Enzo Pérez, el improvisado arquero de River para jugar por la Copa Libertadores ante Independiente Santa Fe



El brote de contagios de Covid-19 que afecta a gran parte del plantel de River, incluidos los cuatro arqueros de la lista de 32 jugadores que decidió entregar el club pese a que tenía habilitados 50 cupos, obligaron al DT Marcelo Gallardo a improvisar al que lleva los guantes este miércoles en el Monumental, ante Independiente Santa Fe, por la quinta fecha de la Copa Libertadores. Sin autorización de la Conmebol para sumar a mitad de camino a quienes no fueron considerados en tiempo y forma, el debate reglamentario y el sentido común quedaron en segundo plano, y Enzo Pérez, se especula, termina inicialmente debajo de los tres palos. En las redes, ya se mostró con una selfie sonriendo delante del buzo que tiene su apellido y número.

No están disponibles Franco Armani, Enrique Bologna, Germán Lux y Franco Petroli. Tampoco Alan Díaz, que fue titular a último momento y la figura del equipo el domingo en la derrota por penales frente a Boca por la Copa de la Liga, o Agustín Gómez, por los que pidió la excepción la entidad millonaria. Entonces, River analizó las posibilidades que tenía en los únicos 11 jugadores que le quedan disponibles de la lista y probó a Pérez, que arrastra una distención muscular; Tomás Lecanda y Agustín Fontana.

En la entrada en calor, Pérez hace movimientos leves y se muestra con un dedo vendado en la mano izquierda, pero sin el buzo ni guantes. Sí, el mediocampista de 1,77m es uno de los pocos que se mueve dentro del área.

La planilla oficial del partido: River anotó como arqueros a tres jugadores.

De hecho, durante el juego es posible hacer variantes entre los jugadores de campo, por lo que no llamará la atención si el buzo cambia de dueño en algún momento entre ellos. Cada uno tiene su buzo. Desde el inicio, todo indica que el cerebro de River seguirá el juego detrás de sus compañeros.

¿Cuáles son las principales consignas que tiene “el arquero por un día”? Antes que nada, no salir en los centros. Después, no arriesgar nada, y eso incluye la indicación de que los defensores le deben pasar la pelota sólo a su mejor perfil. Y recordarles todos, a los gritos y permanentemente, que no dejen patear a los rivales. Pérez se preparó contrarreloj recibiendo indicaciones por teléfono de los especialistas del puesto, además de nutrirse de videos.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *