Vincent Bolloré, un magnate de los puertos a los medios, inesperadamente se mantuvo alejado.

Habiendo perdido los principales derechos futbolísticos en 2018 después de varias décadas, Canal + dice que puede vivir sin la Ligue 1 (todavía muestra un puñado de partidos). Muchos piensan que puede volver a unirse a la refriega, pero ofrecen mucho menos que Mediapro. Amazon también ha mostrado interés en los derechos de transmisión, pero ha ofrecido términos más tacaños que las emisoras tradicionales. Los canales de televisión pueden pujar por un partido a la vez.

Licitación fallida

Por ahora, el fútbol francés no tiene un contrato de transmisión para la mayoría de los partidos, una catástrofe para los clubes que dependen de estos derechos que representan en promedio un tercio de sus ingresos (a menudo más para equipos más pequeños). Ya se enfrentan a una temporada completa sin recibos de entrada.

Los sponsors afectados por la pandemia tienen menos dinero para gastar. Las transferencias de jugadores, una fuente tradicional de efectivo, son complicadas en un mercado deprimido. La liga ya se ha endeudado para ayudar a los equipos. Los clubes en dificultades han podido recurrir a los bancos para obtener préstamos respaldados por el estado. Pero un rescate público de una industria que premia a sus estrellas con contratos multimillonarios sería poco decoroso.

Otras ligas europeas también están enfermas. Algunas, como la Premier League inglesa, ofrecieron reembolsos a las emisoras durante la crisis del Covid-19. Una subasta por los derechos de la Serie A italiana en enero no cumplió las expectativas. Un grupo de clubes europeos estima que 360 ??equipos necesitarán ayuda financiera para sobrevivir.

El fútbol francés quería ser visto como el más competitivo de Europa. Ahora estaría feliz solo de ser visto.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *