Escuchar a Arturo Sosa, vacunas: otra grieta y cuidados



Escuchar a Arturo Sosa

Sería muy interesante que los que lideran la coalición de Juntos por el Cambio leyeran la nota de Elisabetta Piqué “Arturo Sosa, el papa negro” y prestaran especial atención a lo que este jesuita, licenciado en Filosofía y Teología y doctor en Ciencia Políticas, opina sobre el papel de la oposición en el drama de Venezuela. La oposición fragmentada en un momento como el que está pasando la Argentina es casi una traición, es una entrega al “vamos por todo”, leitmotiv de las acciones de la señora vicepresidenta y de sus acólitos. Ya no se habla del bien común, supongo que es porque fue superado por el bien individual de muchos de los que hacen política y aspiran a conseguir un cargo o ya lo han conseguido.

Sería muy esperanzador ver a la oposición junta pensando y haciendo por el bien común de los argentinos.

Humberto Solá Cánepa

hsola2@hotmail.com

Vacunas: otra grieta

Representantes de la OMS deberían exigir a la Comunidad Europea y a todo el mundo que toda vacuna aprobada, sea cual fuere su país de origen, pueda acceder al pasaporte sanitario, ya que estamos viviendo una pandemia y no alcanzarían tres o cuatro marcas para vacunar al mundo entero. Esto habla nuevamente de que es un tema político y no sanitario, creando nuevas grietas.

Nora Petralli

DNI 10.439.003

Cuidados

El Presidente, al informar el nuevo pase a fase 1 o, como lo llaman ahora, confinamiento por 9 + 2 días, aseguró que en ese lapso hay solamente tres días hábiles. Si, señor Presidente, para usted, sus funcionarios, los más de tres millones de empleados públicos nacionales, provinciales y municipales que cómodamente cada fin de mes cobran sus sueldo religiosamente, son nada más que tres días (diferenciando claro, a quienes desde el Estado le están poniendo el cuerpo a la pandemia), para el resto de la gran mayoría de los argentinos, es una semana y cuatro días que pierden de trabajar, porque si no lo hicieran, usted y esos tres millones y pico de empleados estatales no cobrarían su sueldo.

Señor Presidente, no nos tome por idiotas, no nos roben más vacunas, no diga que cuida nuestra salud, cuide la suya –al parecer no lo ha hecho muy bien–, porque a esta altura creo que nos tenemos que preguntar “quién cuida a quién”.

Enrique Di Fiori

enriquedifiori@fibertel.com.ar

Naipes marcados

El minucioso trabajo de investigación de Diego Cabot sobre las adjudicaciones en el plan de viviendas Casa Propia sacó a la luz otra mentira, el desmanejo de los fondos públicos y la corrupción. En las comunas oficialistas fueron favorecidos el 100% de los inscriptos. En las opositoras, el 30%. Han salido a comprar votos a como sea. Son créditos a 30 años a tasa cero. El rasero de Diego Cabot destapó como adjudicatario también a Amado Boudou, quien parece tener planes para construir sobre el médano que una vez habitó. De nuevo apareció la pompa Nac&Pop para anunciar otra mentira. Quizás en el mazo de este programa había otros naipes “marcados” para beneficiar en el sorteo a los candidatos cumpas. No olvidemos que compran con plata nuestra. Es posible que sea desde la Anses y que otro millar de jubilados no reciban su ajuste de sueldo por falta de fondos.

Cuánto descaro, cuánta soberbia y cuánta inmoralidad.

Patricio MacManey

DNI 5.597.906

Telemedicina

Si bien lo virtual lo podemos relacionar con lo moderno, tenemos que valorar algunas de sus deficiencias, que pueden dañar el objetivo fundamental de acercarse a la desteñida realidad que genera la pandemia que castiga al mundo. La virtualidad es útil como herramienta informática, pero no podemos decir lo mismo cuando hablamos de su uso en la educación, donde la presencialidad es sin duda alguna el mejor camino hacia el aprendizaje. La misma palabra lo dice: es la presencia del educador, más allá de otros trastornos frecuentes que se presentan, como el cansancio visual, la pérdida de concentración, que también son importantes. Hoy en la medicina se han reemplazado los métodos clásicos del examen del paciente por la telemedicina, en la cual se advierte la pérdida del vínculo médico-paciente y del conocimiento integral de la persona para llegar a un diagnóstico preciso. Esto da como resultado un proceso deficiente e incompleto. La virtualidad debe ser aplicada con inteligencia, pensando en este presente en el que aún no tenemos un cuadro completo del camino hacia la inmunidad.

Manuel Sarrabayrouse

manuel.sarrabayrouse@hospitalitaliano.org.ar

Redes invisibles

El programa Redes invisibles se emite por la señal LN+ el domingo entre las 14 y 15. Lo encontré sin proponérmelo (ya empezado), pero verlo me obligó a escribir un elogio y una recomendación. Elogiar a la Fundación la nacion, que lo auspicia, y a los que realizan y editan un programa que seduce a quien lo ve a la vez que muestra una realidad digna de ser divulgada. Pude ver a dos jóvenes de origen muy humilde y sus esfuerzos por superar la pobreza y educarse con miras a un progreso útil para la sociedad. El joven se llama Fernando Maldonado, y de ella solo anoté su nombre, Griselda. Son dos historias similares, aunque en medios diferentes y con distintos orígenes. Postergué el almuerzo para poder ver las entrevistas, realizadas, editadas y reproducidas con una calidad excepcional. Y que revelan la importancia de las escuelas primarias y secundarias para el ascenso social de una infancia y adolescencia postergadas. En un canal de noticias, tal como se califica a LN+, y que lo hace muy bien, enfoques como el de Redes invisibles (y dos documentales, uno inglés y otro estadounidense) son dignos de ser recomendados.

Luis J. Grossman

luisjgrossman@gmail.com

En la Red Facebook

Vuelos. Por qué un pasaje en la Argentina puede salir el doble que en otro país

“Después dicen por qué aumenta todo. Refácil, todo impuestos. ¡Bajen los impuestos!”- Mario Lloveras

“Porque es empresa administrada por el Estado ineficiente”- Guillermo Marchese

“Porque la mitad del costo te la roba el Gobierno. Y la otra mitad es para mantener vagos y sus propios bolsillos”- Alberto Horacio Astorga

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *