Exportaciones del agro: Aduana avanza con un control


La Dirección General de Aduanas (DGA), que depende de la AFIP, avanzará con una modificación en un mecanismo a una mayor fiscalización sobre las exportaciones de productos agrícolas que tienen Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE), como soja, maíz y trigo, entre otros de economías regionales, aunque en ese organismo también aseguran que su cambio simplificará un trámite para las empresas.

La semana pasada, con la resolución 60 el Ministerio de Agricultura de la Nación fijó nuevos requisitos a los exportadores de carnes, granos y lácteos que quieran anotarse o permanecer en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA), clave para trabajar. Entre otros requerimientos, salvo que el operador no tenga una planta propia ya anotada, deberá presentar un plan de trabajo a un año y detalle de sus cuentas bancarios.

Además, con otra resolución, en este caso en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Productivo, Agricultura dispuso que toda venta al exterior de carnes tenga una Declaración Jurada de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC). El Gobierno apunta a controlar la subfacturación en las ventas externas y verificar el cumplimiento de acuerdos de precios y abastecimiento. Sin embargo, en el campo temen que esa DJEC abra la puerta al regreso de permisos para exportación que con Cristina Kirchner servían para controlar las ventas externas.

Según pudo saber LA NACION, la DGA modificará el sistema donde los exportadores de productos agrícolas autoliquidan los tributos como las derechos, pero también estímulos como los reintegros en el caso de los productos que corresponden, por un mecanismo donde la liquidación será por sistema. Se pasará de una autoliquidación a una liquidación por sistema con el denominado Sistema Informático Malvina.

“Con la información aportada por el exportador, el Sistema Informático Malvina calculará en forma automática los tributos y generará en forma sistémica la liquidación”, graficaron fuentes de la Aduana.

Según precisaron, “el objetivo final es facilitar el trámite” para los exportadores mientras, por su parte, la Aduana mejora su mecanismo de control.

En el organismo insisten que esos son los objetivos ya que, por ejemplo, para el tema de una eventual verificación de subfacturación hay otros mecanismos de detección. En rigor, aun con el actual sistema de “autoliquidación”, según aseguran, el mismo operador no puede hacer un desvío importante respecto de lo que declara.

Con el régimen actual, por ejemplo en materia de derechos de exportación, el operador selecciona el código correspondiente al mismo, la alícuota y la forma de pago. También se hace eso con el precio.

“Ahora se calculará por sistema, el sistema directamente”, señalaron fuentes del organismo. “Hoy hay autoliquidación, con el cambio habrá “liquidación por sistema”, agregaron desde Aduanas.

Según se precisó, las modificaciones que serán instrumentadas en los próximos días permiten modificar el sistema vigente donde los exportadores de productos agrícolas con DJVE autoliquidaban los tributos una vez presentada la DJVE. “El mecanismo que será reemplazado implicaba que en cada operación el exportador debía calcular los tributos correspondientes y esperar la verificación por parte de la DGA”, indicaron. Y agregaron: “La normativa en la que trabajan las autoridades de la DGA-AFIP implica desarrollar instrumentos que además de optimizar las funciones específicas en materia aduanera, favorecen la competitividad y la facilitación del comercio exterior, sin perder de vista los controles y la gestión de riesgo”.

Un consultor de empresas dijo a este medio que el cambio ya había trascendido en el sector y analizó: “Mucho no cambia. Todo exportador se calcula los derechos a ingresar y con eso no se jode. Ahora lo calculará el sistema sistematizando el cálculo. Eso no es discrecionalidad, es mejor control”.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *