“Fundamentalistas”: entidades del campo piden evitar que el INTA sea una “trinchera partidaria”



Ocho entidades de productores hicieron un fuerte pedido para que el INTA no se transforme en una “trinchera partidaria”

Ocho sociedades rurales y asociaciones de productores del norte de la provincia de Buenos Aires pidieron a las autoridades del INTA que el organismo no vuelva a convertirse en una “trinchera partidaria” y “honre a su historia”.

El reclamo fue realizado luego que empezara a circular un documento que lleva como firma “Frente de Todos-INTA “y que estaría vinculado con una línea interna. La declaración no lleva más firma que esa de Frente de Todos-INTA, pero allí, por ejemplo, se propone recrear la Junta Nacional de Granos para que el Estado controle el comercio exterior, formar una empresa para que distribuya alimentos, “control popular de precios a todos niveles” y un control efectivo de las ventas al exterior para “terminar con las exportaciones no declaradas de commodities”.

El documento, que habla de la situación de los precios, insiste también con la expropiación de la cerealera Vicentin. “Los precios de los alimentos, y entre ellos los de la carne bovina, han aumentado a límites intolerables para trabajadoras y trabajadores y el pueblo argentino en general, amenazando la calidad de vida, el poder de compra del salario y la soberanía alimentaria”, dice la declaración.

“El FdT INTA ve con extrema preocupación la situación y condena las maniobras especulativas de las oligarquías formadoras de precios que buscan aumentar sus ganancias a costa de la mesa de todos los días del pueblo trabajador, con el fin de lograr saldos exportables en lugar de invertir para lograr una mayor producción”, agrega.

En este contexto, la agrupación reclama la intervención sobre el sector agropecuario. Incluso, cuestiona al Gobierno por haber dado marcha atrás con el cierre de las exportaciones de maíz o el intento de expropiar Vicentin.

“Tenemos en claro que a quienes nos enfrentamos, son los mismos enemigos del pueblo de siempre: la vieja y nueva oligarquía, las agroexportadoras, la Sociedad Rural y sus hijos actuales, la mesa de enlace y sus socios”, dice el FdT-INTA.

Para las rurales del norte bonaerense (Sociedad Rural de Baradero, Asociación de Productores Agropecuarios de Capitán Sarmiento, Sociedad Rural de San Pedro, Asociación Rural de General Rodríguez, Sociedad Rural de Pergamino, Sociedad Rural de Rojas y Sociedad Rural de Exaltación de la Cruz, Campana, Zárate), esa postura de la línea interna “vuelve a mezclar maliciosa y provocativamente la política partidaria. Volviendo al uso de una trinchera partidaria, de alta movilidad allá por el 2008, juntaron voluntades usando fondos y convierten a la institución en una base partidaria”.

“Desde un espacio de estas características realizar un análisis tan cargado de opiniones atravesadas por mentiras y tergiversaciones no hace más que confundir y seguir alimentando una brecha que no terminará bien, y menos aún logrará resolver este problema”, indicaron las entidades del agro.

Para las organizaciones de productores, propuestas como las expresadas en el documento “pretenden consolidar un avance dictatorial sobre cualquier argentino que pretenda producir y trabajar libremente”.

El presidente Alberto Fernández tomó en diciembre pasado $24.000 millones del INTA Crédito: CEPAL

Al respecto, los productores hacen un llamado para frenar cualquier politización del INTA como ya ocurrió en 2008 durante la pelea entre el campo y el entonces gobierno de Cristina Kirchner por las retenciones móviles.

“Apelamos a las autoridades del organismo (el INTA está presidido por Susana Mirassou) a intervenir para que el rumbo decidido de la producción como herramienta generadora de divisas y de crecimiento honre a su historia y evite que estos fundamentalistas sigan generando enfrenamientos y retrocesos”, señalaron las entidades.

En diciembre pasado, el Gobierno de Alberto Fernández apeló a una herramienta que ya había usado el gobierno de Mauricio Macri en su último año: le sacó fondos al INTA, pero el actual Presidente lo hizo tres vez más que la administración precedente. Así, por decreto, se tomaron $24.000 millones para “constituir una aplicación financiera gratuita a favor del Tesoro Nacional”. Esa plata tomada, dijeron en su momento en INTA, no afecta al organismo y hay un compromiso de devolución el mes próximo.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *