Fuerte rechazo del campo al cierre de las exportaciones de maíz



Jorge Chemes, de CRA. Su entidad dijo que el Gobierno aplicó una medida que ya fracasó

Luego de que el Gobierno, de manera sorpresiva, cerrara temporariamente las exportaciones de maíz, con la excusa de asegurar el abastecimiento para sectores locales que lo transforman, el campo criticó la medida en duros términos.

“Una vez más el campo no pierde su capacidad de asombro, cuando todos entendíamos que el cierre de exportaciones es una pésima medida, cuando todos sabemos que si no exportamos no ingresan divisas y cuando todos entendemos que este camino de cierre de exportaciones nos llevó al fracaso, increíblemente se vuelve a decidir lo mismo”, expresó Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

La entidad remarcó que es una medida que suma incertidumbre al sector productivo, con “recetas ya perimidas con resultados desastrosos, que solo llevaron a la sojización extrema, y a la menor cosecha de trigo en 100 años, además de generar todo un sistema impuro de discrecionalidades y peajes”.

En la misma línea, Maizar puntualizó que este tipo de medidas “erosionan fuertemente la confianza y conducen a que inmediatamente se retraiga la producción y las inversiones, situación que llevará indefectiblemente a mayores precios para los consumidores y menos trabajo”.

Para la entidad que preside Alberto Morelli, se debe volver a pensar en el largo plazo, y para eso se debe tener un horizonte claro, “donde podamos conocer las reglas de juego y a su vez terminar con las falsas antinomias entre abastecer el mercado interno o exportar, cuando sabemos a ciencia cierta que nos sobran recursos para hacer las dos cosas a la vez”.

“El cierre de los mercados logra un efecto contrario al deseado, medidas similares en el pasado dieron como resultado una brutal caída del área sembrada con el cultivo, perjudicando no solo a la producción sino a toda la cadena de valor”, dijeron en Maizar.

Alberto Morelli, presidente de Maizar, puntualizó que este tipo de medidas “erosionan fuertemente la confianza y conducen a que inmediatamente se retraiga la producción y las inversiones”

“Medidas inconsultas como la suspensión de los DJVE (declaraciones juradas para exportar) para el maíz, no hacen más que minar la confianza y desgastar la interrelación mutua entre el sector y el Gobierno. Se dinamitan los canales de diálogo abiertos y con buena capilaridad que funcionaron en este año de pandemia. El Gobierno tiene la potestad de ejecutar regulaciones, pero tiene la obligación de que las mismas sean virtuosas, generando producción y desarrollo, tiene la herramienta del dialogo, abierta para estos casos”, expresaron en CRA.

En tanto, la Asociación de Productores de Granos del Norte (Prograno) manifestó “su más absoluto rechazo” porque las excusas con las que intentan justificar “este nuevo agravio al sector agropecuario no sirven para ocultar que el verdadero propósito que persiguen es volver a intervenir el mercado de granos”.

Para Prograno, resulta difícil de creer que un Gobierno “pueda ser tan necio como para insistir con políticas que ya demostraron su total fracaso hace menos de una década, con caídas en la producción de maíz y trigo, disminución del stock ganadero y aumento en los precios de los alimentos de la mesa de los argentinos”.

La asociación dijo que “no consultaron a nadie ni consideraron las consecuencias negativas que este tipo de medidas tienen para el país. Es mentira que falte maíz, lo que hay es un problema de tipos de cambio que generó el propio Gobierno”.

“Para que haya más maíz, o cualquier otro producto, se debe fomentar la producción, no restringirla y ahogarla con impuestos e intervencionismo; es bastante simple”, detallaron.

En coincidencia, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) dijo que “mienten desde el Gobierno al decir que basan esta decisión en la necesidad de asegurar el abastecimiento del grano para los sectores que lo utilizan como materia prima en sus procesos de transformación, porque restan casi ocho millones de toneladas de maíz para volcar al mercado interno”.

“Deberían argumentar con la verdad, y expresar que se debe a su impericia para disminuir la brecha cambiaria, a la imposibilidad de poder controlar la inflación y peor aún, a la incapacidad de poder implementar recetas o instrumentos que no hayan fracasado en el pasado”, señaló y se declaró en estado de alerta y movilización.

Según CRA “habrá menos maíz a futuro como en su momento hubo menos carne y menos trigo, por eso, no debe asombrar que cada vez seamos un país más pobre”.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *