FMI. La oposición criticó el desequilibrio fiscal y monetario, y pidió correcciones



Kristalina Georgieva, directora del FMI Fuente: AFP

Tras la visita ayer a la Unión Industrial Argentina (UIA) y a la CGT, la misión del Fondo Monetario internacional (FMI) escuchó hoy a la oposición, que cuestionó los desequilibrios fiscales y monetarios, y pidió correcciones en medio de la volatilidad del dólar en el país

El Fondo estuvo también con movimientos sociales, particularmente con el Movimiento Evita, que ocupa espacios en el Gobierno, con el que se trataron temas sociales y de vivienda.

La directora adjunta del departamento del hemisferio occidental, Julie Kozack, el jefe de la misión para la Argentina, Luis Cubeddu, y el representante del FMI en país, Trevor Alleyne, participaron de un encuentro con Luciano Laspina, economista y diputado de la oposición y presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la cámara baja.

Allí, según contaron, se cuestionó “el enorme desequilibrio fiscal y monetario” y se manifestó la necesidad de “hacer correcciones inevitables en un escenario social muy vulnerable”. También se tocó la situación en el Congreso y la relación entre el oficialismo y la oposición, que sufrió un desgaste en los últimos meses, justo al momento de debatir el Presupuesto 2021, la hoja de ruta que el ministro de Economía, Martín Guzmán, -cree- podría servir para “tranquilizar” la economía argentina, asediada por la recesión y la inestabilidad.

Luego, la misión se vio con el secretario de Relaciones Institucionales del Gabinete y dirigente del Movimiento Evita, Fernando “Chino” Navarro, según confirmó LA NACION. El encuentro, en un local del Movimiento Evita en la Ciudad de Buenos Aires, duró unas dos horas y fue “amable”, contaron. Además de Navarro estuvieron Emilio Pérsico (secretario de Economía Social en el Ministerio de Desarrollo Social) y la diputada provincial Patricia Cubría. El Movimiento Evita sumó también a la reunión a algunos de sus economistas vía Zoom.

Tras una presentación de los técnicos del FMI sobre la situación económica y social, los funcionarios y dirigentes sociales cuestionaron la presencia del Fondo en cada una de las crisis argentinas de los últimos años, aunque reconocieron “la parte que le toca a la Argentina” en esos cimbronazos. Criticaron además los desembolsos del organismo en tiempos de Cambiemos y pidieron que el Fondo se ponga ahora del lado “de los intereses argentinos”.

Según supo este medio, estimaron que la mejora de la magra situación de la economía popular debe ser tratada “generando trabajo” en esos sectores. Los dirigentes indicaron que la pobreza “no se derrota con planes sino con trabajo”. Promovieron que se trabaje en “lotes sociales” y en la “construcción de viviendas” en tiempos de toma de tierras en el país.

Ayer, con los empresarios de la UIA, los enviados del Fondo mostraron su preocupación con la situación del dólar en la Argentina, según dejaron trascender los industriales. Los técnicos del organismo remarcaron que en el corto plazo, ven poco espacio fiscal para bajas abruptas del gasto y de impuestos. Los industriales pusieron entonces el énfasis en la “eficiencia del gasto público” y el “trade off” que puede generar una baja de los gravámenes en la economía, principalmente enfocados en el valor agregado para vender al exterior.

Los empresarios mostraron su planteos económicos, pero remarcaron que cualquier medida que se tome tiene que incluir el diálogo con el sector privado y pidieron que el Estado les asigne un lugar claro en la recuperación de la economía. En ese caso, se explicó, hay condiciones para crecer, pero las dudas empresarias son más políticas que económicas.

Los enviados del Fondo regresarán el domingo a la noche a Washington, por lo que aún tenían previsto, entre hoy y mañana, recabar más opiniones sobre la situación del país con economistas: en la lista estaban Martín Redrado y Carlos Melconian.

En el organismo estimaron en varias oportunidades que se trata de una primera misión desde que el Gobierno oficializó su solicitud de un nuevo programa, diferente al Stand-By Agreement cerrado por Mauricio Macri de US$44.000 millones; que el objetivo es conocer en mayor detalles los planes y prioridades de las autoridades, y tener un conocimiento más profundo sobre la situación socioeconómica. “No estamos aún en una fase de definiciones. Misión en modo escucha”, repiten los voceros del organismo que conduce Kristalina Georgieva, quien en una entrevista a la CNN -el martes pasado- que la misión no buscaba más ajuste en este contexto.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1