Finanzas: las presiones sobre el tipo de cambio, bajo el radar de los inversores



La aceleración del ritmo de devaluación y la brecha cambiaria, dos temas bajo la atención de los mercados

Este año arrancó con mucho movimiento. Estados Unidos atraviesa un tumultuoso inicio de transición presidencial y el Reino Unido queda fuera de la Unión Europea. En la Argentina, la cantidad de contagios de Covid-19 vuelve a crecer a ritmo acelerado. En el mundo financiero, los mercados parecen hacer oídos sordos al contexto general, y la preocupación se mantiene en torno a qué tanta fuerza tendrá la recuperación económica pospandemia… ¿A la espera del segundo semestre?

La política y la relación con el FMI

Sin nuevas definiciones respecto del rumbo de la gestión del Gobierno, las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) serán en el corto plazo el principal driver para el movimiento de la curva en dólares, que hoy mantiene paridades en torno del 35/40% (según legislación) y tasas de retorno (tires) de entre el 15/17%. En la semana cerró con un balance negativo, con bajas promedio del 2,6%.

El FMI no será el único tema que acaparará el protagonismo y tendrá impacto. Otra noticia que también podrá generar cierta volatilidad es la posibilidad de nuevas medidas, por el rebrote de los contagios, que afecten las expectativas de una recuperación (que, ya de por sí, se espera que sea tímida). En tanto, el devenir de la agenda de colocaciones (en la que se monitoreará la tasa de renovación) y posibles nuevas medidas seguirán siendo temas de análisis. Hay que sumar el marco político, donde la discusión sobre si habrá o no habrá PASO todavía se mantiene abierta. Aunque falta “agua correr”, las expectativas sobre el resultado de las elecciones legislativas serán un factor relevante para el comportamiento del mercado en el segundo semestre (o quizá también un poco antes, según la coyuntura).

Más presión sobre el tipo de cambio

Este año arrancó con mucho movimiento. Estados Unidos atraviesa un tumultuoso inicio de transición presidencial y el Reino Unido queda fuera de la Unión Europea. En la Argentina, la cantidad de contagios de Covid-19 vuelve a crecer a un ritmo acelerado. En el mundo financiero, los mercados parecen hacer oídos sordos al contexto general, y la preocupación se mantiene en torno a qué tanta fuerza tendrá la recuperación económica pospandemia… ¿A la espera del segundo semestre?

La brecha cambiaria (la diferencia entre la cotización del dólar oficial y la del paralelo) vuelve a superar el 70%, con un salto importante de los dólares financieros en lo poco que va del año. Mientras tanto, se acelera el ritmo de devaluación semanal del tipo de cambio oficial, y ya supera el 1%. Según la dinámica estacional poscierre de año y ante una esperada reducción en la demanda de dinero, se estima que esta semana volverá a haber presión sobre el tipo de cambio.

En paralelo, el Banco Central busca resguardar los dólares que, finalmente, logró sumar durante las últimas semanas. En este marco, la entidad agregó en los últimos días nuevas regulaciones. Una de ellas, por ejemplo, afecta esta vez a importadores de algunos bienes finales y de productos de lujo (para esas operaciones se deberá obtener financiamiento de hasta un año desde el embarque). En este marco, la atención no solamente estará puesta sobre cuál es el rol del Banco Central en la plaza cambiaria, sino también sobre el comportamiento de los depósitos en dólares, que marcaron esta semana la primera variación diaria negativa desde mediados de noviembre del año pasado.

Los fondos comunes de inversión pisan fuerte

La industria de fondos comunes de inversión (FCI) mostró un crecimiento importante en 2020 y logró superar los $1,8 billones en activos administrados, una suba del 117% desde los $846,5 mil millones con los que cerró 2019 (niveles previos a las PASO de ese año). Medido en dólares (CCL), la industria cerró 2020 en US$13,1 mil millones, acumulando un aumento del 15%.

Entre los más atractivos estuvieron los fondos con activos que se ajustan por CER. En 2020 rindieron en promedio más de un 100%. Hay que recordar que las tasas reales de la curva CER pasaron de promediar niveles del 30% al cierre del año pasado, a niveles del 5% en la actualidad. Parte de esta evolución tiene relación con el cambio de expectativas respecto del manejo de la deuda en pesos por parte del Gobierno. A principios del año pasado, las dudas sobre si esta deuda volvería a ser reperfilada se mantenían altas. No obstante, el Gobierno logró ir modificando esta visión y fue reconstruyendo la credibilidad sobre la curva de bonos en moneda nacional (en especial, la ajustable por inflación, que sumó varias nuevas emisiones). De hecho, logró cerrar 2020 con financiamiento neto, tras un roll over exitoso del 119%.

Estados Unidos, con Congreso azul

Finalmente, el resultado de las elecciones en Georgia (Estados Unidos) fue para el Partido Demócrata y, con ello, el Senado quedó asegurado para ese bando (si bien los escaños quedaron 50-50, tiene a su favor el voto de desempate de la vicepresidenta electa, Kamala Harris). En este escenario, los mercados son más optimistas ante la expectativa de mayores estímulos bajo la administración demócrata, que ayudarían a la economía a superar la recesión, sobre todo en los sectores más afectados por la pandemia.

Durante la semana, Wall Street alcanzó máximos históricos, superando los 3800, 13.000 y 31.000 puntos para el S&P500, el Nasdaq y el Dow Jones, respectivamente. Las tasas reales todavía se mantienen en terreno negativo (léase, por debajo de las tasas de inflación actuales). Hoy, la tasa de los bonos del Tesoro americano a 10 años, si bien superó el 1% (por primera vez desde marzo del año pasado), aún está por debajo de la inflación de noviembre (1,3% anual). Estos movimientos, donde la curva de rendimientos soberana se empina en la parte larga, empiezan a profundizar los temores de una reflación, y las dudas respecto de que la Reserva Federal tenga la cintura para hacerle frente.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *